Viernes, 01 de diciembre de 2017

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Mañana se inicia el invierno meteorológico y vendrá acompañado de un recrudecimiento muy sustancial en la irrupción ártica marítima en la cornisa cantábrica. Va a ser un día muy complejo en cotas medias por el importante descenso de la cota de nieve, que no quedará lejos incluso del nivel del mar (puntualmente) durante la segunda mitad del día en Guipúzcoa. Todo ello debido al flujo de norte, auspiciado en parte por la localización del anticiclón subtropical al noroeste. De este modo, una significativa línea de inestabilidad se abrirá paso hacia el interior peninsular desde el Cantábrico.

El análisis de mañana, por estar centrado en las precipitaciones de carácter sólido, se va a centrar fundamentalmente en las temperaturas y el viento. En cuanto a lo primero, vamos a diferenciar algunos niveles verticales. A 500 hPa se va a producir un súbito descenso en las temperaturas durante esta próxima madrugada. En apenas 12 horas la temperatura a este nivel (unos 5.400 metros) se va a desplomar más de 10ºC. Vamos a tener en el Cantábrico oriental hacia las horas centrales del día, temperaturas a tal nivel de hasta -36ºC. Además de nieve en cotas muy reducidas, no se descarta la presencia de granizo fruto del notable gradiente vertical. Pero además, también tendremos un importante gradiente horizontal, pues en Asturias, la temperatura a 500 hPa será superior en más de 10ºC a la del País Vasco. Muy destacable, asimismo, el descenso de temperatura en Baleares durante la tarde, con hasta -38ºC a este nivel.

La superficie de 850 hPa es otro nivel atmosférico importante en lo referido a la cota de nieve. Los cambios no son tan súbitos como en niveles superiores por la acción de la humedad relativa, entre otros factores. Empero, el descenso será acusado y de mayor extensión horizontal a través del Cantábrico. Hacia las horas centrales del día, en este nivel (unos 1.450 metros en este caso), la temperatura será de unos -4ºC generalizados en el Cantábrico, extendiéndose progresivamente a través del Sistema Ibérico y submeseta norte, llegándose a los -6ºC en el sector oriental del Cantábrico. También en el archipiélago balear podrían alcanzarse estos -4ºC, especialmente desde la tarde-noche. Entre los 850 hPa y la superficie, el panorama es considerablemente irregular y se debe atender a las características orográficas, al viento y a la humedad relativa.

En lo relativo al viento, hemos de destacar la componente norte. Este flujo va a ir imponiéndose desde el Cantábrico por la mañana hasta el resto de la Península por la tarde, permitiendo que la nieve se adentre hacia el interior de la submeseta norte a través de Burgos. También en el Sistema Ibérico. Esta componente derivará en cierzo en la depresión del Ebro, siendo ostensible desde Tafalla y Calahorra (Navarra y La Rioja) hacia la cuenca media y baja, haciendo divergir a la masa de aire y mermando la inestabilidad.  El viento será ciertamente marcado en el litoral, si bien hacia el interior puede ser menor, favoreciendo incluso la existencia de inversiones térmicas a primeras horas y permitiendo una mayor acumulación de aire frío. La humedad relativa en superficie oscilará entre el 70 y 90% en toda la Cordillera Cantábrica, siendo superior en niveles superiores.

Con todo lo expuesto, esperamos una cota de nieve en el Cantábrico oriental descendiendo desde los 700-800 metros a primeras horas hasta los 200-300 metros que podrían alcanzarse desde media tarde (valores relativos, dependientes de la intensidad de las precipitaciones entre otros aspectos). La cota de nieve iría subiendo hacia el oeste hasta unos 500 metros. En la submeseta norte (Burgos especialmente, también Palencia y ladera norte del Sistema Central, en menor medida) la nieve podría aparecer a cualquier cota, al igual que en el Sistema Ibérico. En Baleares, la cota de nieve se iniciaría en torno a los 800-900 metros, descendiendo durante la tarde-noche hasta los 200-300 metros, reduciéndose la inestabilidad.

Nivel 1 por nevadas desde los 500 metros en la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico (correspondiente a la cabecera del Duero), País Vasco, Navarra y Pirineos occidentales. Podrán acumularse 10 cm entre 500 y 800 metros y hasta 25 cm desde 800 metros (espesor que podría aproximarse a los 45 cm en cotas elevadas). La cota de nieve podría descender de los 300 metros en el Cantábrico oriental. Nivel 1 por nevadas, a su vez, en la sierra de Tramontana (Mallorca), desde los 600 metros, pudiéndose acumular entre 10-15 cm, especialmente desde los 800 metros. No se descarta el granizo de pequeño tamaño.

