Miércoles, 17 de julio de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen 1.png

Análisis de la inestabilidad.

En la jornada del martes, se apreciaba en las distintas cartas de altura, una cierta ondulación en el flujo de vientos en niveles altos al oeste de la Península, pudiéndose considerar como onda corta, especialmente manifiesta entre los 500 y los 300 hPa. A lo largo de la jornada del miércoles, dicha onda corta se desplazará hacia el este, favoreciendo el forzamiento dinámico que, en conjunción con el térmico, propiciaría el desarrollo de actividad tormentosa en diversos puntos de la vertiente mediterránea. Principalmente en el Sistema Ibérico y Pirineos, los parámetros convectivos serían óptimos para el desarrollo convectivo como a continuación detallamos.

En este día, los valores de agua precipitable más reseñables los hallaríamos en la depresión del Ebro y en el litoral y prelitoral de Cataluña. Valores de unos 32 a 36 mm en tramos horarios pueden acontecer en estos sectores desde el mediodía, incrementándose hasta aproximarse a los 40 mm, especialmente en el litoral catalán, donde podría incluso sobrepasarse. La humedad relativa rondaría el 50-60 % en niveles medios-bajos, especialmente en los Pirineos e Ibérica riojana, mermando notablemente este factor hacia el sur, siendo menos significativo en el sector oriental de las cordilleras Béticas. El perfil tendría forma de “uve” invertida especialmente en esta última área, donde son más probables los episodios de reventones.

El viento de sureste, precursor de la inestabilidad atmosférica en este tipo de configuraciones, se propagaría en este caso al sur del valle del Ebro, alcanzando la submeseta norte por su sector más oriental. Las principales convergencias del Sistema Ibérico pues, se desarrollarían en los límites con la meseta y en la Sierra de Albarracín, esperando aquí la mayor inestabilización de la atmósfera, al confrontar este sureste con un flujo meridional procedente de la submeseta sur. No sería desdeñable igualmente, la convergencia que tendría lugar en el prelitoral de Cataluña y los Pirineos, debido al flujo de sur que arrancaría en el Mediterráneo. Este viento convergería con poniente en el centro de Cataluña, propiciando una convección bastante efectiva. También existiría una confrontación de masas de aire muy marcada en el sector oriental de los Sistemas Béticos, entre sureste y poniente, previamente encauzado por el Guadalquivir. Este sería el principal mecanismo que intervendría en la formación de tormentas en este sector.

En todo el Sistema Ibérico, especialmente en el entorno de la sierra de Albarracín, la energía sería notable a primeras horas de la tarde, con valores de CAPE de unos 1.200-1.600 j/kg en general, con picos superiores. En buena parte de Aragón, la energía también sería importante, con unos 1.100-1.400 j/kg en algunos casos, al igual que en el entorno de las sierras de Cazorla/Segura y Alcaraz. Atendiendo a estos valores de energía disponible, la convección estaría garantizada en muchos puntos, contextualizándola con la configuración atmosférica y el resto de parámetros analizados. Asimismo, huelga destacar la escasa relevancia de la cizalladura, apenas alcanzándose los 8-10 m/s en los seis primeros kilómetros, debido a que se trata de una onda corta el sistema que nos compete. El granizo, consecuentemente, si bien no se descarta del pronóstico, sería en general de pequeño tamaño, difícilmente sobrepasando los 2-3 cm de diámetro. Las células pueden ser poco dinámicas en general, no descartándose reventones especialmente en los Sistemas Béticos.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30 mm en una hora en parte del Sistema Ibérico (especialmente entre Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha) así como en el Pirineo catalán y prelitoral de Barcelona. No se descarta granizo de pequeño diámetro.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en una hora. No se descarta granizo de pequeño diámetro y reventones en los Sistemas Béticos.

[A 04:55 horas del 17 de julio de 2019] 


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Lunes, 08 de julio de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen 1

Análisis de la inestabilidad.

En el último análisis citábamos la formación de una depresión en altura en el oeste peninsular, la cual ha permanecido en ese entorno en las últimas horas. Empero, la configuración de la corriente en chorro posibilitará que la DANA consuma, durante la jornada de mañana, su aproximación a la península ibérica. Este acercamiento implicará una sobresaliente advección de vorticidad ciclónica, marcada difluencia en altura, así como un reseñable gradiente térmico vertical, pues su núcleo es de -16ºC a 500 hPa. Con todo esto, el forzamiento dinámico será muy marcado en la jornada de mañana, cuando esperamos tormentas en buena parte de la mitad norte y este por la tarde.

En los instantes previos a la convección, está previsto que la humedad ronde el 50-70% en el tercio oriental, submeseta norte y valle del Ebro, encontrándose valores más elevados hacia la costa cantábrica. En cuanto al agua precipitable, se esperan unos 24-26 mm en tramos horarios en la submeseta norte, 32-34 mm puntualmente en el extremo oriental de la submeseta sur, así como en el valle del Ebro. Estos valores denotan un alto contenido higrométrico, lo cual favorecerá que las precipitaciones puedan ser eficientes, especialmente en áreas de montaña del este peninsular.

