Domingo, 25 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen2.png

Análisis de la inestabilidad.

La profunda borrasca que ayer mencionábamos al norte de la Península, está desapareciendo a lo largo de la tarde de hoy sábado, mientras que la borrasca secundaria que se ha formado durante esta mañana frente a Cataluña se irá desplazando hacia Mediterráneo. Como resultado de la posición de esta última borrasca y del anticiclón de las Azores al oeste peninsular, se canalizará a través del Cantábrico un importante flujo de vientos de noroeste, de componente marítima. Este hecho propiciará la persistencia de las precipitaciones en el sector, que pueden ser muy significativas. A esta situación, se le añade el tránsito de una pequeña perturbación en el frente polar desde el Atlántico hacia el suroeste peninsular, con un aumento de la inestabilidad en este cuadrante, que desaparecería prácticamente de cara a la tarde.

La inestabilidad más acusada se concentrará al norte de Mallorca durante la próxima madrugada, en la sierra de Tramontana, y especialmente en el Cantábrico. En el Archipiélago, los valores de agua precipitable en tramos horarios se situarán en unos 16-20 mm, mientras que en el extremo norte persistirán en torno a los 16-18 mm en tramos horarios. En referencia a la inestabilidad que afectará al cuadrante suroeste, se esperan en los momentos de mayor inestabilidad, por la mañana, unos 16-18 mm en tramos horarios, mermando considerablemente desde las horas centrales. Además, la temperatura a 850 hPa rondaría en el norte los -1/-2ºC, especialmente durante la primera mitad del día, incrementándose por la tarde.  A niveles superiores, a 500 hPa, tendríamos -28ºC por la mañana. Por consiguiente, la cota de nieve se mantendría por la mañana en el sector central del Cantábrico en torno a los 700-800 metros, ascendiendo posteriormente por encima de 1.300-1.400 metros. Las nevadas en cotas medias y altas puede ser importante, pudiéndose acumular de 10 a 15 cm por encima de 1000 metros e incluso 50 cm por encima de 1.400 metros.

En cuanto al viento, hemos de destacar su importante reducción respecto a la jornada de hoy, debido a que el gradiente barométrico será mucho menor, por deshacerse la borrasca que hoy se localiza al norte, por desplazarse al Mediterráneo la citada baja secundaria y por no ser contundente la onda que atravesaría el cuadrante suroccidental. No obstante, en relación a esta baja con desplazamiento hacia el Mediterráneo, prestamos atención al entorno de Baleares, esperando rachas de viento que podrían alcanzar los 100 km/h de madrugada. En el litoral cántabro, el viento soplará con intensidad, con rachas de 80 y puntualmente 90 km/h. Viento del noroeste, componente que predominaría en prácticamente toda la Península, principalmente durante la tarde.

Nuevamente, la energía disponible no será destacable en la jornada venidera, ciertamente algo más presente en el litoral cántabro, donde no descartamos actividad eléctrica asociada a los chubascos. En cuanto a la cizalladura, debido al tránsito de la corriente en chorro, bien definida, por la mitad occidental de la Península, encontramos aquí los valores más excelsos, con 30-40 m/s en los 6 primeros kilómetros, con sentido noroeste-sureste.

Nivel 2 por nevadas importantes, que en 24 horas pueden acumular hasta 50 cm por encima de 1.300-1.400 en elsector central de la Cordillera Cantábrica.

Nivel 1 por nevadas que pueden registrar 10-15 cm por encima de 900-1.000 metros y 20-30 cm por encima de 1.000-1.300 metros. Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 30-40 mm en la sierra de Tramontana en Mallorca y Grazalema en Cádiz, así como 50-60 mm en Cantabria, este de Asturias y Vizcaya.

[A 20:30 horas del 24 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Sábado, 24 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Diapositiva1

Análisis de la inestabilidad.

Tras un largo período inestable que se inició a finales del mes de febrero, el anticiclón de las Azores emergió por el Atlántico y estabilidad ha estado presente en la Península en estas últimas jornadas. Sin embargo, dicho anticiclón dista de ser robusto y, de hecho, ya se encuentra al noroeste de la Península una nueva borrasca que ha sufrido un proceso de ciclogénesis explosiva, a la par que la vaguada en la que se encuentra embebida ganará longitud. Esta próxima madrugada, su frente asociado irá recorriendo el centro peninsular en dirección sudeste, dejando lluvias moderadas y un descenso térmico. A todo esto se le suma la formación de una borrasca secundaria frente a la costa de Cataluña y Baleares, lo que supondrá una inestabilidad más acusada en ese entorno, además de incrementarse el gradiente bárico en el solar peninsular, soplando el viento intensamente. Destacar, por último, la llegada de la iso -30º a 500 hPa y de la iso -2º a 850 hPa a buena parte del país, significando esto un importante descenso de la cota de nieve.

