Jueves, 18 de abril de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

En el momento de realizar el presente análisis, cuando son las 19:30 horas del miércoles, tenemos un área de bajas presiones de 1.002 hPa al oeste de Galicia, que asocia un frente frío que ya incursiona a través de Portugal. Esta borrasca perderá identidad muy rápidamente en las próximas horas, desapareciendo en su práctica totalidad a nivel de superficie. Consigo, se producirá una frontólisis desde el sector meridional del frente, que se debilitará en este momento. Sin embargo, en niveles medios y altos permanecerá un embolsamiento de aire frío que permitirá la persistencia a nivel sinóptico del sistema frontal. De este modo, asistiremos, con escaso grado de incertidumbre, a una intensificación significativa del área frontal conforme avance hacia el interior peninsular. Reactivación debida a una confrontación con una masa de aire muy cálida, que en estos momentos se sitúa sobre el sector sur y central de la Península. Esta masa de aire propiciará una sobresaliente ralentización del frente en toda la franja central de la Península, situándose sobre la misma toda la advección de vorticidad ciclónica del área depresionaria ya citada. De este modo, llegaría lentamente a la vertiente mediterránea, donde experimentaría otra reactivación hacia la noche de mañana jueves.

Debido a las características del flujo de vientos, que más adelante abordaremos, y a la propia presencia del sistema frontal, los valores higrométricos van a ser ciertamente excelsos en el sector central de la Península desde la próxima madrugada. Se esperan valores de agua precipitable incrementándose hasta los 20-24 mm principalmente en la submeseta sur, atestiguando un perfil prácticamente saturado en su totalidad, desde la superficie hasta más allá de los 700 hPa. El agua precipitable se reduciría en el centro tras el paso del frente en torno a la tarde. En ese momento, nuestra atención se centra en la vertiente mediterránea, especialmente hacia el interior valenciano. La superficie frontal se encontraría con hasta 28-30 mm de agua precipitable disponibles en el litoral y prelitoral valenciano, por lo que las precipitaciones podrían ser intensas hacia la noche. Asociado al aire frío de la depresión, se desarrollarían chubascos durante la tarde en el cuadrante suroccidental, con valores higrométricos más discretos.

El flujo de vientos resulta esencial para comprender la distribución y la intensidad de las precipitaciones que acontezcan desde las próximas horas. Tendremos un viento de sur muy marcado en niveles medios-altos en el centro-este de la Península, asociado al sector divergente de la depresión. Un sur propagado hasta la superficie, prácticamente puro, que ralentizaría el transcurso al este del sistema frontal. No obstante, no podemos obviar la convergencia de vientos que tendría lugar en el centro de la Península, debido a que se instauraría sureste desde el Mediterráneo. Conforme la depresión se adentre en la Península y el frente avanzara lentamente hacia el Mediterráneo, el flujo de vientos en altura rolaría a sureste, desplazando las precipitaciones hacia el este de la submeseta sur en disposición relativamente retrógrada. Una vez la depresión se halle al sur de Gredos, toda la divergencia y confrontación de masas de aire se hallará sobre la mitad oriental, esperando aquí pues, la máxima inestabilidad de masas de aire. Empero, aún habiendo atravesado el frente el sector central, no se experimentaría un role de vientos significativo, probablemente por la pérdida de reflejo superficial de la borrasca, por lo que las precipitaciones eficientes no se descartan.

La energía, en contra de lo que pudiera considerarse debido al aporte cálido y húmedo del borde divergente de la depresión, no será significativa, probablemente por la excesiva saturación del perfil, cuya temperatura descendería, de hecho a menor ritmo que el marcado por la pseudoadiabática. La actividad eléctrica no debería ser relevante en principio. Sin embargo, la confrontación de masas de aire sobre la franja central, con toda la advección de vorticidad ciclónica sobre la misma, hace que sea muy probable la formación de una línea de turbonada —de lento transcurso por el flujo de sur-sureste en altura— en la submeseta sur desde esta próxima madrugada. La energía si sería más abundante durante la tarde en el suroeste de la Península, con hasta 400-600 j/kg de CAPE, por lo que esperamos chubascos de núcleo frío. Por su parte, la cizalladura se incrementaría con la intensificación del frente, teniendo un comportamiento muy cambiante, con hasta 25-30 m/s en el centro-oeste, disminuyendo hacia el este. Las precipitaciones podrán tener un discurrir dinámico en la componente sur-norte, pero no tan acentuado en la oeste-este.

Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 40-60 mm en 12 horas en la mitad oriental de la Comunidad de Madrid y provincias de Toledo y Ciudad Real, así como buena parte de las de Guadalajara, Cuenca, Albacete e interior valenciano. En este último sector pueden registrarse 30 mm en una hora.

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 30-40 mm en 12 horas en las áreas demarcadas.

[A 20:20 horas del 17 de abril de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s