En esta ocasión, no se configurará una baja definida en superficie que genere viento de levante en superficie. En cambio, serán las componentes sur y oeste las que imperen en la jornada de mañana. Este será el factor que impida el desarrollo convectivo en buena parte del centro peninsular. Cabe destacar, no obstante, la posibilidad de convergencias en la submeseta norte: el viento de sur convergería con viento de componente norte desde el Cantábrico. Puesto que este mecanismo de disparo permitirá que las parcelas de aire alcancen el NCL, en la submeseta norte las tormentas podrán crecer desde el principio en áreas llanas. Asimismo, se prevén convergencias en el este de Castilla la Mancha, así como en el Sistema Ibérico. Por ello, aquí esperamos el mayor riesgo mañana, ya que al factor orográfico se le sumaría la posibilidad de convergencias. Huelga destacar la intensidad de las rachas convectivas, que podrían aproximarse en algunos puntos a los 80-100 km/h.

Será bastante probable que la CAPE alcance los 1.000 J/kg en buena parte de la submeseta norte mañana, pudiendo llegar a los 1.200-1.400 J/kg de forma puntual. Algo más incierta es la predicción de dicho parámetro para el este peninsular, aunque también es probable que se alcancen los 1.000 J/kg. Debido al acercamiento de la depresión, la cizalladura en los primeros 6 kilómetros será de unos 30 m/s en el sureste, 10 m/s en la submeseta norte, y alrededor de 20 m/s en el entorno del Sistema Ibérico. Con esto, esperamos dinamismo, especialmente en este último sector, donde podrían formarse supercélulas. En Castilla y León, el principal riesgo estará asociado a la estaticidad de los chubascos dada la escasa cizalladura.

Nivel 2 por fuertes tormentas que pueden registrar 40-50 mm en una hora y 100 mm en seis horas [actualizado], con granizo que podría alcanzar los 4-5 cm de diámetro en las sierras de Gúdar-Maestrazgo e interior valenciano [actualizado]. En este sector es probable la formación de supercélulas.

Nivel 1 por tormentas que pueden registrar hasta 30 mm en una hora y granizo de 2-3 cm de diámetro en el Sistema Ibérico, este de Castilla-La Mancha, interior valenciano, Pirineo oscense y navarro, así como en Cantabria, País Vasco y norte de Burgos. No es descartable que el interior de la submeseta norte alcance este umbral, debido a la estaticidad de las células convectivas.

Nivel amarillo por tormentas que pueden dejar 15-20 mm en una hora, así como granizo de pequeño tamaño.

[A 21:15 horas del 07 de julio de 2019] *Actualizado a las 11:00 horas.


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Miércoles, 03 de julio de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Una vez finalizado este episodio de ola de calor, en el que se han batido numerosos récords de altas temperaturas para el mes de junio, las tormentas han ido poco a poco ganando protagonismo en el interior. En las próximas horas, se configurará al oeste peninsular una vaguada que derivará en la formación de una DANA. A 300 hPa, destaca un chorro procedente del cuarto cuadrante, así como difluencia en altura en la mitad norte. Será la configuración de esta depresión en altura,  el notable calentamiento diurno así como otros parámetros mesoescalares los factores desencadenantes de la actividad convectiva mañana, centrada en la mitad norte.

El contenido higrométrico será francamente manifiesto en el Cantábrico oriental durante la tarde. En este sector, son de esperar 32-36 mm de forma homogénea, pero pudiendo alcanzar los 44-46 mm de forma puntual, avanzada la tarde. Tampoco será nada despreciable el agua precipitable en la submeseta norte, donde probablemente se alcancen los 30-32 mm en tramos horarios, al igual que en el Valle del Ebro e interior de Cataluña. En niveles medios, la humedad relativa rondará el 60-70% en buena parte de la mitad norte en los instantes previos a la convección, si bien hay que destacar la escasa humedad en niveles bajos que se espera en la submeseta norte. Esto podría favorecer fuertes corrientes descendentes, por lo que las rachas de viento asociadas a las células convectivas podrían ser destacables.

El viento desempeñará un papel relevante, debido a las convergencias. En buena parte del solar peninsular se esperan vientos de componentes este y sur. No obstante, existe la posibilidad de que se generen convergencias en la submeseta norte, lo cual favorecería la actividad convectiva en el sector, si bien las convergencias más relevantes las esperamos en el entorno del Cantábrico. En el área cantábrica se esperan vientos de componente norte, que convergerían con los mencionados vientos de sur hacia la Cordillera Cantábrica. Este efecto se sumaría por tanto al propio disparo orográfico, siendo este sector especialmente proclive a tormentas intensas en la jornada de mañana. En Pirineos, la convección se deberá al disparo orográfico, sin esperarse convergencias en Cataluña.

