Jueves, 30 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

A lo largo de la jornada de mañana, la estabilidad irá ganando terreno en la mitad occidental peninsular. Sin embargo, existirá aun aire frío en altura, tanto más acentuado cuanto más al este. Asimismo, la configuración en el nivel de superficie favorecerá la entrada de vientos del este, con gran recorrido a lo largo de un Mediterráneo más cálido de lo habitual. Esto generaría una importante diferencia entre la temperatura en superficie y en niveles altos. Sería, pues, este remanente de aire frío, en conjunción con la configuración de vientos en superficie, el principal agente causante de las tormentas previstas para mañana en puntos de la mitad oriental peninsular, que se concentrarían en puntos de montaña y en el litoral de la Comunidad Valenciana.

La humedad relativa será francamente elevada a lo largo de todo el litoral de la Comunidad Valenciana, respondiendo al flujo de levante que mencionábamos. De este modo, se rondaría el 70-90% de humedad relativa en superficie desde la próxima madrugada, encontrando valores semejantes a 850 hPa. Este alto contenido higrométrico queda reflejado en los elevados valores de agua precipitable en este sector, rondándose los 40-44 mm en tramos horarios, especialmente por la mañana. De cara a la tarde, se incrementaría el contenido higrométrico en el litoral catalán, especialmente al norte, donde se podrían alcanzar los 40 mm de agua precipitable. En el entorno del Sistema Ibérico se prevén unos 24-26 mm, al igual que en el Sistema Bético. Las precipitaciones pueden ser bastante eficientes especialmente entre el litoral sur de Valencia y litoral norte de Alicante.

Como comentábamos, el viento desempeñará un importante papel en lo que al transporte de humedad se refiere. Desde la próxima madrugada, el levante incidirá de forma efectiva en el litoral de la Comunidad Valenciana, posibilitando precipitaciones desde primeras horas. Este viento de levante se adentraría a lo largo de la submeseta sur, sin esperarse convergencia. Por lo tanto, el mayor riesgo de tormentas se encontraría en los sistemas montañosos debido al efecto orográfico. No obstante, en Cataluña existe la posibilidad de que se produzca una convergencia de vientos sudeste-suroeste, no muy marcada, en el prelitoral. De darse esta convergencia, las tormentas en este sector podrán ser importantes, especialmente en las cercanías de Pirineos. En las Béticas, adquirirá relevancia el factor orográfico en el desarrollo de tormentas.

Existirá bastante energía disponible desde la próxima madrugada en el litoral de la Comunidad Valenciana, donde oscilaría entre los 1.600-1.800 J/kg e incluso superior puntualmente, mermando de cara a la tarde, cuando se espera que su distribución sea ciertamente homogénea en Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Sistema Bético, extremo oriental de la submeseta sur y Pirineo catalán, rondándose los 1.000 a 1.200 J/kg. La cizalladura será prácticamente inexistente en los primeros seis kilómetros, por lo que esperamos tormentas unicelulares con riesgo de causar inundaciones debido a su carácter estático.

Nivel 1 por lluvias persistentes y que pueden ir acompañadas de tormenta en el litoral sur de Valencia y norte de Alicante, donde pueden registrarse 50 mm en 12 horas.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que puedan registrar 15-20 mm en una hora.

[A 19:50 horas del 29 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Martes, 28 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

 

Imagen3

Análisis de la inestabilidad.

La depresión aislada en niveles altos que se sitúa hoy lunes en el oeste peninsular, en las próximas horas interaccionará con una vaguada del Atlántico norte provocando su reabsorción y convirtiéndose en una onda corta que en el día de mañana martes circulará en dirección suroeste – noreste por el cuadrante noroccidental. Este hecho inducirá un aumento en la vorticidad potencial en toda la mitad norte. Además, el gradiente térmico horizontal aumentará considerablemente respecto a días atrás. A media tarde, en el Cantábrico,  se impondrá la isoterma de 14ºC a 850 hPa mientras que en el valle del Ebro, la advección cálida provocada por los vientos de componente sur mantendrá aún temperaturas próximas a los 22-24ºC a dicho nivel. Un aliciente convectivo será también el gradiente térmico vertical, pues a 500 hPa está prevista la formación de una pequeña bolsa de aire frío de hasta -14ºC en su seno.

Uno de los factores más relevantes y que influirá notablemente en la convección será la humedad existente en el perfil vertical atmosférico mañana martes, puesto que está muy limitada. Gran parte de los modelos resuelven una humedad relativa en capas medias de entre el 40% y el 60%  antes de que se inicie la convección. Son valores discretos para que las masas de aire puedan llegar a condensarse. Este hecho puede frustrar la convección en algunas áreas. En capas bajas, a pesar de que entra levante, la humedad será muy baja, por debajo del 40%. En los pseudosondeos se observa una V invertida indicando sequedad en niveles inferiores. Las bases nubosas estarán situadas en torno a los 2.500 metros. En cuanto al agua precipitable, la entrada de levante aumentará los valores hasta alcanzar los 32 – 34 mm en el valle del Ebro. En el Cantábrico oriental, se espera un giro brusco en el viento a media tarde (galerna) que podrá elevar el contenido higrométrico hasta alcanzar unos 32-36 mm. Debido a lo mencionado en este párrafo, donde la convección pueda desarrollarse (más probable en las áreas bajo aviso), las precipitaciones podrían ser fuertes muy localmente. No se descartan, asimismo, corrientes de densidad sobresalientes, pudiendo derivar incluso en downburst.