Al paso del frente, los valores de agua precipitable serán de unos 16 a 20 mm en tramos horarios, valores que podrían experimentar un aumento en Andalucía, pero que mermarán bastante tras su paso. Empero, se mantendrán valores en torno a los 16 mm en tramos horarios en la costa norte del país y, sobre todo, en el entorno de la costa de Cataluña y Baleares, donde durante buena parte del día aguantarán valores alrededor de los 20-24 mm en tramos horarios. El perfil vertical exhibirá, en este último entorno, un contenido higrométrico bastante significativo, con valores cercanos o alcanzando la saturación en prácticamente todos los niveles. Así pues, se esperan precipitaciones moderadas al paso del frente esta próxima madrugada, que podrían reactivarse en Andalucía, pero, sobre todo, en Cataluña y Baleares, donde las precipitaciones pueden ser fuertes y persistentes a partir de primeras horas de la mañana. Los chubascos post-frontales afectarán especialmente al norte peninsular y, dado que la cota de nieve se encontrará baja, se pueden acumular espesores considerables.

Como hemos apuntado en el párrafo introductorio, el acercamiento de la profunda borrasca, así como la formación de una borrasca secundaria en el Mediterráneo serán factores coadyuvantes para que el viento vuelva a soplar con mucha intensidad en el solar peninsular. En general, con el paso del frente, se esperan rachas que podrían alcanzar los 70 e incluso 80 km/h puntualmente. Posteriormente, las rachas más intensas se encontrarán en la costa norte, donde se podrán superar los 90-100 km/h puntualmente debido a que el vórtice de la borrasca transitará cercano a la costa, en el este peninsular, y en Baleares a la tarde. Además, el germen de la borrasca en el Mediterráneo contribuirá a la entrada de vientos de origen marítimo en la costa catalana, e incluso la formación de una línea de convergencia mar adentro, que podrá contribuir al desarrollo de tormentas en el sector.

La energía disponible será escasa. Se prevén valores cercanos a los 500 j/kg en la costa norte y, a partir de la tarde, se esperan dichos valores en puntos de la mitad este. En el entorno catalán y balear, los valores más altos se esperan al sur de la isla de Ibiza, con valores de hasta 700 j/kg pero que decrecerían rápidamente. No obstante, el contenido higrométrico, así como la presencia de la mencionada línea de convergencia podrán ser suficiente para que se de actividad tormentosa en el sector. Asimismo, se espera actividad eléctrica, de forma más puntual, en la costa norte y en puntos del este, preferiblemente montañosos, con la llegada de los chubascos post-frontales. Los valores de cizalladura en los primeros seis kilómetros y de helicidad en el primer kilómetro en la costa de Cataluña hacen que no sea descartable una cierta organización de las tormentas e incluso la formación de alguna manga marina.

Nivel 2 por precipitaciones fuertes y persistentes que afectarían a la costa catalana, con acumulados de 80 mm en 12 horas y posibilidad de mangas marinas.

Nivel 1 por nevadas que podrían acumular un total de 20 cm a partir de unos 800 metros en sistemas montañosos del norte peninsular. Nivel 1 por vientos fuertes que afectarán a la mitad este especialmente, donde se podrán superar rachas de 80 km/h, pero especialmente en la costa del norte del país, donde las rachas estarían cercanas a los 100 km/h. Nivel 1 por lluvias que podrían acumular 30 mm en una hora en Cataluña y Baleares.

Nivel amarillo por vientos fuertes que podrían alcanzar los 70 km/h en buena parte de la mitad este peninsular.

[A 21:37 horas del 23 de marzo de 2018]

Martes, 20 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen2.png

Análisis de la inestabilidad.