La energía disponible será del mismo modo un importante aliciente, pues con gran probabilidad se superarán los 1.000 J/kg en el tercio norte. Los valores máximos se esperan en la Cordillera Cantábrica, donde puntualmente se llegaría a los 1.800 J/kg, así como en el Cantábrico oriental, donde la energía disponible permanecería con valores superiores a 1.200 J/kg durante buena parte de la tarde y noche. Esperamos pues actividad tormentosa, si bien con poco dinamismo dada la escasa cizalladura en los primeros seis kilómetros, que no rondaría  los 10 m/s.

Nivel 1 por tormentas que pueden dejar rachas de viento superiores a 80 km/h, así como granizo de diámetro de 3-4 cm en la Cordillera Cantábrica, desde el este de León hasta Álava. Asimismo, existe la probabilidad, aunque baja, de que las precipitaciones alcancen los 25-30 mm en una hora de forma muy puntual y de que alguna célula adquiera cierta organización, si bien de forma aislada.

Nivel amarillo por rachas de viento que podrían alcanzar los 70 km/h en la submeseta norte, así como por la probabilidad de granizo de pequeño tamaño. Nivel amarillo en el Pirineo por tormentas que pueden dejar 15 mm en una hora.

 

[A 20:30 horas del 02 de julio de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 24 de mayo de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 24.png

Análisis de la inestabilidad.

En las próximas horas, se va a producir un cambio en la configuración atmosférica a través del Cantábrico oriental. Desde aquí incidirá una depresión durante la madrugada, con un desplazamiento hacia el sureste, hasta terminar posicionándose al sur de Cataluña. Esta depresión iría acompañada de una línea de inestabilidad que atravesará todo el cuadrante nororiental durante la primera mitad del viernes, propiciando un incremento del forzamiento dinámico en la vertiente sur de Pirineos. Durante las primeras horas de la mañana y hacia el mediodía, la bolsa de aire frío asociada al seno depresionario, generaría precipitaciones bastante estáticas en Cataluña. Asimismo, un chorro potente en el centro peninsular, con la amplificación de la vaguada hacia el Mediterráneo, generaría un incremento en la advección de vorticidad ciclónica debido a la cizalladura. Las tormentas se sucederían especialmente en el sureste peninsular.

Las precipitaciones que acontezcan en la vertiente sur de Pirineos durante la próxima madrugada, podrían ser bastante efectivas debido al elevado contenido higrométrico del perfil. El agua precipitable sería homogénea en toda la depresión del Ebro, con unos 24-28 mm, siendo de hasta 30 mm en tramos horarios en el corazón de esta depresión, al igual que en el litoral de Cataluña. Durante la tarde, cuando esperamos el desarrollo de la actividad tormentosa en el cuadrante suroriental, los valores de agua precipitable también serían superiores a los 25 mm, aunque no de forma homogénea. Todo ello con una humedad relativa que rondaría el 80% en niveles medios y bajos, siendo algo inferior a la que tendríamos en el noreste.

El cierzo que se instauraría en el Ebro podría marcar la frontera por el sur de las precipitaciones de relevancia que se sucederían desde el Ebro hasta Pirineos. No obstante, dicho cierzo podría desencadenar convergencias por la mañana y mediodía hacia el este de Cataluña, promoviendo las precipitaciones, efectivas y poco dinámicas, en esta región. Sería a partir de este tramo horario y, especialmente a primeras horas de la tarde, cuando el flujo de levante sería más significativo en la Comunidad Valenciana y Murcia, desencadenando una convergencia más importante hacia Albacete e interior murciano. Esta convergencia, podría incrementar la actividad tormentosa en esta área.

La energía resultará ser irrelevante en el cuadrante nororiental durante la próxima madrugada, no esperando una actividad tormentosa aquí reseñable. No así las precipitaciones, que sí podrían ser de cierta relevancia. Durante la tarde, sin embargo, los valores de CAPE sí serían algo mayores en el sureste de la Península, si bien también serán de poca entidad y presentando una distribución heterogénea. Unos 700-900 j/kg se esperan entre Murcia y Albacete, por lo que la actividad tormentosa es probable. Asimismo, la cizalladura en este sector podría exceder de los 20 m/s en los seis primeros kilómetros. Las tormentas que aquí se formen, podrán tener cierta organización, no descartándose el granizo de pequeño diámetro. En el caso del noreste peninsular, la escasa cizalladura y energía promoverá la ausencia de granizo y la mayor recurrencia local de las precipitaciones.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30 mm en una hora en el sureste de la provincia de Albacete.

Nivel amarillo por lluvias que pueden acumular hasta 50 mm en 12 horas en Pirineos y 30-40 mm en el mismo tramo horario en el resto de la provincia de Huesca y en Cataluña. Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 20 mm en una hora en el sur de Teruel, este de Castilla-La Mancha, interior valenciano y murciano y sierras de Alcaraz y Segura.