En esta jornada esperamos tres sectores en los que existirá convergencia de vientos. Uno de ellos se encontrará en la cordillera Cantábrica. Allí confrontarán vientos del suroeste y norte que podrán disparar la convección junto con el propio disparo orográfico. Las dos restantes áreas las constituirían el Sistema Ibérico y la costa de Vizcaya y Guipúzcoa. En la primera confluirá un viento de levante, cálido y húmedo con los vientos de suroeste (secos). Este sector será uno de los principales iniciadores de convección en esta jornada. En las costas del noreste del País Vasco, el role de vientos durante la tarde a componente oeste y el viento de levante que llegará allí canalizado por la depresión del Ebro podrá forzar a ascender las masas de aire, además de una forma muy intensa, como algunos modelos indican. El viento que pueda producir las tormentas en este día puede ser muy intenso como comentamos. Las rachas de viento convectivas pueden alcanzar y superar con relativa facilidad los 60 – 80 km/h.

La energía será realmente destacable en el alto Ebro y áreas colindantes (Cantabria, norte de Burgos, La Rioja y País Vasco). En este sector la energía estará muy bien distribuida por todo el perfil. Se podrán alcanzar de forma generalizada los 1.700-2.000 j/kg con picos de hasta 2.500. Empero, donde esta energía jugará un papel importante debido a otros factores, será en País Vasco. Allí, las corrientes ascendentes de las tormentas podrán ser fuertes y alcanzar velocidades elevadas provocando turbulencia en el interior de la estructura convectiva. En Navarra, Aragón y el este de Cuenca y Guadalajara, la energía oscilará entre los 1.100 a 1.500 j/kg. La cizalladura del viento en la capa profunda alcanzará con facilidad los 20 m/s, localmente superior donde las células tormentosas puedan interaccionar entre sí. El viento cortante en el primer kilómetro alcanzará sin dificultad los 10 m/s. Valores realmente importantes. En cuanto a la capacidad de rotación que podrán tener las corrientes ascendentes (helicidad), en los primeros 3 kilómetros podrán alcanzarse 500 m2/s2 en el área de Navarra y comarca Cinco Villas (Zaragoza). En el primer kilómetro hasta 300-400 m2/s2 de forma generalizada tanto en Aragón como Navarra. En relación a estos parámetros, es muy probable que la convección sea organizada en puntos de Aragón y Navarra, dando cabida a fenómenos supercelulares de forma local, allí donde la humedad sea adecuada. El granizo en esta jornada hará acto de presencia en cualquier punto de la zona bajo aviso naranja, especialmente en País Vasco.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30 mm en una hora en País Vasco, Navarra, Aragón, este de Cuenca y Guadalajara y noreste de La Rioja. Asimismo por granizo de un diámetro máximo de hasta 4 cm y vientos convectivos de hasta 100 km/h. De forma local, estos umbrales pueden ser superados. 

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que puedan registrar 15 mm en una hora.

[A 20:20 horas del 27 de agosto de 2018]

Viernes, 24 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen 1

Análisis de la inestabilidad.

El pequeño embolsamiento de aire frío que hoy tenemos sobre el solar peninsular, mañana se reducirá tanto en extensión como en magnitud. No obstante, existirá en la jornada próxima una vaguada de notable extensión centrada en el mar del Norte y cuyo vértice se prolongaría hasta el Mediterráneo central. Ante tal circunstancia, el cuadrante nororiental de la Península se vería influenciado por esta estructura que incrementaría ciertamente el forzamiento dinámico, desarrollando actividad tormentosa, al igual que en la isla de Mallorca. Las cuestiones de índole orográfica tendrán importante repercusión en esta jornada.

Los valores de agua precipitable se incrementarían durante las horas vespertinas hasta los 34-38 mm en el litoral central-norte de Cataluña, hallando valores similares durante toda la jornada en el entorno de Baleares. El desarrollo de la inestabilidad no será especialmente amplio, reduciéndose, a priori, al centro-norte de Cataluña y la isla de Mallorca. La humedad relativa, a su vez, rondaría el 60-70% en los niveles medios-bajos, especialmente al norte de Cataluña, mermando de manera importante hacia el Ebro. También en Baleares la humedad sería inferior.

Un factor muy importante ha de ser tenido en cuenta en relación al comportamiento del viento: el orográfico. Va a predominar un flujo de noroeste, desviado al norte de Pirineos hasta derivar en tramontana en el entorno del Alt Empordà. Al mismo tiempo, se canalizaría cierzo a través de la depresión del Ebro hasta su desembocadura, con marcado carácter difluente en el centro de Aragón. Ante tal circunstancia, se generaría una pequeña área de bajas presiones hacia el oeste de Lleida, lo que generaría un flujo marítimo orientado a este sector. De este modo, tendremos vientos de sureste encauzados desde el litoral central de Cataluña, aportando la humedad anteriormente citada y disparo dinámico asociado a las convergencias de masas de aire que se formarían en el prelitoral de Barcelona y Girona. En el caso de Mallorca, el régimen sería de sur, pudiendo generar disparo orográfico en el norte de la Isla.