A lo largo de toda la jornada, venimos insistiendo en redes sociales de la complejidad que presenta la próxima madrugada. Tras el paso del frente que anunciábamos recorriendo el solar peninsular de norte a sur, se ha impuesto un flujo de vientos de noroeste en el Cantábrico, con recorrido marítimo, que lo que propicia es la gestación de chubascos en toda la vertiente cantábrica. Puesto que las temperaturas a todos los niveles son reducidas, dichos chubascos asocian nieve en cotas bajas, así como granizo. Durante esta próxima madrugada, el flujo de norte será uniforme, generándose una sobresaliente retención o lake effect en toda la cornisa cantábrica, con nevadas abultadas desde cotas medias especialmente. También prestamos mucha atención al sector central de Cataluña. El flujo de cierzo y especialmente tramontana, propiciará un incremento de la vorticidad relativa en niveles inferiores, pudiendo desarrollarse un área de bajas presiones con desplazamiento hacia el archipiélago balear.

Resulta lógico hallar los valores más elevados de agua precipitable en el litoral catalán y Baleares, por la presencia de un mar más cálido. Aquí tendremos pues, valores de agua precipitable en tramos horarios de 12-16 mm, especialmente a primeras horas de la madrugada. No obstante, en el Cantábrico esperamos una mayor homogeneización en el contenido higrométrico, por la recurrencia y efectividad del flujo de norte, marítimo, sobre el prelitoral. En toda esta franja del norte, entre el litoral y la Cordillera, la troposfera en conjunto se hallará saturada por lo general, especialmente en el sector oriental del Cantábrico, con una tropopausa claramente hundida a nada menos que 400 hPa. Hemos de hablar de temperaturas muy reducidas esta próxima madrugada en los niveles medios, con hasta -4/-5ºC a 850 hPa (unos 1.400 metros) e incluso -35ºC en el Cantábrico oriental. Cabe esperar pues, una cota de nieve por lo general en 300-400 metros, bajando puntualmente a 100 metros debido a la bolsa de aire frío asociada a los chubascos. No descartamos un día más, el granizo de pequeño tamaño, especialmente en el litoral.

El flujo de norte, como insistimos, será notable en toda la cornisa cantábrica, generando la citada retención en toda la vertiente, con inestabilidad continuada a lo largo de toda la madrugada. Este flujo podrá extenderse por la mayor parte de la Península a lo largo del día, concentrando cierta inestabilidad en la vertiente norte del Sistema Central y Cordillera Prebética. En el caso de Cataluña y Baleares, será el flujo de tramontana y cierzo el factor noticioso, soplando con intensidad y logrando desarrollar una meso-baja que inestabilizaría de forma significativa el sector.

No será acentuada la energía convectiva, pero si el gradiente térmico vertical debido a valores de temperatura a 500 hPa de -30/-35ºC. Debido a este hecho, no es descartable la presencia de cierta actividad eléctrica en la vertiente cantábrica, especialmente hacia el litoral, también en Baleares. Igualmente no se descarta, como se ha comentado, la posibilidad de que acontezca granizo de pequeño tamaño.

Nivel 2 por nevadas persistentes en toda la cornisa cantábrica, que pueden acumular 30-35 cm por encima de 900 metros y 20-25 cm entre 600-700 metros.

Nivel 1 por nevadas que pueden registrar en la cornisa cantábrica 10-15 cm por encima de 500-600 metros y 5-10 cm por entre 400 y 500 metros. A 300 metros podrían acumularse 2-5 cm. En menor medida es extrapolable a la Ibérica riojana. En Cataluña, podrán acumularse 8-10 cm entre 600-700 metros. Nivel 1 por lluvias que pueden acumular 30-40 mm en 12 horas en el litoral central de Cataluña, Menorca y este de Mallorca.

Nivel amarillo por nevadas que pueden acumular 5 cm a cualquier cota en el norte del Sistema Central y por encima de 900-1.000 metros en la Cordillera Prebética.

[A 20:45 horas del 19 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Lunes, 19 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

La inestabilidad acusada que se ha concentrado en el sur peninsular, ha ido claramente a menos en el día de hoy. En la tarde del domingo se ha producido, por lo general, un impasse en la inestabilidad más acentuada. No obstante, hemos de mencionar la profunda depresión que en estos momentos se desplaza desde la Bretaña francesa hacia el Cantábrico. Dicha depresión generará una borrasca que asociará un frente frío que avanzará a lo largo de la jornada del lunes, de norte a sur. Un sistema frontal que dejará a su paso nevadas importantes en cotas reducidas del Cantábrico y sistemas montañosos del interior.

