Lunes, 17 de septiembre de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 17.png

Análisis de la inestabilidad.

En la próxima jornada, la incertidumbre volverá a ceñirse al pronóstico de forma sobresaliente. Seguimos teniendo en el corazón de Marruecos un pequeño sistema depresionario, que apenas origina un gradiente térmico vertical sensible. En las próximas horas, esta pequeña estructura se dirigirá hacia el mar de Alborán, desestructurándose aún más, pero asociando una importante masa de aire tropical/subtropical que se orientaría hacia el sur peninsular. De este modo, volveríamos a tener una masa de aire procedente del norte de África, potencialmente inestable y muy dilatada verticalmente, con temperaturas potenciales equivalentes de hasta 70ºC. En este hecho redunda la incertidumbre en el presente pronóstico, en cuanto a la localización del posible riesgo meteorológico.

El agua precipitable volvería a ser elevada, no tan sobresaliente como en jornadas previas, pero sí presentará valores importantes como para desarrollar lluvias eficientes en algunos puntos. Frente al litoral de Valencia, se esperan unos 38-40 mm de agua precipitable, mermando a unos 32-36 mm hacia el interior de la Comunidad. Valores similares se esperan en todo el este de Castilla-La Mancha y, especialmente, en Extremadura y Andalucía. En el norte peninsular serían inferiores. Esperamos una inhibición en el perfil, fruto de una subsidencia de masas de aire, poco por encima de los 850 hPa en el litoral mediterráneo, por lo que no esperamos una actividad consistente en esta franja. La humedad relativa oscilaría entre el 70 y 90% desde la superficie hasta los 850 hPa en el este de Castilla-La Mancha, interior de Valencia y en las sierras de Alcaraz y Segura, siendo inferior a 700 hPa. Valores más discretos en todos los niveles del resto de áreas abarcadas por avisos.

Precisamente será el viento un factor muy importante en la localización de la actividad tormentosa, especialmente en la vertiente mediterránea. Se espera un flujo de sureste muy manifiesto, advectando humedad y energía hacia la submeseta sur a través de La Manchuela. Un flujo que avanzaría, tornado en sur-sureste, hasta el Sistema Central e incluso Sistema Ibérico. Asimismo, el sureste se canalizaría a través de la depresión del Ebro, generando una línea de convergencia a lo largo del Sistema Ibérico que daría lugar a convección efectiva. El flujo de sur que se instauraría desde Andalucía hacia Sierra Morena, convergiendo con el poniente característico del Alentejo, podría dar lugar a inestabilidad convectiva en Extremadura, al generarse un disparo dinámico y orográfico.

Debido a esta disposición de vientos, el máximo energético lo hallaríamos en el este de Castilla-La Mancha, debido a la incidencia del Mediterráneo. Valores homogéneos de CAPE de unos 1.000-1.200 j/kg desde Cuenca-Albacete hasta el Mediterráneo, siendo mayor al sur de Albacete, hacia la sierra de Alcaraz. Estos valores se alcanzarían a media tarde, en tanto que en el resto de sectores abarcados por niveles de riesgo, la CAPE sería claramente menor y más heterogénea, apenas alcanzándose los 800 j/kg. En relación a la cizalladura y dada la irrelevancia del sistema depresionario situado al sur de la Península, tendríamos valores en el sureste de apenas 10 m/s en los seis primeros kilómetros, reduciéndose además hacia el noroeste. Las células tormentosas serían pues, escasamente dinámicas, por lo que a nivel local los registros podrían ser bastante excelsos. No descartamos granizo de pequeño tamaño especialmente en los entornos abarcados por nivel 1 y rachas convectivas de cierta relevancia eminentemente en el norte peninsular.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta y granizo de pequeño tamaño que pueden registrar 30 mm en una hora en La Manchuela, Serranía de Cuenca, Sierra de Albarracín, Sierra de Alcaraz/Segura, Campo de Montiel e interior de Valencia.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en una hora.

[A 19:50 horas del 16 de septiembre de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s