La energía sería reducida en este día y vendría determinada por estos vientos de componente marítima. Consecuentemente, los valores más importantes de CAPE los tendríamos en el litoral central de Cataluña y Mallorca, con apenas 900-1.100 j/kg, algo superiores en la sierra mallorquina. La cizalladura no sería muy notable, ligeramente mayor a la de días atrás debido a la proximidad de la vaguada citada en primer término. Se rondarían los 10-15 m/s en los seis primeros kilómetros, resultando en una cierta estaticidad por parte de las células tormentosas. No se descarta granizo de pequeño tamaño un día más, especialmente en el centro-norte de Cataluña.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20-30 mm en una hora en el centro-norte de Cataluña y Mallorca.

[A 19:35 horas del 23 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 23 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

En la jornada de mañana jueves, como en la de hoy, la configuración atmosférica que imperará sobre el solar peninsular estará marcada por la subsidencia subtropical en la mayor parte del espesor troposférico. Sin embargo, focalizando sobre el nivel de los 500 y 300 hPa apreciamos algunos detalles que podrán explicar el desarrollo de la actividad convectiva que pronosticamos para mañana. Por un lado, a 500 hPa, al igual que hoy, tendremos un pequeño embolsamiento de aire frío, muy insignificante, de unos -12/-13ºC. Por otro lado, a 300 hPa, tendremos una onda corta casi inapreciable y centrada sobre el centro-este de la Península. Todo ello, en combinación con la termoconvección característica de las horas vespertinas del mes de agosto, así como con las brisas marinas del área mediterránea, propiciará el desarrollo de la inestabilidad de claro cariz convectivo.

Las brisas marinas que más adelante abordaremos, provocarán un incremento en el contenido higrométrico de la vertiente mediterránea, especialmente al sur de la Comunidad Valenciana, donde los valores de agua precipitable rondarían los 32-36 mm. Serían de hecho mayores en el caso de las islas baleares y considerablemente inferiores hacia el Sistema Ibérico y submeseta sur. Sin embargo, entre la superficie y los 700 hPa, la atmósfera exhibirá un perfil no especialmente húmedo, a excepción del sector turolense del Sistema Ibérico, donde se rondaría el 50-60% de humedad relativa en niveles medios-bajos. En el resto de la vertiente mediterránea, en general, se oscilaría entre el 40 y 50% entre la superficie y los 850 hPa. No descartamos por consiguiente, la ocurrencia de algún reventón o downburst. A 700 hPa la humedad relativa se incrementaría notablemente.

En relación al flujo de vientos, huelga destacar la existencia de las brisas marinas típicas. Desde el mediodía, desde Cataluña hasta el sector oriental de Andalucía, tendríamos un flujo marítimo orientado hacia el interior, desencadenando convergencias especialmente en el litoral. Dichas convergencias serían especialmente manifiestas en el prelitoral catalán, valenciano y murciano hacia la tarde, también en Mallorca. En el caso de la Ibérica turolense, la convergencia se establecería entre este flujo marítimo desde Castellón y la derivación del cierzo a componente norte desde la margen derecha del Ebro. Estos factores serán esenciales en cuanto al desarrollo de células convectivas en las áreas englobadas bajo aviso de nivel 1. En el resto de sectores (bajo nivel amarillo) del interior, el factor orográfico será importante.

No será especialmente relevante la energía en esta jornada, centrándose específicamente frente a las costas mediterráneas, resultando un gradiente horizontal notable. Por lo general, la CAPE presentará una distribución heterogénea, con unos 1.000-1.200 j/kg, elevándose hasta 1.500-1.700 j/kg en el Mediterráneo, donde, por contra, los mecanismos de disparo serían menores. La cizalladura, al igual que hoy, será especialmente insignificante, con apenas 7-10 m/s en los seis primeros kilómetros en el entorno del Mediterráneo. Las células convectivas pues, tendrán un marcado carácter estacionario, pudiendo generar registros muy importantes en áreas muy puntuales. No descartamos, asimismo, granizo de pequeño tamaño, inferior a los 3 cm de diámetro.

Nivel 1 por riesgo de lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30-40 mm en una hora en el interior de Cataluña, prelitoral e interior de la Comunidad Valenciana (especialmente en Alicante) y Murcia, así como en el Maestrazgo, extremo oriental de Castilla-La Mancha y Alto Segura.

Nivel amarillo por riesgo de lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en una hora.

