Viernes, 01 de diciembre de 2017

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Mañana se inicia el invierno meteorológico y vendrá acompañado de un recrudecimiento muy sustancial en la irrupción ártica marítima en la cornisa cantábrica. Va a ser un día muy complejo en cotas medias por el importante descenso de la cota de nieve, que no quedará lejos incluso del nivel del mar (puntualmente) durante la segunda mitad del día en Guipúzcoa. Todo ello debido al flujo de norte, auspiciado en parte por la localización del anticiclón subtropical al noroeste. De este modo, una significativa línea de inestabilidad se abrirá paso hacia el interior peninsular desde el Cantábrico.

El análisis de mañana, por estar centrado en las precipitaciones de carácter sólido, se va a centrar fundamentalmente en las temperaturas y el viento. En cuanto a lo primero, vamos a diferenciar algunos niveles verticales. A 500 hPa se va a producir un súbito descenso en las temperaturas durante esta próxima madrugada. En apenas 12 horas la temperatura a este nivel (unos 5.400 metros) se va a desplomar más de 10ºC. Vamos a tener en el Cantábrico oriental hacia las horas centrales del día, temperaturas a tal nivel de hasta -36ºC. Además de nieve en cotas muy reducidas, no se descarta la presencia de granizo fruto del notable gradiente vertical. Pero además, también tendremos un importante gradiente horizontal, pues en Asturias, la temperatura a 500 hPa será superior en más de 10ºC a la del País Vasco. Muy destacable, asimismo, el descenso de temperatura en Baleares durante la tarde, con hasta -38ºC a este nivel.

La superficie de 850 hPa es otro nivel atmosférico importante en lo referido a la cota de nieve. Los cambios no son tan súbitos como en niveles superiores por la acción de la humedad relativa, entre otros factores. Empero, el descenso será acusado y de mayor extensión horizontal a través del Cantábrico. Hacia las horas centrales del día, en este nivel (unos 1.450 metros en este caso), la temperatura será de unos -4ºC generalizados en el Cantábrico, extendiéndose progresivamente a través del Sistema Ibérico y submeseta norte, llegándose a los -6ºC en el sector oriental del Cantábrico. También en el archipiélago balear podrían alcanzarse estos -4ºC, especialmente desde la tarde-noche. Entre los 850 hPa y la superficie, el panorama es considerablemente irregular y se debe atender a las características orográficas, al viento y a la humedad relativa.

En lo relativo al viento, hemos de destacar la componente norte. Este flujo va a ir imponiéndose desde el Cantábrico por la mañana hasta el resto de la Península por la tarde, permitiendo que la nieve se adentre hacia el interior de la submeseta norte a través de Burgos. También en el Sistema Ibérico. Esta componente derivará en cierzo en la depresión del Ebro, siendo ostensible desde Tafalla y Calahorra (Navarra y La Rioja) hacia la cuenca media y baja, haciendo divergir a la masa de aire y mermando la inestabilidad.  El viento será ciertamente marcado en el litoral, si bien hacia el interior puede ser menor, favoreciendo incluso la existencia de inversiones térmicas a primeras horas y permitiendo una mayor acumulación de aire frío. La humedad relativa en superficie oscilará entre el 70 y 90% en toda la Cordillera Cantábrica, siendo superior en niveles superiores.

Con todo lo expuesto, esperamos una cota de nieve en el Cantábrico oriental descendiendo desde los 700-800 metros a primeras horas hasta los 200-300 metros que podrían alcanzarse desde media tarde (valores relativos, dependientes de la intensidad de las precipitaciones entre otros aspectos). La cota de nieve iría subiendo hacia el oeste hasta unos 500 metros. En la submeseta norte (Burgos especialmente, también Palencia y ladera norte del Sistema Central, en menor medida) la nieve podría aparecer a cualquier cota, al igual que en el Sistema Ibérico. En Baleares, la cota de nieve se iniciaría en torno a los 800-900 metros, descendiendo durante la tarde-noche hasta los 200-300 metros, reduciéndose la inestabilidad.

Nivel 1 por nevadas desde los 500 metros en la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico (correspondiente a la cabecera del Duero), País Vasco, Navarra y Pirineos occidentales. Podrán acumularse 10 cm entre 500 y 800 metros y hasta 25 cm desde 800 metros (espesor que podría aproximarse a los 45 cm en cotas elevadas). La cota de nieve podría descender de los 300 metros en el Cantábrico oriental. Nivel 1 por nevadas, a su vez, en la sierra de Tramontana (Mallorca), desde los 600 metros, pudiéndose acumular entre 10-15 cm, especialmente desde los 800 metros. No se descarta el granizo de pequeño tamaño.

Nivel amarillo por nevadas en el resto de Pirineos y Sistema Ibérico, así como al norte y este de la submeseta norte. En estos puntos podrá nevar prácticamente a cualquier cota, registrando alrededor de 10 cm (variando espesores dependiendo de la orientación, altitud, etc).


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s