El frente frío acarreará valores de agua precipitable en torno a los 12-16 mm en tramos horarios inicialmente, en el norte. Conforme descienda en latitud, se incrementará el contenido higrométrico, pudiendo alcanzar los 16-20 mm. Mucha atención prestamos a las temperaturas a todos los niveles. Desde el mediodía, inmediatamente después del frente, incursionaría en la cornisa cantábrica la isoterma de -3/-4ºC a 850 hPa (a unos 1.350 metros), así  como la de -30ºC a 500 hPa (unos 5.350 metros), alcanzándose puntualmente los -34ºC. Este hecho implicaría un descenso importante en la cota de nieve, pudiendo situarse por la mañana y hacia la tarde-noche sobre los 300-400 metros. Tras el frente, y debido al gradiente térmico vertical ciertamente acentuado (así como al flujo de norte), podrán producirse chubascos de forma generalizada en el Cantábrico, sin descartar la presencia de granizo de pequeño tamaño.

El viento volverá a adquirir notoriedad durante la jornada del lunes. Dominará el suroeste con anterioridad al paso del sistema frontal, rolando y confrontando con noroeste con rachas puntualmente fuertes en prácticamente cualquier punto. En todo el sector mesetario podrán sobrepasarse los 50-60 km/h, arreciando igualmente en el Cantábrico, generándose una advección marítima, así como en el entorno de la desembocadura del Ebro. En las citadas regiones se podrán superar los 80 km/h.

En esta jornada no tendremos valores de energía destacables. Sin embargo, el gradiente térmico vertical en el norte, debido a temperaturas a 500 hPa de hasta -34ºC, así como a unos reducidos valores de CAPE, podrán desarrollar chubascos en todo el litoral cantábrico, con nevadas en las cotas citadas y granizo de pequeño tamaño (en este último caso a cualquier cota).

Nivel 1 por nevadas en toda la cornisa y Cordillera Cantábrica, así como en Pirineos. Estas nevadas por encima de 700 metros podrán acumular 10 cm y hasta 20-30 cm por encima de 1.000-1.200 metros. En la vertiente norte del Sistema Central podrán acumularse 10 cm por encima de 1.000 metros y hasta 20-30 cm en cumbres. En la Cordillera Prebética podrá registrarse un espesor de 10 cm por encima de 1.300 metros.

Nivel amarillo por nevadas que podrán registrar 3-5 cm por encima de 500-600 metros en la cornisa cantábrica y estribaciones del Sistema Central y Cordillera Cantábrica. En el Sistema Ibérico podrán registrarse 10-15 cm, especialmente en el entorno de la Sierra de la Demanda y Serranía de Cuenca (por encima de 900-1.000 metros). En el resto de las Cordilleras Béticas, podrán acumularse unos 5 cm por encima de 1.200 metros durante la tarde. Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 30-40 mm en el resto de la Cordillera Cantábrica y, en menor medida, al sur de Castilla-La Mancha.

[A 20:20 horas del 18 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Sábado, 17 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Sigue predominando en latitudes reducidas del Atlántico norte, un régimen de circulación zonal dominada por un chorro que presenta, en la jornada de hoy viernes, una notable vaguada centrada en la Península y que alcanza con su vértice la Cordillera del Atlas. Este desplazamiento al sur de la circulación general está motivado, en parte, por el aislamiento de un embolsamiento de aire subtropical en el entorno del mar de Noruega. Pero mañana sábado, se producirá una normalización del chorro en el paralelo de la Península, tendiendo a presentar un flujo más zonal. Este hecho se verá acompañado por dos fluctuaciones en el frente polar. La primera de ellas se producirá durante la primera mitad del día, asociándose un sistema frontal cálido que generaría nevadas en cotas medias o relativamente bajas del centro; y la segunda y más contundente, derivando en una meso-baja, asociaría un frente frío que desencadenaría precipitaciones notorias en la mitad sur peninsular con nevadas en los sistemas montañosos, en este caso durante la segunda mitad del día.

Sin duda, el Sistema Central marcará los límites de la mayor inestabilidad, centrándose los valores más sobresalientes de agua precipitable hacia el sur. Así, durante la primera mitad del día, tendríamos valores de agua precipitable de unos 16-20 mm en tramos horarios en toda la mitad sur y, durante la tarde, de hasta 24-32 mm en el occidente andaluz, esperando precipitaciones muy eficientes especialmente en los Sistemas Béticos (y más específicamente en Grazalema). En cuanto a las temperaturas en niveles medios, cabe destacar que rondarían los 0/-2ºC (a 850 hPa) en toda el área mesetaria a primeras horas del día, cabiendo esperar una cota de nieve de unos 900 metros, ascendiendo progresivamente. En los Sistemas Béticos la presencia de aire frío (salvo en el Sistema Prebético por la mañana) será menor, con una cota de nieve de unos 1.300-1.500 metros, pero con precipitaciones importantes.