[A 19:25 horas del 22 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 17 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

El aire frío en capas medias y altas de la atmósfera que ha propiciado en gran medida las tormentas de hoy permanecerá mañana en el extremo oriental del país. En cambio, la temperatura en los niveles superiores aumentará en el oeste peninsular, resultando esto en una reducción de la inestabilidad en el sector. No obstante, se aproximará desde el norte-noroeste una vaguada en proceso de estrangulación, incidiendo la corriente en chorro, si bien débil, de forma más clara que en la jornada de hoy. El desplazamiento de esta vaguada, en conjunción con la presencia de aire frío en altura y otros factores coadyuvantes a nivel de superficie, será el principal factor que explique la acusada inestabilidad que se espera mañana en la mitad oriental peninsular, sobre todo en el cuadrante nordeste. Si bien es cierto que esta próxima madrugada persistirá la inestabilidad en algunos puntos de dicho cuadrante especialmente (aunque mermando progresivamente), el análisis se centrará, esencialmente, a partir de primeras horas de la mañana.

El agua precipitable será un parámetro determinante para entender el alto riesgo de precipitaciones eficientes. Ello se deberá a valores excelsos, concentrados especialmente en el Mediterráneo, más específicamente en Baleares a primeras horas de la mañana. En el archipiélago, se dispondrán de unos 44-48 mm en tramos horarios, mermando por la tarde. Con respecto a la jornada de hoy, el agua precipitable será menor en el entorno mesetario: en la submeseta sur se esperan unos 24-26 mm, si bien en el extremo oriental se pueden alcanzar los 30-32 mm por la tarde. Nuevamente, en la Comunidad Valenciana y Región de Murcia se dispondrán de 36 a 40 mm en diversos tramos de la jornada. En el entorno catalán, cabe destacar un sensible incremento de los valores de agua precipitable, llegándose a alcanzar 40-44 mm en el litoral de cara a la tarde. La humedad en superficie rondaría el 70% en las regiones más próximas al Mediterráneo, siendo inferior en la submeseta sur. Valores similares de humedad se esperan a 850 hPa. Cabe destacar el alto contenido higrométrico que exhibirá el perfil vertical en el entorno del archipiélago balear, litoral y prelitoral catalán, indicando la posibilidad de lluvias fuertes y eficientes, atendiendo a los valores de agua precipitable previamente expuestos.

La contribución del viento en niveles bajos será decisiva a la hora de determinar las áreas con mayor probabilidad de fuertes tormentas. Estas serán, esencialmente, Cataluña y Baleares. Se instaurará un régimen de vientos de componente norte, fruto del tránsito de la vaguada de oeste a este. Esto propiciaría el establecimiento de tramontana desde Girona, derivando al Mediterráneo en dirección a Baleares, originando convergencias en el sector desde primeras horas de la mañana. Este será el principal mecanismo de disparo que propiciaría tormentas intensas en el archipiélago por la mañana especialmente. En lo que respecta a Cataluña., se daría una convergencia entre el viento de noroeste y viento de sudeste, desencadenando tormentas que pueden ser muy fuertes. Asimismo, se daría convergencia de vientos en el interior de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y en los sistemas béticos. Finalmente, cabe señalar la posibilidad de convergencias frente al litoral valenciano esta próxima madrugada, con probables chubascos fuertes, aunque principalmente mar adentro.

Desde primeras horas de la mañana, se prevén valores ciertamente elevados de CAPE en el Mediterráneo, alrededor de los 1.400-1.600 J/kg, mermando considerablemente en Baleares de cara a la tarde. En cambio, se incrementaría de forma notoria la energía disponible en Cataluña por la tarde, con valores oscilando entre 1.000 y 1.200 J/kg y 1.800-2.000 J/kg de forma puntual en el litoral. Valores más discretos en el sistema bético, con 400-600 J/kg, mientras que al este de la submeseta sur se alcanzarían de media los 1.000 J/kg. Por lo general, la cizalladura será baja, rondando los 10 m/s por la tarde. Así pues, no esperamos especial organización y el granizo tendrá, por lo general, pequeño tamaño. El principal riesgo lo supondrá el carácter estático de las células.

 

Nivel 2 por fuertes tormentas que pueden dejar acumulados de lluvia de 40-50 mm en una hora en el litoral y prelitoral catalán, Pirineo más oriental y en Baleares.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden acumular 30 mm en una hora en Cataluña, Maestrazgo y litoral de la Comunidad Valenciana.

Nivel amarillo por lluvias de 15-20 mm en una hora.

[A 20:50 horas del 16 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 16 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen2

Análisis de la inestabilidad.

En el momento de realizar el presente análisis, se prodiga al oeste de las islas británicas una notable ondulación en el chorro polar, con desplazamiento al este en connivencia con la circulación general. En la jornada próxima, el vértice de esta vaguada alcanzará la península ibérica, marcando el chorro subtropical su límite meridional al sur del Estrecho. La configuración atmosférica pues, es ciertamente distinta a la de días atrás, donde la superficie adquiría un papel elemental en el desarrollo de la actividad convectiva. En este caso, será la presencia de una vaguada con cierta autonomía en la Península, acompañada de mayor proporción de aire frío en niveles medios-altos, en combinación con las condiciones en niveles bajos, lo que explique la actividad tormentosa de la jornada del jueves, especialmente en la mitad oriental.