Nivel amarillo por nevadas en el resto de Pirineos y Sistema Ibérico, así como al norte y este de la submeseta norte. En estos puntos podrá nevar prácticamente a cualquier cota, registrando alrededor de 10 cm (variando espesores dependiendo de la orientación, altitud, etc).


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Miércoles, 29 de noviembre de 2017

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

La reintegración en la circulación general de una borrasca situada en el Atlántico, va a propiciar un incremento en la inestabilidad en buena parte de la mitad sur, marcando el Sistema Central el límite. La diferencia de temperatura potencial en niveles medios/bajos entre el norte y sur de la Península sería de hasta 20ºC. No podemos obviar, asimismo, la inestabilidad que se concentrará en el Cantábrico, asociada a un flujo de nor-noroeste con un notable descenso en la cota de nieve.

En referencia al agua precipitable, huelga destacar el máximo situado en el cuadrante suroccidental, extendido a través de la depresión del Guadalquivir, con hasta 32-34 mm en tramos horarios de la madrugada. En la submeseta sur, los valores rondarían los 24-28 mm. En ambos casos, dicho parámetro mermaría desde el mediodía y hacia el este, concentrándose en la costa mediterránea andaluza durante la tarde. En el Cantábrico, valores de agua precipitable discretos, alcanzándose como mucho los 12 mm en tramos horarios.

En cuanto al viento, en la mitad sur no tendríamos una componente definida en superficie y en altura predominaría el poniente. No obstante, la advección de norte se consolidaría desde el Cantábrico hacia el resto de la Península desde el mediodía, aparejando la reducción higrométrica ya manifiesta. Pero a su vez, este flujo de norte conllevará una intrusión de aire frío generalizada, con la irrupción de la isoterma de -2ºC a 850 hPa y la de -30ºC a 500 hPa en el Cantábrico oriental. La cota de nieve podría bajar incluso a 600 metros y puntualmente a altitudes menores de la Cordillera Cantábrica y Pirineo navarro.

No se descarta cierta actividad tormentosa en la mitad occidental de Andalucía durante la próxima madrugada, al encontrar valores de CAPE de entre 700 y 1.100 j/kg. En el Cantábrico oriental no es descartable el granizo de pequeño tamaño. La inestabilidad acontecería inmersa en unos valores de cizalladura en los seis primeros kilómetros de unos 20 m/s, siendo algo más elevada en la cornisa cantábrica.

Nivel 1 por precipitaciones muy efectivas y que pueden ser intensas en el curso medio y alto del río Guadalquivir, Prebética, Subbética (especialmente sierra de Grazalema) y este de Sierra Morena. Estas precipitaciones pueden registrar 50 mm en 12 horas. Huelga destacar que en algunos puntos (por ejemplo Grazalema) dicha cifra puede ser superada con notoriedad. Nivel 1, asimismo, por nevadas que pueden registrar hasta 20 cm desde 1.200 metros en la Cordillera Cantábrica y Pirineo navarro, con 8-10 cm entre 900 y 1.200 metros.

Nivel amarillo por precipitaciones que pueden registrar 30 mm en 12 horas en Andalucía, sur y sureste de Extremadura, sur de Castilla-La Mancha y Baleares.


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Sábado, 04 de noviembre de 2017

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 4.png

Análisis de la inestabilidad.

La depresión que nos ha estado afectando en el día de hoy, y que aloja una pequeña borrasca en su seno, está siendo reabsorbida por la circulación general. El tránsito de dicha borrasca hacia el este se producirá a través del centro peninsular, a la vez que la misma irá perdiendo bastante entidad. Con esta situación, buena parte del país continuará bajo la acción de la advección de vorticidad ciclónica y con vientos de componentes sur y oeste, muy inestables, que darán paso conforme avance el día a vientos de componentes más septentrionales que hará que la inestabilidad se acentúe en torno al Cantábrico. La mayor inestabilidad en la próxima madrugada se concentrará en Andalucía y Castilla-La Mancha.

En estas regiones encontraremos valores de agua precipitable en tramos horarios de unos 20 mm, con picos de 26 mm en la Submeseta y hasta 28 mm en puntos costeros de Andalucía. Por otro lado, a primeras horas de la mañana, habría unos 26 mm homogéneos en Aragón y, por la tarde, la inestabilidad se acentuará en el extremo norte peninsular y Cataluña, donde se superarían los 26 mm de agua precipitable en tramos horarios, sobre todo al noreste, en cuyo litoral se esperan hasta 30 mm.

En lo referido al viento, continuarán las componentes del III cuadrante, arrastrando masas de aire húmedo que se adentrarán a través del Golfo de Cádiz. No se esperan rachas significativas. Cabe destacar que en Cataluña el viento soplará de levante (carácter marítimo), aportando mayor humedad en los niveles inferiores. Es de destacar que conforme avance la borrasca, el viento rolará a componente norte, lo que provocará un incremento de la inestabilidad en el extremo norte.