Volverá el viento a ser noticia, especialmente en el sur y suroeste de Andalucía durante la segunda mitad del día. La meso-baja citada irrumpiría por la tarde-noche desde Portugal al sur de Extremadura. Este hecho acarrearía fuertes rachas de viento de suroeste que pueden sobrepasar los 90-100 km/h en toda la cuenca baja del Guadalquivir, pasando posteriormente a los Sistemas Béticos. Previamente a ello, viento de suroeste en la mayor parte de la Península, rolando a oeste-noroeste desde el noroeste. Podrá originar, asimismo, rachas puntualmente fuertes especialmente en los sistemas montañosos.

No se espera una gran proporción de energía convectiva para esta jornada en general. Sin embargo, no podemos descartar del presente análisis, a juzgar por la concentración de energía y especialmente por la cizalladura a todos los niveles (descendiendo de 30 a 20 m/s en los 6 primeros kilómetros), la posibilidad de que acontezcan de manera aislada episodios tornádicos en el cuadrante suroccidental hacia la tarde-noche y noche. La cizalladura, además, será elevada en el conjunto peninsular, con valores de 30 a 45 m/s en el espesor señalado.

Nivel 2 por nevadas que pueden registrar 15-20 cm por encima de 1.500 metros en las sierras de Alcaraz y Segura (mayor espesor en cumbres). Nivel 2 por lluvias que pueden registrar 100 mm en la sierra de Grazalema.

Nivel 1 por nevadas que por encima de 1.000 metros pueden registrar 8-10 cm en el Sistema Central (centrados en la vertiente norte en el caso de Guadarrama y Somosierra) y Sistema Ibérico (ramal de Albarracín/Serranía de Cuenca). En el caso de los Sistemas Béticos, esperamos dicho espesor por encima de 1.300 metros. Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 40-50 mm en 24 horas en el resto de los Sistemas Béticos y, en menor medida, en los Montes de Toledo.

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 30-40 mm en Extremadura, sur de Castilla-La Mancha y la mayor parte de Andalucía. Nivel amarillo por nevadas que pueden registrar 2-4 cm por encima de 900-1000 metros en Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid.

[A 21:15 horas del 16 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Miércoles, 14 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Una nueva borrasca de gran envergadura extenderá su radio de acción hasta la Península en la jornada de mañana miércoles. Dicha borrasca, cuyo núcleo de 970 hPa se localizará al noroeste de Galicia y oeste-suroeste de Irlanda, asociará un gran frente frío, muy activo, que atravesará la Península, afectando especialmente al oeste y centro desde las horas centrales del día, con inestabilidad previamente a su paso centrada fundamentalmente en los sistemas montañosos.

El mayor contenido higrométrico lo localizaremos al sur del Sistema Central, con valores de hasta 24-26 mm de agua precipitable en tramos horarios en Extremadura y próximos a los 28 mm en el sector occidental de Andalucía. Será menor esta proporción en el norte y centro, siendo las precipitaciones, no obstante, efectivas. Los valores de agua precipitable aquí serían del orden de 16-20 mm. En relación a la humedad relativa, cabe destacar la saturación de los niveles medios asociada al paso del sistema frontal. Un frente que, a su vez, implicaría un descenso en la temperatura, especialmente en el cuadrante noroccidental. Será en este sector cuando durante la tarde y tarde-noche se tengan temperaturas del orden de los 1-3ºC a 850 hPa (unos 1.300 metros). En estos tramos horarios podrían penetrar algunas líneas de inestabilidad por este cuadrante peninsular, por lo que pueden acontecer nevadas, especialmente desde los 1.200 metros.

El viento será un factor muy noticioso en esta jornada. El mapa de avisos no hace referencia a ello, pero es preciso destacar las fuertes rachas que pueden tener lugar especialmente al norte del Sistema Central, con hasta 90-110 km/h, más intenso incluso en áreas montañosas de la Cordillera Cantábrica. Un viento que sería de sur o sur-suroeste previamente al paso del frente, rolando a suroeste u oeste-suroeste tras el mismo. En el caso del Cantábrico, es probable que se produzca una galerna entre el sur-sureste inicialmente y el poniente que se iría instaurando desde el sector occidental hasta el oriental.