Una jornada más, sobresaldrán los valores de agua precipitable previstos en el litoral mediterráneo, respondiendo al flujo de levante que imperaría en el sector. Con esta configuración de vientos, son de esperar unos 40 mm en tramos horarios a lo largo del litoral de la Región de Murcia y Comunidad Valenciana, puntualmente superiores a primeras horas del día. Hemos de destacar, asimismo, el contenido higrométrico en la mitad oriental de la submeseta sur, donde el agua precipitable se incrementaría de cara a la tarde, alcanzándose picos puntuales en torno a los 36 mm. Paralelamente, este parámetro experimentaría un notable incremento en el valle del Ebro, Cataluña y Cantábrico oriental. En estas regiones se alcanzarían unos 32-34 mm en tramos horarios, con picos de 40 mm en el valle del Ebro. La humedad, pues, será francamente manifiesta en el perfil. Empero, los niveles de humedad en superficie en los momentos previos a la convección serán bajos, rondando el 40-50%, superiores en las proximidades del Mediterráneo. Por lo tanto, es posible que acontezcan reventones en el cuadrante nororiental.

Sin duda, será importante el aporte húmedo por el viento de levante en el Mediterráneo. Sin embargo, este viento del este podría converger, al igual que hoy, en las Béticas y el interior de la submeseta sur. Esta convergencia de vientos será un importante mecanismo de disparo para que las parcelas de aire logren alcanzar el NCL. Por otro lado, el viento de sureste que predominaría a lo largo de la mañana en el valle del Ebro cederá protagonismo al cierzo que, durante la tarde, se impondrá en el sector. Esto originaría convergencias igualmente, si bien en Cataluña la inestabilidad se deberá mayoritariamente al factor orográfico en Pirineos.

Con respecto a la energía disponible, es preciso destacar la existencia de áreas con marcado gradiente horizontal de CAPE, hecho que responde a las susodichas líneas de convergencia. Los máximos de CAPE se alcanzarían a mediodía, con valores en torno a los 1.800-2.000 J/kg en la Comunidad Valenciana, La Rioja y extremo oriental de la submeseta sur, siendo puntualmente superiores especialmente en la Comunidad Valenciana. En el valle del Ebro se esperan unos 1.000-1.200 J/kg, al igual que en el litoral y prelitoral catalán. Al igual que en la jornada de hoy, la cizalladura resultará irrelevante dada la carencia de una circulación marcada de vientos en altura, por lo que es preciso señalar la probabilidad de células estáticas, con alto potencial de provocar inundaciones de forma local.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenra que pueden registrar 30-40 mm en 1 hora en el Sistema Ibérico, prelitoral e interior de la Comunidad Valenciana, este de Castilla-La Mancha, norte de Murcia y sierras de Alcaraz y Segura. No se descarta granizo de 2-3 cm de diámetro puntualmente

Nivel amarillo por lluvias de 15-20 mm en una hora.

[A 20:00 horas del 15 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Miércoles, 15 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Nuevamente, en la jornada de mañana miércoles, la dinámica atmosférica se caracterizará, en general, por la estabilidad aportada por la subsidencia subtropical. Sin embargo, serán destacables algunos aspectos que a continuación abordaremos debido a que desencadenarán tormentas en algunos puntos de la divisoria de vertientes Atlántica-Mediterránea. Desde los 850 hasta los 500 hPa aproximadamente, tendremos una pequeña área de circulación ciclónica alojada en el centro-sur de Portugal, remontada a 300 hPa por una pequeña vaguada muy poco definida. La configuración en altura pues, no sería suficiente como para desencadenar convección eficiente. Empero, los flujos de viento, principalmente, en los niveles inferiores, si que serían proclives a la gestación de tormentas en diversos puntos.

El contenido higrométrico del perfil será francamente dependiente del régimen de vientos. El viento de sureste será el responsable de incrementar los valores de humedad y de agua precipitable durante la tarde en el sector oriental de Andalucía y Castilla-La Mancha. De 34 a 38 mm de agua precipitable esperamos en estas regiones, así como en el interior valenciano e Ibérica turolense. La humedad relativa se incrementará de igual manera durante la tarde, hasta alcanzar el 50-70% a 850 hPa en toda el área englobada bajo avisos. El gradiente horizontal en este parámetro entre el centro-oeste de Castilla-La Mancha y el centro-este será importante, ya que al primer entorno no llegaría el flujo de sureste. Progresivamente la humedad relativa se incrementaría hacia el centro, donde no descartamos cierta actividad tormentosa hacia la noche.

Durante prácticamente todo el día, va a predominar el flujo de sureste en todo el este de Castilla-La Mancha. Este sureste aportaría la humedad y el disparo dinámico suficiente asociado a las convergencias como para que la inestabilidad de claro corte convectivo sea muy probable en todo el sector abarcado por avisos. Huelga destacar, a su vez, el viento de suroeste que se canalizaría a través de la depresión del Guadalquivir, convergiendo en el alto Guadalquivir con el sureste encauzado a través de la cuenca del Segura. Este es el motivo por el que esperamos la mayor actividad tormentosa en esta área de las cordilleras Béticas. También en el entorno de la sierra de Albarracín/Serranía de Cuenca esperamos convergencia de vientos, con una relevante actividad tormentosa a lo largo de la tarde.

