Viernes, 01 de junio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Durante la jornada de hoy jueves, se ha cerrado una nueva depresión aislada en niveles altos al noroeste peninsular. Esta incipiente DANA se desplazará durante la jornada de mañana hacia el sur-sureste, situándose su centro en altura en el norte de Portugal desde el mediodía. Por lo tanto, se acentuará el gradiente térmico vertical, pero muy especialmente la advección de vorticidad ciclónica al centro-este de la Península, coadyuvando estos factores a una nueva intensificación de la actividad convectiva, especialmente en la mitad norte.

Si bien durante la próxima madrugada son de esperar algunas precipitaciones en el Cantábrico y submeseta norte, la inestabilidad más acentuada se concentrará a partir de mediodía. En este sector, se esperan unos 16-20 mm de agua precipitable en tramos horarios esta próxima madrugada, mientras que en el Cantábrico dichos valores serán de alrededor de 26 a 28 mm. Empero, a partir del mediodía, dichos valores experimentarían un notable incremento, pues se esperan hasta 32-34 mm en tramos horarios en el Cantábrico más oriental y en torno a 24-26 mm en la cuenca del Ebro. Valores similares en el litoral catalán y finalmente unos 20 mm en buena parte de los sistemas montañosos de la mitad norte, así como en la submeseta norte. A niveles medios, se esperan valores de humedad en general altos. Sin embargo, en los niveles inferiores, la humedad relativa será menor, no descartando algún episodio de “reventón”, especialmente al sur/este de Burgos y en el entorno de Cinco Villas. Las precipitaciones, asimismo, podrán ser eficientes, sobre todo en el cantábrico oriental.

La componente norte proporcionaría humedad en niveles bajos al Cantábrico durante todo el día. En la submeseta norte, se pueden dar convergencias a partir de la tarde, mientras que la componente este imperaría en buena parte de la vertiente mediterránea. No obstante, este viento de levante se adentraría en la depresión del Ebro confrontando con el cierzo, siendo este factor un desencadenante de la actividad convectiva. En el centro, asimismo, tendríamos convergencia entre la componente sureste y suroeste, hecho que podría propiciar la inestabilidad convectiva de cara a la tarde-noche especialmente. La componente meridional favorecería la inestabilidad en el entorno de la Cordillera Ibérica especialmente, asociado al disparo orográfico.

Los valores de CAPE se incrementarán de forma ostensible desde el mediodía especialmente, esperándose valores en torno a los 600-800 j/kg en buena parte del cuadrante nororiental. Los valores máximos se hallarán en el Sistema Ibérico, donde se podrían alcanzar los 1.200 j/kg a primeras horas de la tarde para mermar posteriormente. En cuanto a la meseta, la energía disponible tendrá una distribución ciertamente heterogénea, si bien se pueden alcanzar, por lo general, los 800 j/kg en diversos tramos de la jornada. Por último, las células no tendrán demasiada organización pues los valores de cizalladura en los seis primeros kilómetros serán más bien bajos, de en torno a 10-15 m/s.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden dejar 30 mm en 1 hora en Navarra, País Vasco, La Rioja, este de Cantabria, buena parte de Aragón e interior de Cataluña, así como en el Sistema Ibérico en su conjunto. No se descarta la ocurrencia de granizo de unos 2-3 cm puntualmente.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15 mm en una hora.

[A 21:00 horas del 31 de mayo de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Lunes, 28 de Mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 28.png

 

Análisis de la inestabilidad.

La extensa depresión que hoy afecta a gran parte del oeste de Europa, mañana lunes, tenderá a aislarse de la circulación general atmosférica. En la península Ibérica, dos centros de acción serán los encargados de inestabilizar la atmósfera. El primero de ellos se localizará en el norte de Portugal. En capas altas de la atmósfera posee un núcleo frío con hasta -18ºC a 500 hpa. Suficiente gradiente térmico vertical como para generar convección en el noroeste peninsular junto con otros factores en superficie. En cambio, el segundo centro de acción, previsiblemente podría localizarse en el noreste peninsular, un vórtice en niveles medios – bajos, visible en el campo de viento a 700 hpa. En altura, no posee aire frío, de hecho algunos modelos detectan una pequeña anomalía cálida en los 500 hPa. Este centro depresionario estimulará la convección en el noreste peninsular junto a una marcada convergencia de viento en superficie.

Desde mediodía, el contenido higrométrico en el este peninsular se verá notablemente incrementado gracias a la entrada de viento de levante que aportará gran humedad procedente del Mediterráneo en niveles bajos. Valores que fácilmente podrán alcanzar los 35 mm en la depresión del Ebro, Tarragona y Castellón. Debido a ello, esperamos precipitaciones abundantes y eficientes en el sector mencionado. En el centro peninsular, el acercamiento de un embolsamiento de aire frío por Portugal, mermará el contenido higrométrico bien entrada la tarde. El perfil atmosférico presentará relativa saturación en capas bajas – medias por lo que durante la convección no esperamos rachas de viento especialmente fuertes.

