Fiabilidad predictiva, 16 de julio de 2018

En el análisis de la jornada del lunes, que adjuntamos a través de este enlace, indicamos, en el periodo de validez, que la mayor proporción de inestabilidad se desencadenaría durante la primera mitad del día, desde su mismo comienzo hasta la media tarde.

Focalizamos nuestra atención en dos sectores bien diferenciados: Cataluña especialmente (por su extensión principalmente) y en el Cantábrico central-oriental, así como en Pirineos. En menor medida, establecimos un nivel amarillo por riesgo bajo asociado a esta inestabilidad convectiva en parte de la submeseta norte, donde las tormentas se producirían más hacia las primeras horas de la madrugada.

A juzgar por las imágenes de radar y, sobre todo, los registros pluviométricos, consideramos que, en líneas generales, el pronóstico ha sido exitoso (con algunos matices en el norte). No obstante, toda participación crítica por parte de nuestros lectores será recibida con sobresaliente interés.

Las precipitaciones en Cataluña han sido muy acentuadas en diversos puntos, a destacar las provincias de Barcelona y Girona, donde los valores han rondado en algunos puntos los 40-50 mm, caídos todos durante la primera mitad del día, principalmente durante la mañana (entre las 6 y las 11 horas).

1.PNG

Registros de la red de estaciones automáticas de meteo.cat

También despunta el dato de 79.8 mm, muy puntual, en Sasseuva (Vielha-Lleida), en Pirineos, a más de 2.200 metros de altitud.

A vista de radar, podemos establecer una relación notable entre las precipitaciones que contempla a las 09:00 horas con las áreas que mayores registros presenta atendiendo al anterior mapa:

201807160700_r8ba.gif

Imagen del radar de Barcelona, de AEMET, a las 09:00 horas

Las tormentas se atuvieron a la propagación y desplazamiento pronosticado por nosotros en la jornada previa: desde el Pirineo de Lleida hasta el litoral nororiental, con desplazamiento suroeste-noreste. Acertado fue, igualmente, excluir parte de la provincia de Tarragona de los niveles de riesgo, debido a que de hecho, no se han registrado lluvias en muchas comarcas.

El caso del norte peninsular es algo más complejo. El aviso de nivel 1 emitido para Cantabria ha podido ser prescindible, pues han supuesto los 23.2 mm de Santander el registro máximo. únicamente hubiera sido menester establecer un nivel 1 en Guipúzcoa, ya que se han rondado en general, según las interpolaciones en base a las estaciones de Euskalmet, alrededor de los 30-40 mm en el extremo oriental, con picos (ya según la red de AEMET) de hasta 57.3 mm en el Aeropuerto de San Sebastián. Probablemente hayamos subestimado la repercusión que el flujo de noroeste acarrea en este sector fronterizo con Francia.

201807160500_r8ss.gif

Imagen de radar de Vizcaya a las 07:00 horas.

R41180716.jpg

Registros en 24 horas estipulados por Euskalmet

Anuncios

2 comentarios en “Fiabilidad predictiva, 16 de julio de 2018

  1. Gracias por este trabajo tan serio.
    Aunque yo creo que concededéis importancia excesiva a las precipitaciones en forma de lluvia. Y los aspectos tormentosos (como reza vuestro nombre) tienen otros componentes que pueden producir daños: la forma de llover
    (intensidad), el granizo, los rayos…..
    En cualquier caso excelente trabajo

    Me gusta

    • Muchas gracias!
      En la medida de lo posible tratamos de centrarnos en fenómenos más amplios, como las descargas eléctricas y el granizo, así como la intensidad de las precipitaciones. Siempre insistimos en que los fenómenos tormentosos si por algo se caracterizan es por su localización y por el análisis cualitativo que debemos llevar a cabo para determinar los niveles de riesgo.

      Por ello, siempre tratamos de introducir imágenes de radar para deducir ciertamente la intensidad de las precipitaciones en función de la densidad. Cuando se disponen de datos de “rain rate” también tratamos de matizarlo (lo hicimos en el caso de la extraordinaria tormenta que atravesó recientemente Zaragoza).

      Por tanto si, somos conscientes de que no sólo son relevantes los acumulados pluviométricos (porque si no, la generalización de los avisos no tendría mucho sentido). Pero si creemos que dan una idea fiel de la intensidad en conjunción con las imágenes de radar. Nos gustaría incidir aún más en estos datos de intensidad e incluso hacer un apartado de “fiabilidad predictiva” mucho más detallado, pero desgraciadamente nos faltan algunos medios y tiempo.

      Muchas gracias y un saludo cordial!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s