Lunes, 30 de abril de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

La vaguada que venimos tratando a lo largo de los análisis previos, ha posibilitado la formación de un pequeño sistema depresionario relativamente autónomo en el cuadrante noroccidental de la Península. En las próximas horas, progresivamente se diluirá en la vaguada en la que se inserta y que permanece ciertamente estacionaria sobre la Península. Ello implica que seguiremos bajo el dominio de la masa de aire polar, con unas temperaturas a todos los niveles muy reducida teniendo en cuenta que será el último día de abril. Los avisos emitidos para esta jornada son fundamentalmente por nevadas que pueden ser importantes en cotas medias y altas de la Cordillera Cantábrica.

Será considerable el contenido higrométrico en todo el perfil de la vertiente cantábrica. Dadas las fechas en las que nos encontramos, en las que tanto la temperatura marina como continental comienza a incrementarse, la capacidad que posee la columna de aire de albergar vapor de agua, se incrementa de igual manera. Así pues, el agua precipitable podría alcanzar valores de 12-16 mm en tramos horarios desde el mediodía, con valores de humedad relativa elevados en niveles inferiores. Especial importancia otorgamos a las temperaturas. A 850 hPa (unos 1.450 metros) tendremos valores de entre 0 y -2ºC y a 500 hPa alrededor de -26/-28ºC durante buena parte de la jornada. Téngase presente que la mayor parte de la inestabilidad la esperamos durante las horas centrales del día. Ante tal circunstancia, esperamos una cota de nieve de en torno a 900-1.000 metros, más reducida a primeras horas.

El viento tendrá un papel determinante en cuanto a la distribución temporal de la inestabilidad. Desde esta próxima madrugada hasta el mediodía, va a predominar con escasa incertidumbre, un poniente marcado en todo el Cantábrico a nivel superficial (en altura tendríamos nor-noroeste). Hacia el norte, la componente norte generaría una notable línea de convergencia que se iría desplazando de manera progresiva hacia el litoral. A primeras horas de la tarde, el flujo de nor-noroeste se habría impuesto en la mayor parte de la vertiente cantábrica, originando una retención más marcada entre el litoral y la Cordillera. Este hecho fomentaría el desarrollo de inestabilidad durante buena parte del día.

No será representativa la energía en esta jornada, sin embargo, las reducidas temperaturas en niveles superiores, sugieren la posible gestación de granizo de pequeño tamaño que afectarían a cualquier punto del litoral desde el mediodía. La cizalladura no será relevante de igual manera, dado que el chorro no atravesará este sector.

Nivel 1 por nevadas que por encima de 1.300 metros pueden registrar 15 cm y hasta 20-25 cm por encima de 1.500 metros en la Cordillera Cantábrica.

[A 21:00 horas del 29 de abril de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s