[A 19:45 horas del 23 de mayo de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 3 de mayo de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 03.png

 

Análisis de la inestabilidad.

Una depresión en niveles medios y altos que en el momento de realizar este análisis se encuentra sobre la vertical francesa, se desplazará por el noreste peninsular a partir del mediodía incrementando la advección de vorticidad ciclónica en el sector delantero de dicha perturbación. Clásica configuración de ‘rebufo’ en Cataluña que podrá propiciar precipitaciones localmente intensas, especialmente en el interior. Con el acercamiento de la depresión, el aumento respecto a días atrás del gradiente térmico vertical / horizontal y el disparo dinámico asociado; junto con el calentamiento diurno, convergencias de viento locales y el disparo orográfico podrían favorecer la formación de convección en áreas montañosas del este y sureste peninsular.

El agua precipitable será muy homogénea en todo el este y sureste peninsular alcanzando valores de entre los 16 a 20 mm y de hasta 24 – 26 mm en la costa mediterránea y archipiélago balear. Valores discretos, por lo que las lluvias que esperamos no deberían ser muy eficientes.  Conforme avance la jornada, irían reduciéndose debido a la entrada de aire frío en niveles medios y bajos. La humedad relativa en el perfil vertical atmosférico será elevada, superior al 60 – 70 %. En los sistemas Béticos y áreas colindantes, el calentamiento diurno y un viento del norte moderado (muy seco en la zona) reducirá el contenido de humedad en niveles bajos. En los pseudosondeos previstos se observa una V invertida en los niveles inferiores que denota sequedad.

El viento en esta jornada ejercerá un papel fundamental. Como mencionábamos anteriormente, en Cataluña se formará el conocido ‘rebufo’, una confrontación de vientos del noroeste (cierzo) y tramontana (viento del noreste) canalizado por el golfo de León. Ambos convergerán en el interior, costa central catalana y archipiélago Balear obligando a las parcelas de aire en niveles bajos a ascender. Al ascender, la burbuja de aire se enfría, se condensa y se forma nubosidad. En el interior de la comunidad valenciana y en las Béticas, el viento del norte, noreste y sureste convergerán  igualmente favoreciendo ascensos de aire junto con el propio disparo orográfico.

La energía disponible en esta jornada no será especialmente importante y no jugará un papel fundamental, al menos en Cataluña. En esta última zona, la abundante nubosidad y la advección fría asociada a la depresión evitarán el calentamiento diurno, factor fundamental para la aparición de la CAPE. Valores discretos que no sobrepasan en ningún caso los 100 – 400 j/kg. Debido a ello, las precipitaciones que se generen en Cataluña no deberían asociar gran actividad eléctrica ni convectiva. Si bien es cierto, que el resto de parámetros son favorables para la descarga de precipitaciones puntualmente intensas y abundantes no asociadas a convección profunda. En el interior valenciano la energía será algo más destacable al igual que en el este de Castilla – La Mancha, alcanzándose cifras cercanas a los 800 – 1.400 j/kg. De igual manera, en los sistemas Béticos y proximidades los valores estimados rondarían el umbral de los 800 j/kg. La cizalladura del viento en la capa profunda (0 – 6 km) sufriría un gran incremento respecto a días atrás favorecido por una depresión algo más profunda. Conforme avance la depresión, la cizalladura se incrementaría simultáneamente oscilando entre los 15 a 25 m/s, especialmente en el noreste peninsular. En el este y sureste valores más discretos, próximos a los 20 m/s y 15 m/s respectivamente. La helicidad relativa a la tormenta (SRH) en el este, especialmente en la Comunidad Valenciana, sería destacable, próxima a los 300 m2/s2. La hodógrafa muestra un giro brusco en sentido horario en niveles bajos pudiendo favorecer la posibilidad de alguna supercelula marginal si la convección fuera lo suficiente profunda. En relación a lo mencionado en este último párrafo, aunque en general no esperamos demasiada organización convectiva, algunas células del interior valenciano y este de Castilla – La Mancha pudiera despuntar sobre el resto. El granizo en esta jornada podrá hacer acto de presencia, aunque el diámetro sería pequeño, inferior a los 2 cm en la mayoría de células tormentosas.

Nivel 1 por lluvias que podrían acumular hasta 30 mm en 1 hora en el interior de Barcelona.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que podrían alcanzar el umbral de 15 – 20 mm en 1 hora en el interior de Castellón y Valencia, este de Cuenca y Albacete. De igual forma en los sistemas Béticos; donde la convección podría desencadenar corrientes descendentes puntualmente fuertes (rachas de viento cercanas a los 60 – 70 km/h). En el interior de Cataluña y costa central  por lluvias no convectivas que podrían descargar hasta 50 mm en 12 horas y 20 mm en 1 hora respectivamente. En las islas Baleares, siendo más probable en Mallorca que en Menorca por lluvias de hasta 15 – 20 mm en 1 hora. 