La energía disponible no será significativa por lo general. Se esperan valores de CAPE en la próxima madrugada y primeras horas de la mañana de unos 500 j/kg en las áreas que mayor inestabilidad presenten. En cambio, sí que se manifestarán valores más destacados en Cataluña, donde se llegaría por la tarde a unos 1.000 j/Kg de forma homogénea, y en el norte peninsular, a unos 700. Por consiguiente, cabe esperar actividad eléctrica sobre todo en estos dos últimos sectores, sin descartarla en el resto, especialmente de cara a la tarde, con la llegada de los chubascos post-frontales. La cizalladura, por situarnos en esta jornada en el seno depresionario, no será relevante, existiendo pues, un menor dinamismo en la inestabilidad. A pesar de ello, tanto la cizalladura como la helicidad en el primer estrato de la atmósfera podrá ser relevante, alcanzando los 10 m/s y los 300 m2/s2 respectivamente. No son descartables fenómenos tornádicos, no mesociclónicos, en las costas de Cádiz, Málaga y oeste de Granada.

Nivel 1 por precipitaciones acompañadas de tormenta que pueden descargar hasta 30 mm en 1 hora y 40 mm en 12 horas en las costas y prelitoral catalán, así como por precipitaciones que pueden dejar registros pluviométricos cercanos a  40 mm en 12 horas en el Pirineo navarro, Huesca y Cádiz (localmente 50-60mm).

Nivel amarillo por riesgo bajo asociado a precipitaciones que pueden registrar 20-30 mm en 12 horas en el Cantábrico (localmente hasta 40-50mm), costas de Cádiz, Málaga y oeste de Granada, Sierra Morena, sur de Gredos, Cataluña, norte de Navarra y Huesca.

Viernes, 03 de noviembre de 2017

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Una nueva área depresionaria situada al oeste-noroeste de la Península está rompiendo la monotonía de las últimas semanas (y salvo paréntesis puntuales, de los últimos meses), dando lugar a inestabilidad que se centra y se centrará eminentemente en la vertiente atlántica, especialmente en el sector más occidental y accidentado geográficamente. No obstante, siguen sin vislumbrarse indicios a plazo alguno de un verdadero cambio de tendencia a la inestabilidad generalizada. Las precipitaciones que se producirán mañana viernes serán de origen frontal (frente frío), reforzadas por el factor orográfico, especialmente en la vertiente meridional del sector occidental del Sistema Central (Sierra de Gredos).

Durante la próxima madrugada, así como durante la tarde-noche y noche del viernes, tendremos los valores más elevados de agua precipitable en tramos horarios, centrados principalmente en Extremadura. Se alcanzarían hasta los 30 mm en tramos horarios, decreciendo rápidamente hasta los 18-20 mm, que imperarían durante gran parte del día, para volver a alcanzar los valores de la madrugada hacia el final de la jornada. En torno al golfo de Cádiz, los valores a primeras horas podrían aproximarse a los 36 mm. El perfil, en definitiva, exhibiría un contenido higrométrico relativamente considerable.

Las componentes de viento fundamentales que acontecerán en la jornada de mañana serán las que abarcan desde el sur al suroeste, componentes pues, meridionales con aporte húmedo y generadoras de disparo orográfico en el Sistema Central (Gredos), también en Sierra Morena (Sierra de Aracena y norte de Sevilla) y en menor medida en el sector de Las Villuercas. La componente meridional será especialmente notoria a media tarde.

Además existirá convección, pues los valores de CAPE van a sobrepasar en buena parte de Extremadura de los 500 j/kg, puntualmente próximos a 1000. La convección será más acentuada en el entorno del golfo de Cádiz, donde la energía podría sobrepasar los 1.000 j/kg. De este modo, tendremos tormentas (en principio no muy intensas ni homogéneas) en diversos puntos de la mitad occidental. La cizalladura en los seis primeros kilómetros de perfil vertical va a ser por lo general de unos 20 m/s durante gran parte de la jornada, por lo que existirá dinamismo en la inestabilidad.

Nivel 1 por precipitaciones que en algunos casos pueden ir acompañadas de cierto aparato eléctrico y registrar 40 mm en 12 horas, en la Sierra de Gredos en el Sistema Central y en la Sierra de Aracena y norte de Sevilla en Sierra Morena.

Nivel amarillo por riesgo bajo asociado a precipitaciones que pueden registrar 20-30 mm en 12 horas en Extremadura, parte de Sierra Morena y cuadrante suroccidental.


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.