La distribución de la energía en esta jornada, al igual que el contenido higrométrico y, en síntesis, las tormentas, vendrá determinada por el flujo de sureste. Hallaremos pues, un notable gradiente horizontal en cuanto a la energía entre el oeste y el este de Castilla-La Mancha. El máximo en la CAPE lo tendremos entre el interior valenciano y el extremo oriental de Castilla-La Mancha, con valores entre los 1.400 y 1.800 j/kg. En el ámbito donde mayor inestabilidad esperamos (cordilleras Béticas y, en menor medida, en el sector turolense del sistema Ibérico), se rondarían los 1.100-1.400 j/kg. La cizalladura será especialmente irrelevante en esta jornada puesto que, como hemos visto, en niveles altos no tendremos un viento notable. Las células tormentosas que se desarrollen serán muy estáticas, pudiendo dejar importantes registros pluviométricos en puntos muy localizados. No se descarta granizo de pequeño tamaño.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30-40 mm en una hora en las sierras de Alcaraz, Cazorla y Segura, así como en la sierra de Baza. No se descarta granizo de pequeño tamaño.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que en una hora pueden registrar 15-20 mm.

[A 20:15 horas del 14 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 10 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

La subsidencia subtropical, durante la próxima jornada, ganará protagonismo de norte a sur, mermando respecto a la jornada de hoy jueves, la incidencia de la vaguada que ayer mencionábamos. No obstante, al oeste peninsular tendremos una onda corta en niveles medios/altos, desencadenando un flujo de suroeste ciertamente divergente a tales niveles. Es importante matizar, asimismo, una pequeña influencia subtropical en esta jornada, materializada mediante sur-suroeste canalizado a través de la costa occidental africana. Pero sin duda, será el flujo de vientos en niveles bajos, de levante-noreste, el que explique toda la inestabilidad convectiva del día, desde esta próxima madrugada hasta la noche.

El contenido higrométrico del litoral valenciano va a ser muy excelso, especialmente durante esta próxima madrugada en el norte de Castellón y durante la tarde en el sur de Valencia. Valores de agua precipitable de alrededor de 45-50 mm. Este alto contenido en vapor de agua se deberá fundamentalmente a la elevada temperatura que exhibe en estos días el mar Mediterráneo, de 28-29ºC a nivel superficial. Valores de 30-36 mm de agua precipitable tendríamos en el centro y en las sierras de Alcaraz-Segura. La humedad relativa será elevada en todo el perfil atmosférico dominado por el viento levantino, esto es, desde la superficie hasta los 850 hPa, donde los valores serían del orden de 80 a 90% en el litoral. Por encima, a 700 hPa, el flujo tornaría a suroeste hasta los niveles superiores, por lo que el contenido higrométrico mermaría.

Como hemos mencionado, el régimen de vientos tendrá una influencia esencial en cuanto al desarrollo de la inestabilidad. Será el viento de este/noreste en el espesor 1000-850 hPa el que desencadene una advección húmeda y potencialmente inestable hacia el litoral del sur de Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares. Ya desde la madrugada se generaría tal advección de este-noreste hacia Castellón y Tarragona, dando lugar, de igual manera, a una cierta convergencia sobre el litoral. Las precipitaciones serían importantes en estas primeras horas de la madrugada en este sector, desplazándose más tarde hacia el Mediterráneo. Pero será en la segunda mitad del día cuando esta incursión mediterránea tenga mayor relevancia. El este-noreste se agudizaría hacia el sur de Valencia y norte de Alicante, coincidiendo con el máximo energético diurno. Las lluvias aquí serían muy persistentes y eficientes, atendiendo al contenido higrométrico. Esta advección mediterránea, se canalizaría durante todo el día hacia la submeseta sur a través del este de Castilla-La Mancha, generando inestabilidad no muy significativa hasta el centro peninsular. Mucho más incierto es el pronóstico para Baleares, especialmente para Mallorca, donde si bien el flujo sería de noreste marcado, la incidencia de la onda corta ya citada no lo sería. A priori, no esperamos una gran actividad convectiva aquí.

La energía también tendrá relevancia en esta jornada. Las tormentas que se generen a primeras horas de la madrugada en Castellón y Tarragona, se beneficiarían de valores de CAPE de 1.100-1.300 j/kg, mermando conforme avanzara la madrugada. En el caso de las tormentas que durante la tarde se gesten al sur de Valencia y norte de Alicante, tendrían un perfil atmosférico con hasta 1.300-1.700 j/kg de CAPE desde los 900 hPa, similar al que tendríamos en Ibiza. Situación muy distinta en centro peninsular, donde las células tendrían que ascender hasta los 650 hPa para acceder a los 1.000-1.300 j/kg de CAPE que existirían.

La cizalladura no sería muy significativa en todo el ámbito de estudio, con unos 10-15 m/s en los seis primeros kilómetros. Las células convectivas serían poco dinámicas, por lo que la recurrencia de las precipitaciones sería notable. No obstante, debido a esta variación del viento en niveles medios de levante a suroeste, la helicidad podría rondar los 200 m2/s2, no descartando, puntualmente, algún sistema supercelular. Granizo de hasta 3 cm de diámetro no se descarta durante la tarde en el sur de Valencia y este de la cordillera Subbética.