[A 04:20 horas del 3 de mayo de 2019]

Miércoles, 1 de mayo de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

En las últimas horas, se está configurando un bloqueo anticiclónico muy notable en el entorno de Groenlandia, con anomalías de geopotencial a 500 hPa de hasta 40 decámetros. Un bloqueo que derivará en un rombo próximamente. Esta configuración provoca en nuestras latitudes una gran indefinición en niveles medios y altos, auspiciando la incursión de una pequeña área depresionaria, con aire frío asociado, que se situaría al suroeste peninsular. El aire frío que alcanzaría la Península desde el norte, sería más significativo, llegando la isoterma de -20ºC a 500hPa. El gradiente térmico vertical, en conjunción con la pequeña advección de vorticidad ciclónica y la energía, contribuirán al desarrollo de tormentas puntualmente fuertes en algunos puntos del este peninsular.

En el sur del área abarcada por nuestros avisos, en el entorno de La Manchuela, esperamos los valores de agua precipitable más elevados de manera previa al inicio de la convección efectiva, con unos 20-24 mm en tramos horarios, al igual que en los Montes de Toledo, siendo superiores en el prelitoral valenciano. Valores inferiores en las áreas montañosas del Sistema Ibérico y Alcaráz-Segura. En relación a la humedad relativa, destacan valores superiores al 60% en el este peninsular en niveles medios-bajos, con un perfil en forma de “uve invertida”, siendo menos significativa en el centro de la Península.

El viento será un factor bastante trascendente en el desarrollo convectivo de la mitad oriental de la Península. Se canalizaría un flujo de levante desde el mediodía a través del interior valenciano, convergiendo en La Manchuela con un viento de sur canalizado a través del Altiplano de Murcia. Otra convergencia de vientos notoria, la hallaríamos en el sur de Teruel, todas ellas áreas donde será muy favorable la convección. El flujo de levante lograría penetrar hasta el centro de la meseta, propiciando igualmente la actividad tormentosa en su tránsito.

La energía en esta jornada va a ser otro factor de gran importancia. Podría tratarse del primer día de primavera en que la CAPE alcanzaría valores elevados y homogéneos en la submeseta sur, con picos de hasta 1.500-1.700 j/kg, siendo homogéneos los 1.000-1.200 j/kg desde el sureste de la Comunidad de Madrid hasta el centro de Albacete, sur de Ciudad Real y Teruel. Otro factor a tener en cuenta será la cizalladura, por su escasez. Valores rondando los 10 m/s en los seis primeros kilómetros, provocarán la estaticidad relativa de las células tormentosas, fomentando registros pluviométricos significativos en puntos concretos, especialmente del este de Castilla-La Mancha. No se descarta granizo de hasta 3 cm de diámetro.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta y granizo local de hasta 3 cm de diámetro, que pueden registrar localmente 40 mm en una hora en buena parte de Teruel, este de Cuenca, noreste de Albacete e interior de Valencia y Castellón.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta y granizo de pequeño tamaño, que pueden registrar de manera local 20-30 mm en una hora en el sureste de la Comunidad de Madrid, este de Castilla-La Mancha, Montes de Toledo y Sierras de Alcaraz y Segura.

[A 19:00 horas del 30 de abril de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 19 de abril de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen 1.png

Análisis de la inestabilidad.

La depresión que ayer abordábamos, transitará en las próximas horas desde Extremadura hasta Andalucía occidental. De este modo, el flujo de vientos que se deduce, es el del cuarto cuadrante en niveles medios-altos, con el frente ocluido sobre la vertiente mediterránea, intensificándose desde esta próxima madrugada, con una gran difluencia en el chorro al norte de la Comunidad Valenciana. Debido a este desplazamiento de la depresión, se producirá una retrogresión del sistema frontal, afectando en gran medida durante la segunda mitad del día, al cuadrante suroriental de la Península. De este modo, el día se dividirá en dos secciones: durante la primera mitad, las lluvias más importantes las hallaríamos en el este de la Península y durante la tarde y noche en el sureste. Asimismo, no hemos de subestimar los chubascos que, al igual que hoy, se puedan producir en el suroeste peninsular, pudiendo asociar, un día más, granizo de pequeño tamaño durante la tarde.

Los valores de agua precipitable en el Mediterráneo serán bastante excelsos durante las próximas horas, llegándose a alcanzar los 32 mm en tramos horarios frente al litoral de la Comunidad Valenciana y unos 24-28 mm en el litoral y prelitoral. Conforme avance el día, este parámetro se acrecentaría en el litoral murciano, llegando incluso a los 35 mm. Hacia la submeseta sur, valores más reducidos por la lejanía al mar, siendo, empero, superiores a 20 mm. Un agua precipitable similar tendremos durante la tarde en el cuadrante suroccidental. La humedad relativa oscilaría entre el 70% y la saturación en todo el perfil, resultando menor en el suroeste de la Península. Las precipitaciones que tengan lugar en la vertiente mediterránea de Valencia y Murcia podrán ser muy eficientes debido a estos parámetros.