La energía que asociaría el frente sería reducida, con apenas 100-200 j/kg en Extremadura eminentemente, donde no se descarta cierta actividad eléctrica. Más acentuada sería la CAPE durante la tarde en la mitad occidental de Galicia, donde no descartamos actividad eléctrica y granizo de pequeño tamaño asociado a los chubascos post-frontales. La cizalladura rondaría los 30-40 m/s en buena parte del solar peninsular debido a la confrontación de masas de aire asociada al sistema frontal.

Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 60-80 mm en 24 horas en el sector central de la Sierra de Gredos y, en menor medida (50-60 mm), en el resto del sistema montañoso.

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 30-40 mm especialmente en el sector suroccidental de Galicia (puntualmente el acumulado sería superior) y sur, en parte de Extremadura (especialmente en sus confines orientales), oeste de Castilla-La Mancha, Sierra Morena, Sistemas Béticos occidentales, Sistema Central, Ibérica riojana y Pirineos. En los Montes de León y Cantábrica occidental pueden registrarse 10 cm por encima de 1.500 metros en la segunda mitad del día.

[A 20:45 horas del 13 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Sábado, 10 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Diapositiva1

Análisis de la inestabilidad.

La jornada transcurrirá de una forma bastante similar a la anterior. En algunos puntos de la península los pluviómetros se acercan a los quince días registrando precipitación. Como en los anteriores días, la circulación zonal será la protagonista, aunque en este caso este protagonismo irá siendo acaparado por una potente y profunda borrasca (970hPa en su centro) que se irá acercando al noroeste de Galicia como comentábamos ayer.

A lo largo del día la borrasca asociará un frente frío que pasará de W a E y varias líneas de inestabilidad. En la topografía absoluta de 500hPa (unos 5500 metros de altura sobre el nivel del mar aproximadamente) podemos apreciar la entrada de una masa de aire más fría, de entorno a los -26ºC, mientras que a unos 1500m de altura aproximadamente (topografía absoluta de 850hPa) nos encontraremos unas temperaturas que oscilarán entre los 4ºC y los 8ºC. Teniendo en cuenta estas temperaturas, la cota de nieve aún permanecerá elevada.

La carga higrométrica será menor que en la jornada anterior, pudiéndose alcanzar en su pico máximo unos 24-26mm en la parte más occidental de Andalucía durante las primeras horas, 16-20mm en la parte más occidental de Galicia y entre los 12mm y los 20mm en el resto de la península. Como decíamos antes, esta carga higrométrica será inferior a la de la jornada anterior, por lo que la efectividad de las precipitaciones también lo será en cierto modo.

El viento será también un factor a tener en cuenta en prácticamente toda la península, el acercamiento de la borrasca a Galicia aporta un fuerte gradiente barométrico, lo que generará fuerte viento de SW en gran parte de la península, en especial en el cuadrante nordeste, y en estribaciones de las béticas. El disparo orográfico en Sierra de Gredos y Grazalema será también importante, en la cara sur de ambas sierras no se descarta que la precipitación pueda superar los 100mm en 24h.

La energía no será especialmente relevante, aunque se pueden dar valores de CAPE en el W peninsular de unos 400-600 J/Kg y puntualmente se pude superar ese valor en el cuadrante NE peninsular, por ello no se descarta actividad convectiva en estas zonas. La cizalladura rondaría los 20-25m/s con algún pico aislado de unos 28m/s. De forma muy aislada no se descarta la formación de alguna manga marina o tornado en la provincia de Cádiz y este de Huelva, repetimos, de forma muy aislada, como es típico de estas situaciones.

Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 80-100 mm en 24 horas en la vertiente sur de la Sierra de Gredos y Sierra de Grazalema, no se descarta que se supere la barrera de los 100mm. En Pontevedra, cara sur de Sierra Morena y cara sur del pirineo aragonés y oeste del catalán por cantidades que pueden rondar los 50-80mm en 24h

Nivel amarillo por lluvias que en 24 horas pueden registrar 30-50 mm en el oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía, este de Extremadura, Sistema Central y oeste del Sistema Ibérico. Rachas de viento que pueden superar los 70km en amplias zonas peninsulares, como  zona sur de Granada, Almería, gran parte de Murcia, oeste de Albacete, gran parte de Ciudad Real (sobre todo el este), Sistema Central, Ibérico, Pirineo occidental, Galicia, Montes de León y Cordillera Cantábrica. En estas tres últimas zonas no se descarta que las rachas puedan superar los 110/130 km/h.