Nivel 2 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 40 mm en tres horas y 60-70 mm en seis horas en el sur de la provincia de Valencia y extremo norte de Alicante. No se descarta granizo de hasta 3 cm de diámetro [Validez: 12:00-23:59 horas].

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20-30 mm en una hora y 40-50 mm en tres horas, de manera no homogénea, en el litoral y prelitoral de Castellón, Valencia y norte de Alicante. En menor medida en Ibiza y en las sierras de Alcaraz-Segura.

Nivel amarillo por lluvias qye pueden registrar 15-20 mm en una hora.

[A 22:10 horas del 09 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 09 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

 

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

En la jornada de mañana, la vaguada a la que hacíamos referencia en el análisis de ayer consumará su aproximación a la península ibérica. A consecuencia de esto, incursionará en la Península una masa de aire mucho más frío, con la isoterma -18ºC alcanzando el extremo norte peninsular a 500 hPa. Este hecho originaría un acusado gradiente térmico vertical, al que se sumaría una notable advección de vorticidad ciclónica. El movimiento de esta onda será hacia el nordeste, existiendo aun difluencia en niveles altos en la mitad oriental peninsular. Con todo esto, nuevamente encontraremos en el norte y este peninsular entornos proclives para la gestación de importantes tormentas.

Desde la próxima medianoche, encontraremos valores de agua precipitable muy elevados en la Costa Cantábrica. En este entorno se esperan unos 36-40 mm en tramos horarios que irían mermando de oeste a este con el paso de las horas para quedar en unos 20 mm ya de cara a la tarde. Otro entorno en el que el agua precipitable será francamente alta es el litoral mediterráneo, donde se prevén unos 40 mm en tramos horarios durante buena parte de la jornada, mermando cuanto más al interior. En Cataluña, se esperan unos 34-36 mm desde la mañana. Por último, en el valle del Ebro se rondarían los 28-32 mm, mucho mayores en la desembocadura. En el extremo norte, la humedad en superficie alcanzaría la saturación durante la próxima madrugada, mientras que en Cataluña la humedad en este nivel rondaría el 80% por la mañana y el 60% por la tarde. Además, el sondeo previsto para esta próxima madrugada en el Cantábrico denota un perfil saturado en prácticamente todos los niveles. Teniendo en cuenta todo esto, esta próxima madrugada las precipitaciones podrán ser eficientes en la costa norte y, por la tarde, en puntos del Mediterráneo.

La componente norte imperará en el Cantábrico durante la próxima madrugada, llegándose a identificar una línea de convergencia con desplazamiento oeste a este, siendo este un importante mecanismo de disparo para las tormentas. Tras el paso de esta línea de convergencia por el Cantábrico, se impondría el viento de componente oeste que provocaría que el cierzo se vaya imponiendo a lo largo del valle del Ebro. Esto generaría convergencia con viento de sudeste en el prelitoral, desencadenando la actividad convectiva. De hecho, en el interior de Cataluña podría llegar a cerrarse una baja en superficie, produciéndose convergencias en el sector. Asimismo, cabe destacar otra convergencia de vientos en el interior de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia, entre el viento de levante, muy húmedo y cálido, y viento de poniente, siendo este el germen de tormentas en este sector de cara a la tarde.

La energía disponible será escasa en la costa cantábrica, pues apenas se alcanzarían los 600 J/kg en la próxima madrugada, cuando esperamos la mayor inestabilidad. No obstante, el elevado contenido higrométrico podría ser suficiente para desencadenar tormentas, si bien no intensas en cuanto a actividad eléctrica. Empero, en Cataluña los valores de CAPE se irían acrecentando con el paso de las horas, hasta alcanzarse unos 1.800-2.000 J/kg de forma puntual ya a media mañana. Estos elevados valores son extensibles al resto del litoral mediterráneo. Por lo tanto, esperamos que por la tarde las tormentas más importantes afecten a Comunidad Valenciana y, especialmente Cataluña, pues el gradiente térmico sería mayor. La cizalladura en los primeros seis kilómetros en el norte será bastante acentuada, pues el vértice de la vaguada se situaría en la vertical. Sin embargo, en Cataluña y Comunidad Valenciana rondaría los 15-20 m/s, por lo que cabe esperar cierta organización en la comunidad catalana y granizo de un diámetro aproximado de hasta 3 cm.

 

Nivel 2 en el interior y prelitoral de Cataluña por tormentas que pueden dejar 40 mm en una hora.

Nivel 1 en Cataluña, Maestrazgo e interior de la Comunidad Valenciana y Murcia por lluvias de 25 mm en una hora

Nivel amarillo por lluvias de 15-20 mm en una hora

[A 22:00 horas del 08 de agosto de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Martes, 7 de agosto de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 7.png

 

Análisis de la inestabilidad.