En relación al flujo de vientos, cabe destacar el levante que acontecería durante la primera mitad de la jornada en el centro y norte de la Comunidad Valenciana, rolando a noreste marcado durante la tarde y noche. Un flujo que aportaría bastante humedad, como hemos corroborado previamente, hacia el interior. El viento marítimo penetraría en el sureste peninsular desde el mediodía, pudiéndose formar una línea de convergencia hacia el sureste de Castilla-La Mancha. Las líneas de convergencia a escala local también se materializarían en el suroeste peninsular durante la tarde, teniendo un régimen de vientos ciertamente errático.

La energía, un día más, va a ser irrelevante en el borde divergente del sistema depresionario, por lo que la actividad eléctrica en la vertiente mediterránea sería, a priori, despreciable. No obstante, en el cuadrante suroccidental, los valores de CAPE podrían sobrepasar los 500-600 j/kg, por lo que encontraremos, con alto grado de probabilidad, chubascos dispersos asociados al núcleo frío, de muy difícil localización. En cuanto a la cizalladura, es de destacar su mayor prominencia en el borde delantero de la depresión, por la mayor confrontación de masas de aire, con valores de unos 20-30 m/s en los seis primeros kilómetros. En cambio, al suroeste, debido a la presencia del núcleo de la depresión, valores muy reducidos, inferiores a 10 m/s, propiciando cierta estaticidad de los chubascos, que podrán asociar granizo de pequeño tamaño.

Nivel 1 por lluvias que en 12 horas pueden registrar 40-50 mm en la Comunidad Valenciana, sur de Tarragona, este-sureste de Cuenca, Albacete y gran parte de Murcia. Este aviso puede superarse localmente en las provincias de Valencia y Castellón.

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 20-30 mm en 1 hora en Sevilla, el sector occidental de Sierra Morena y parte de las provincias de Córdoba y Cádiz.

[A 21:45 horas del 18 de abril de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 18 de abril de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

En el momento de realizar el presente análisis, cuando son las 19:30 horas del miércoles, tenemos un área de bajas presiones de 1.002 hPa al oeste de Galicia, que asocia un frente frío que ya incursiona a través de Portugal. Esta borrasca perderá identidad muy rápidamente en las próximas horas, desapareciendo en su práctica totalidad a nivel de superficie. Consigo, se producirá una frontólisis desde el sector meridional del frente, que se debilitará en este momento. Sin embargo, en niveles medios y altos permanecerá un embolsamiento de aire frío que permitirá la persistencia a nivel sinóptico del sistema frontal. De este modo, asistiremos, con escaso grado de incertidumbre, a una intensificación significativa del área frontal conforme avance hacia el interior peninsular. Reactivación debida a una confrontación con una masa de aire muy cálida, que en estos momentos se sitúa sobre el sector sur y central de la Península. Esta masa de aire propiciará una sobresaliente ralentización del frente en toda la franja central de la Península, situándose sobre la misma toda la advección de vorticidad ciclónica del área depresionaria ya citada. De este modo, llegaría lentamente a la vertiente mediterránea, donde experimentaría otra reactivación hacia la noche de mañana jueves.

Debido a las características del flujo de vientos, que más adelante abordaremos, y a la propia presencia del sistema frontal, los valores higrométricos van a ser ciertamente excelsos en el sector central de la Península desde la próxima madrugada. Se esperan valores de agua precipitable incrementándose hasta los 20-24 mm principalmente en la submeseta sur, atestiguando un perfil prácticamente saturado en su totalidad, desde la superficie hasta más allá de los 700 hPa. El agua precipitable se reduciría en el centro tras el paso del frente en torno a la tarde. En ese momento, nuestra atención se centra en la vertiente mediterránea, especialmente hacia el interior valenciano. La superficie frontal se encontraría con hasta 28-30 mm de agua precipitable disponibles en el litoral y prelitoral valenciano, por lo que las precipitaciones podrían ser intensas hacia la noche. Asociado al aire frío de la depresión, se desarrollarían chubascos durante la tarde en el cuadrante suroccidental, con valores higrométricos más discretos.