Viernes, 9 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Nueva jornada de inestabilidad generalizada en la vertiente atlántica peninsular. En algunos puntos será el undécimo día consecutivo registrando precipitaciones. Nuevamente, la inestabilidad se deberá a una circulación zonal a baja latitud, experimentando la corriente en chorro una amplia vaguada en la cuenca atlántica oriental. Dicha vaguada asociará una borrasca que mañana adquiriría una presión mínima ligeramente inferior a 970 hPa al noroeste de Galicia. Desde esta posición, se generaría una nueva advección subtropical húmeda (de suroeste), acrecentando notablemente la inestabilidad, especialmente en los sistemas montañosos occidentales.

Desde la posición citada, la borrasca asociará un sistema frontal cálido precedido de otro frío, avanzando de oeste a este. El agua precipitable, debido al gran contenido higrométrico por el flujo subtropical, será notable, avanzando de oeste a este. Así, en Galicia tendríamos valores de 26-28 mm en tramos horarios de la primera mitad del día y, posteriormente en Extremadura y oeste de Andalucía. En este último sector podrían alcanzarse incluso los 35 mm de agua precipitable desde el mediodía, deduciéndose gran efectividad en las precipitaciones. Valores de hasta 24-26 mm se internarían en el centro peninsular a media tarde.

El viento sería de sur en la totalidad de la vertiente atlántica durante toda la jornada. Este hecho propiciaría un gran disparo orográfico especialmente al sur de Gredos, también en Grazalema. Rachas de viento que pueden ser puntualmente fuertes en puntos elevados y frente al litoral atlántico de Galicia. En niveles medios el flujo cambiaría rápidamente a suroeste.

La energía no sería especialmente elevada, no encontrando un gradiente térmico vertical especialmente significativo. En puntos de Extremadura, sur de Galicia y extremo occidental de Andalucía, empero, no descartamos cierta actividad convectiva, encontrando valores de CAPE, eso sí, reducidos, de entorno a 200-400 j/kg. La cizalladura, por su parte, rondaría los 20-25 m/s en los 6 primeros kilómetros de espesor.

Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 80-100 mm en 24 horas en la vertiente sur de la Sierra de Gredos y Sierra de Grazalema. En el caso de Pontevedra y Sierras de Aracena y  norte de Sevilla, esperamos registros de 50-70 mm en 24 horas.

Nivel amarillo por lluvias que en 24 horas pueden registrar 30-50 mm en el oeste de de Castilla-La Mancha y Andalucía, este de Extremadura, buena parte del Sistema Central y Montes de León.

[A 21:35 horas del 8 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Lunes, 5 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Mañana se iniciará una nueva semanacon un mayor índice de zonalidad en latitudes bajas. El sistema depresionario ha abandonado el entorno de Azores y se generará una extensa vaguada planetaria en el sector más oriental del Atlántico. Ante esta circunstancia, la Península quedará englobada por una corriente en chorro que tenderá de oeste-suroeste a oeste-noroeste. En cualquier caso, la mayor inestabilidad la volveremos a encontrar en la vertiente atlántica, especialmente en el suroeste de galicia, poniente andaluz y norte de Cáceres. Además, debido a esta componente de oeste-noroeste, las precipitaciones se distribuirán también al norte de los sistemas montañosos, destacando los Sistemas Béticos, con una cota de nieve en descenso.

El agua precipitable en tramos horarios sería ciertamente inferior a días atrás por mermar el flujo de suroeste. Tendremos valores de unos 12-16 mm en el centro-oeste, con picos próximos a 20-22 mm en Andalucía occidental. La inestabilidad se centrará especialmente durante la primera mitad del día, cuando los valores de humedad relativa en niveles medios oscilen entre el 60% y la saturación en amplios sectores peninsulares. Conforme avance la tarde, esta humedad se reduciría notablemente, especialmente en el cuadrante suroccidental. Se deberá a un mayor flujo de oeste que propiciaría una mayor sequedad y estabilidad.