Tras varios días inmersos en una ola de calor, la atmósfera comienza ya a mostrar los primeros signos de inestabilidad. En la jornada de mañana, martes, el tránsito de una pequeña onda corta en niveles altos atmosféricos (500-300 hPa) por el norte peninsular, provocará un aumento de la vorticidad ciclónica así como la divergencia en el área de interés. Esperamos además, un claro aumento del gradiente térmico vertical en la atmósfera pues entra la isoterma -10/-13ºC a 5.500 metros (500hPa) en puntos del Cantábrico. El gradiente térmico, en este caso, horizontal, también experimentará un marcado incremento. Mientras que en el Cantábrico se situará la ISOT13ºC a 850 hPa (1.500 metros); en Guadalajara, Zaragoza o mismamente Teruel; a la misma altitud, la temperatura alcanzará los 24/26ºC. En menos de 400 km, el gradiente horizontal alcanzará los 13ºC de diferencia entre ambas zonas. Delimitar fronteras entre masas de aire cálidas y frías en capas medias es importante para localizar el lugar donde la convección puede desarrollarse con mayor virulencia.

El contenido higrométrico del perfil atmosférico experimentará un claro incremento a media tarde en el área de la depresión del Ebro y en la Comunidad Valenciana. Por la mañana en ambas zonas los valores oscilarán entre los 28 y los 32 mm en tramos horarios, mientras que por la tarde, se alcanzarán y se superarán los 40 mm de forma localizada. La humedad relativa en capas medias variará entre el 40 y el 80%. En capas bajas la humedad será inferior al 40%. En los radiosondeos previstos se observa una estructura en V invertida, la cual, es indicadora de aire muy seco en niveles bajos. A medida que avancen las horas, el viento de levante ganará protagonismo y la humedad aumentará progresivamente en el perfil atmosférico. Dados estos valores, las tormentas podrán ir acompañadas de abundante precipitación (especialmente en los Pirineos) y rachas de viento fuertes.

Respecto al viento, jugará un papel elemental en el día de mañana. Vientos de levante confrontarán con los del noroeste y oeste en la depresión del Ebro y Comunidad Valenciana formando convergencias realmente efectivas en ambas zonas. El viento de levante, cálido y muy húmedo, por lo tanto muy inestable en capas bajas, confrontará con vientos más fríos y secos del oeste/noroeste. El nivel de condensación por ascenso (NCA) y el nivel de convección libre (NCL) a pesar de estar a elevada altitud (por encima de 3.000 metros), esta convergencia que mencionamos ayudará a ascender rápidamente a las masas de aire hasta alcanzar dichos niveles y gestar convección sin ninguna dificultad. Teniendo en cuenta lo mencionado en el párrafo anterior respecto a la escasa humedad en capas bajas, las rachas de viento en las tormentas podrán alcanzar los 80 km/h con relativa facilidad.

La energía convectiva potencial disponible en esta jornada será significativa debido a dos factores. Las altas temperaturas de estos días y la humedad en niveles bajos que aumentará mañana al final de la tarde, provocará una ingente cantidad de energía repartida en el perfil atmosférico. En el sector nororiental peninsular, se podrán alcanzar 1.400/1.600 J/kg de forma generalizada con máximos de hasta 2.200 J/kg en la depresión del Ebro. En el este peninsular, de media, 1.400/1.700 J/kg con picos de hasta 2.300 J/kg en el interior de Valencia y los 2.500 J/kg en el norte de Castellón. Esperamos fuertes velocidades en las corrientes ascendentes y descendentes de la nubosidad convectiva que pueda originar turbulencia importante y granizo relevante. La cizalladura del viento alcanzará en los primeros 6 km de la capa profunda los 15-20 m/s en Aragón y Navarra. Valores más reducidos en áreas de la comunidad Valenciana. En los primeros 0-1 kilómetros, se podrían alcanzar 10 – 12 m/s, lo cual, es bastante destacable, especialmente en Navarra y Aragón nuevamente. Respecto a la helicidad relativa de la corriente ascendente, en los 0-3 km, se podrían alcanzar los 600 m2/s2, mientras que en el primer kilómetro, 300-400 m2/s2. Estos valores nos hacen pensar que la organización en la jornada de mañana, será realmente destacable, dando cabida a estructuras convectivas complejas como supercélulas. La probabilidad de tornados, a pesar de estos valores de viento cortante, es baja, puesto que las bases nubosas se situarán por encima de los 3.000 metros. La ocurrencia de granizo durante las tormentas, será elevada, y además de un tamaño significativo.

Nivel 2 por precipitaciones acompañadas de tormenta que pueden acumular en 1 hora 40-50 mm, granizo de un diámetro máximo de 4 cm (localmente más) y rachas de viento de 80 – 90 km/h en el este de Navarra, Cinco Villas, Pirineo y Prepirineo, tanto aragonés como catalán.

Nivel 1 por precipitaciones acompañadas de tormenta que pueden registrar hasta 30 mm en 1 hora, así como por granizo de un diámetro de 3 cm (localmente más) y rachas de viento de hasta 80 km/h.

Nivel amarillo por precipitaciones acompañadas de tormenta que pueden registrar 15 mm en 1 hora.

[A 20:25 horas del 06 de agosto de 2018]