El flujo de vientos resulta esencial para comprender la distribución y la intensidad de las precipitaciones que acontezcan desde las próximas horas. Tendremos un viento de sur muy marcado en niveles medios-altos en el centro-este de la Península, asociado al sector divergente de la depresión. Un sur propagado hasta la superficie, prácticamente puro, que ralentizaría el transcurso al este del sistema frontal. No obstante, no podemos obviar la convergencia de vientos que tendría lugar en el centro de la Península, debido a que se instauraría sureste desde el Mediterráneo. Conforme la depresión se adentre en la Península y el frente avanzara lentamente hacia el Mediterráneo, el flujo de vientos en altura rolaría a sureste, desplazando las precipitaciones hacia el este de la submeseta sur en disposición relativamente retrógrada. Una vez la depresión se halle al sur de Gredos, toda la divergencia y confrontación de masas de aire se hallará sobre la mitad oriental, esperando aquí pues, la máxima inestabilidad de masas de aire. Empero, aún habiendo atravesado el frente el sector central, no se experimentaría un role de vientos significativo, probablemente por la pérdida de reflejo superficial de la borrasca, por lo que las precipitaciones eficientes no se descartan.

La energía, en contra de lo que pudiera considerarse debido al aporte cálido y húmedo del borde divergente de la depresión, no será significativa, probablemente por la excesiva saturación del perfil, cuya temperatura descendería, de hecho a menor ritmo que el marcado por la pseudoadiabática. La actividad eléctrica no debería ser relevante en principio. Sin embargo, la confrontación de masas de aire sobre la franja central, con toda la advección de vorticidad ciclónica sobre la misma, hace que sea muy probable la formación de una línea de turbonada —de lento transcurso por el flujo de sur-sureste en altura— en la submeseta sur desde esta próxima madrugada. La energía si sería más abundante durante la tarde en el suroeste de la Península, con hasta 400-600 j/kg de CAPE, por lo que esperamos chubascos de núcleo frío. Por su parte, la cizalladura se incrementaría con la intensificación del frente, teniendo un comportamiento muy cambiante, con hasta 25-30 m/s en el centro-oeste, disminuyendo hacia el este. Las precipitaciones podrán tener un discurrir dinámico en la componente sur-norte, pero no tan acentuado en la oeste-este.

Nivel 1 por lluvias que pueden registrar 40-60 mm en 12 horas en la mitad oriental de la Comunidad de Madrid y provincias de Toledo y Ciudad Real, así como buena parte de las de Guadalajara, Cuenca, Albacete e interior valenciano. En este último sector pueden registrarse 30 mm en una hora.

Nivel amarillo por lluvias que pueden registrar 30-40 mm en 12 horas en las áreas demarcadas.

[A 20:20 horas del 17 de abril de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Lunes, 15 de abril de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

A lo largo de estos días, se ha ido consolidando un patrón de bloqueo anticiclónico en el entorno de Escandinavia. Sin embargo, sus consecuencias hasta el día de hoy han sido nulas en el territorio peninsular, con una dorsal que ha propiciado un inicio de Semana Santa tranquilo. Empero, el eje de una vaguada asociada a una baja atlántica se encuentra en estos momentos situado justo al este del archipiélago de las Azores y, asociado a la misma encontramos un fuerte máximo de vientos del chorro procedente del tercer cuadrante, resultando esto en la aproximación de esta perturbación de cara a la jornada de mañana, así como en una advección cálida en niveles bajos y vorticidad ciclónica. El mayor riesgo de fuertes precipitaciones se hallará en el tercio norte de cara a la tarde, coincidiendo con el tránsito de la onda en altura por la vertical.

El contenido higrométrico más significativo se encontrará en la costa norte. El frente frío asociará valores de agua precipitable de 28-30 mm en tramos horarios desde la costa de Galicia hasta la de Asturias en su mitad occidental. Es a partir de este sector y de cara a la tarde cuando podrían incrementarse hasta los 32-34 o incluso 36 mm, trasladándose de oeste a este. En el Valle del Ebro, los valores más altos se concentrarían en la cabecera, con unos 24-26 mm en tramos horarios por la tarde. Los sondeos previstos para este último sector denotan un perfil vertical bastante saturado a niveles medios. En general, se espera un perfil bastante húmedo en niveles medios, y más seco en niveles bajos, dada la acción de los vientos de componente sur. Por ello, no descartamos algún reventón de forma puntual.

Un importante desencadenante de la actividad convectiva que esperamos para mañana será la convergencia de vientos. Una línea de convergencia asociada a la galerna, que se desplazaría de oeste a este por el Cantábrico, alcanzando el alto Ebro ya bien avanzada la tarde. Dichas convergencias vendrían asimismo favorecidas por la previsible formación de una baja en el entorno del Cantábrico. Con el paso de la susodicha línea de convergencia es cuando se espera la mayor actividad convectiva, al suponer un eficaz mecanismo de disparo, en conjunción con el factor orográfico que supone la Cordillera Cantábrica. No solo eso, sino que será bastante destacable el papel de las corrientes de densidad, que, en conjunción con la mencionada convergencia, dispararía nuevas células en otros puntos. Además, se esperan fuertes rachas de viento con el paso del frente, localmente muy fuertes durante el role de vientos.