Como insistimos, el régimen de vientos sería, durante la primera mitad del día, del tercer cuadrante, de suroeste. Un suroeste que a media tarde rolaría a poniente, pudiendo asociar rachas fuertes en Extremadura y puntos elevados de Andalucía. De este modo, durante la primera mitad del día, las precipitaciones se pueden concentrar especialmente en la vertiente sur de los sistemas montañosos, quedando distribuidas en ambas vertientes en la segunda mitad, más reducidas. Dado que las temperaturas a 850 hPa descenderían a unos 0-2ºC, la cota de nieve, especialmente en la Cordillera Cantábrica, puede descender a 800-900 metros, siendo más elevada cuanto más hacia el sur nos hallemos.

Los valores de CAPE rondarán, de manera heterogénea en Extremadura y Andalucía, los 500-700 j/kg. A ello se le una cizalladura en toda la mitad sur de hasta 30-40 m/s en los seis primeros kilómetros. Consecuentemente, no debemos descartar, al igual que hoy, algún episodio tornádico muy aislado durante la primera mitad del día en el sector occidental de Andalucía. Asimismo, destacamos la cierta actividad tormentosa que puede desencadenarse.

Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 40-50 mm en 24 horas en la Sierra de Grazalema. Nivel 1 por nevadas que pueden registrar 15 cm por encima de 1.300-1.400 metros en los Sistemas Béticos (especialmente Subbética).

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 20-30 mm en Pontevedra. Nivel amarillo por nevadas que pueden registrar 10-15 cm por encima de 1.200 metros en el sector occidental de la Cordillera Cantábrica, Sierra de Gredos y Pirineos.

[A 22:15 horas del 4 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Domingo, 4 de marzo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

La jornada dominical la podríamos seccionar en dos partes en cuanto a inestabilidad se refiere. Por un lado, tendremos lluvias relativamente importantes durante la próxima madrugada asociada a la pequeña ondulación en el campo de las isobaras que nos ha estado afectando hoy, especialmente en Extremadura. Unas precipitaciones que a priori irían mermando progresivamente. El segundo tramo del día lo podemos localizar durante la tarde, cuando una baja secundaria se desplace hacia el cuadrante noroccidental, todo ello con poniente-suroeste en altura que seguiría aportando humedad excelsa a la vertiente atlántica.

De este modo, tendremos dos máximos higrométricos en la mitad occidental, uno durante la próxima madrugada y otro desde la tarde hasta la noche. En ambos casos, el agua precipitable en tramos horarios sería del orden de 20 a 24 mm en Extremadura, más elevados en Andalucía occidental. Entre ambos periodos de tiempo, se instalará una masa de aire muy seco en niveles medios en todo el interior peninsular, con unos valores de humedad relativa inferiores al 20-30% incluso, a 700 hPa. En las horas centrales del día pues, predominará la estabilidad.

Va a predominar el suroeste durante la próxima madrugada en prácticamente toda la Península. En Extremadura, se notará en el régimen de vientos el paso del sistema frontal a altas horas de la madrugada, avanzando de oeste a este y generando una convergencia de vientos entre el poniente y el suroeste. Una convergencia asociada al frente que se desplazaría al centro a primeras horas de la mañana, debilitándose progresivamente. Posteriormente imperaría el poniente hasta que por la tarde se impusiera el sur, siendo especialmente notorio en Galicia, por situarse el mayor gradiente de presiones aquí.

No hallamos en esta jornada valores de energía potencial convectiva significativos. Tan sólo en el cuadrante suroccidental y probablemente en el litoral de Pontevedra pueda desarrollarse una muy discreta actividad tormentosa. La cizalladura sería inferior a la que encontrábamos días atrás, debido en parte a una corriente en chorro mucho menos contundente. De hecho pasaremos de un chorro a más de 250 km/h en la jornada de hoy a poco más de 80 km/h mañana. Como resultado, en los seis primeros kilómetros, la cizalladura sería del orden de 15 a 25 m/s durante la tarde.

Nivel 1 por lluvias que pueden alcanzar los 40-60 mm en 24 horas al norte de Cáceres (especialmente en la vertiente sur de Gredos), en la sierra de Grazalema y, en menor medida en Pontevedra.

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 25-30 mm en 24 horas en gran parte de Extremadura y Sierra Morena, así como en el extremo más occidental de Castilla-La Mancha. Nivel amarillo por nevadas que pueden registrar 10-15 cm por encima de 1.600 metros en Pirineos.

[A 22:10 horas del 3 de marzo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.