Tampoco será nada despreciable la energía disponible en la jornada de mañana. Si bien no se esperan valores sobresalientes, sí que se dispondrá de unos 1.000 J/kg en bastantes puntos del Cantábrico y submeseta norte. Probablemente, será más significativa en el sector comprendido entre Cantabria, norte de Burgos y La Rioja, donde se llegarían a los 1.200-1.400 J/kg de forma puntual en los momentos previos a la convección. Asimismo, será destacable la cizalladura. En los primeros 6 kilómetros, se prevén unos 20 m/s en el sector donde más riesgo esperamos, y cercana a los 10 m/s en el primer kilómetro. Por otro lado, la helicidad será destacable, alcanzándose los 200-300 m2/s2 en varios puntos del Cantábrico. Con todo esto, no es nada descartable encontrar cierto nivel de organización, con algún sistema convectivo de mesoescala en el que se podría hallar, de forma muy puntual, algún sistema supercelular.

 

Nivel 1 por fuertes lluvias acompañadas de tormenta que pueden dejar hasta 30 mm en una hora en Cantabria, País Vasco, Navarra y norte de Burgos y La Rioja. No se descarta granizo de diámetro máximo de 2/3 cm, así como rachas de viento de 70-80 km/h puntualmente.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en una hora.

[A 20:30 horas del 14 de abril de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Domingo, 31 de marzo de 2019

Niveles de riesgo meteorológico.

3C88A776D9D24090A48C6CD5A09C8195.png

Análisis de la inestabilidad.

En los últimos días se ha producido, de manera progresiva, un marcado debilitamiento del dominio anticiclónico que desde el norte, oeste o sobre la vertical, venía imperando el panorama atmosférico de todo el territorio nacional. Como comentamos, fruto de una dinámica más primaveral, la indefinición en niveles altos está siendo significativa al oeste de la Península y norte de Canarias. Al oeste se fortalecerá una depresión en niveles medios y altos que derivará al sur, hasta situarse entre la Península y el archipiélago de las Azores. La pequeña depresión del norte de Canarias avanzaría hacia la Península, hasta desencadenar la mayor advección de vorticidad ciclónica en la vertiente mediterránea, donde el forzamiento dinámico será más marcado. Por otro lado, como consecuencia del incremento del gradiente térmico vertical asociado al embolsamiento de aire frío, se desarrollaría convección especialmente en torno al tramo occidental de Sierra Morena, entre otros puntos de la mitad sur.

El grueso de las precipitaciones avanzaría desde el litoral andaluz hacia la mitad oriental de la Península, en un desplazamiento y reactivación orientados al norte. Además, los valores de agua precipitable serían ciertamente elevados en el litoral mediterráneo, homogeneizándose los 24 mm en tramos horarios en todo el litoral valenciano y murciano y los 20 mm en el interior. Valores que atestiguan una humedad relativa muy excelsa en la práctica totalidad del perfil, rondándose la saturación en niveles inferiores y medios. En la mitad sur de la Península la humedad sería menor, con un perfil que presentaría un relativa forma de “uve invertida”, fomentando la convección hacia la tarde.

A nivel superficial, el flujo de vientos predominante en la vertiente mediterránea será de noreste prácticamente durante todo el día, teniendo levante justo por encima y componente sur en niveles medios, en torno a los 650 hPa. De este modo, la mayor inestabilidad tendría lugar en el sur de Valencia y en el norte de Alicante, donde a la advección de vorticidad, común a toda la mitad oriental, se le uniría el forzamiento orográfico característico de las sierras de la Safor y Aitana. Esta componente marítima, asimismo, sería la causante del fortalecimiento de las precipitaciones a lo largo de todo el litoral valenciano, de sur a norte, conforme avanzara el día.

Los índices que denotan convectividad no serían relevantes en la vertiente mediterránea, en parte por la notable saturación que presentaría prácticamente todo el perfil. Únicamente tendríamos cierta convección, tal como para desencadenar riesgo por la estabilidad de los chubascos, en torno a Sierra Morena y, en menor medida, al norte de Málaga. Los valores de CAPE rondarían los 600-800 j/kg. Lo más relevante de este sector, que conlleva por nuestra parte la emisión de aviso por riesgo bajo, es la cizalladura, que sería prácticamente inexistente. Los chubascos que se formen serían bastante estáticos, propiciando acumulados significativos en puntos concretos. La cizallada en la mitad oriental sí sería más destacada, con 15-20 m/s en los seis primeros kilómetros, facilitando el desplazamiento de las precipitaciones hacia el norte. No se descarta la presencia de algunas mangas marinas frente al litoral valenciano.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20-40 mm en 12 horas en el sector occidental de Sierra Morena y norte de Málaga.

Nivel 1 por lluvias que en 24 horas pueden registrar 50-60 mm en el norte de Alicante y litoral y prelitoral de Valencia y Castellón. En el sur de Valencia y norte de Alicante podrían alcanzarse y puntualmente superarse los 80 mm.

[A 20:15 horas del 30 de marzo de 2019]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.