El viento será un factor elemental en el desarrollo de la inestabilidad durante la jornada de mañana. El cierzo ganará presencia a partir de la tarde. Con el avance de las horas irá descendiendo por la depresión del Ebro hasta alcanzar Zaragoza. Allí se verá interrumpido debido al choque con los vientos de levante. Ambos interactuarán formando una importante convergencia de vientos que será clave para el desarrollo de la convección, forzando a las masas de aire a ascender, ya que en la jornada del lunes, en el cuadrante noreste no hay mecanismos de disparo relevantes. En la submeseta norte no hay convergencias de viento realmente efectivas. La convección se iniciará gracias al gradiente de temperatura vertical existente y el disparo orográfico del Sistema Central.

La energía convectiva potencial disponible será menor a la que encontrábamos en el día de hoy. Esperamos dos máximos. Uno de ellos en Cataluña y Aragón y otro en Castilla – La Mancha y Comunidad Valenciana. En estas comunidades se podrán dar valores promedio de hasta 1.200-1.300 J/kg con picos de hasta 1.400-1.500 J/kg localmente. En Castilla y León la energía será más discreta y centrada especialmente en las provincias del sur. Allí se podrán alcanzar los 800 – 1.200 J/kg. La cizalladura del viento será prácticamente inexistente salvo en el noroeste peninsular donde podrán alcanzarse los 10 m/s en los primeros 6 kilómetros. La altura de la isoterma de los 0ºC se encontrará a una altura aproximada de 2800 metros en el noreste y noroeste peninsular. En relación a estos parámetros mencionados, esperamos convección, localmente organizada especialmente en el cuadrante noreste y noroeste peninsular y granizo de un diámetro máximo de hasta 3 cm de diámetro.

Nivel 2 por lluvias intensas, acompañadas de tormenta, que pueden dejar 40 mm en 1 hora y hasta 60 mm, puntualmente, en 3 horas, en el este de Huesca y Zaragoza, norte de Castellón y oeste de Tarragona y Lleida. Localmente no se descartan inundaciones.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden dejar 30 mm en 1 hora en buena parte de Castilla y León, especialmente en el noroeste de la comunidad y norte del Sistema Central, norte de la Comunidad de Madrid, Guadalajara, Cuenca, Aragón, norte de Castellón y Valencia y oeste de Cataluña.

Nivel amarillo por lluvias que pueden dejar 15 mm en 1 hora, especialmente en el norte y este de Castilla – La mancha y sur de Ciudad Real.

[A 23:20 horas del 27 de mayo de 2018]

Domingo, 27 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Si algo caracteriza al pronóstico de hoy es la incertidumbre que existe a nivel meso-escalar en la vertiente mediterránea peninsular. Se ha generado una extensa depresión que abarca desde el sur de las islas británicas hasta la cordillera del Atlas, dando lugar a diversos embolsamientos de aire frío relativamente independientes dentro de esta estructura. En concreto, mañana tendríamos un pequeño embolsamiento frío en niveles medios-altos, procedente del sur y acoplado en término en el entorno de Alborán. El gradiente térmico vertical que se generaría, en combinación con las líneas de convergencia a nivel superficial en la vertiente mediterránea, pueden dar lugar a tormentas que podrían ser puntualmente muy fuertes.

Desde media tarde, francamente excelso sería el contenido higrométrico en la depresión central del Ebro, alcanzándose valores de agua precipitable superiores a los 30 e incluso 35 mm. En el sur de Castilla-La Mancha y especialmente en el sector central, se generalizarían los 24-28 mm desde el mediodía, puntualmente superándose dicha cuantía. En todo el sector abarcado con aviso, se rondaría el 60-90% de humedad relativa en niveles medios-bajos, siendo menor en superficie. Presentaría pues, el perfil, apariencia de “uve invertida”, siendo proclive a que la inestabilidad se acompañe de fuertes rachas de viento. El embolsamiento frío presentaría valores térmicos de -18ºC en su seno a 500 hPa en el sur, siendo un aliciente para el desarrollo convectivo.

El viento será un factor elemental en el desarrollo de la inestabilidad durante la jornada de mañana. Con alto grado de probabilidad, se establecería un flujo de sureste avanzando desde el litoral mediterráneo hacia La Mancha e interior de la depresión del Ebro. Conforme avanzara, un día más, generaría convergencia, alentando al forzamiento dinámico y a la generación de tormentas. Esta convergencia sería bastante clara principalmente en el Ebro, con disposición noreste-suroeste. También sería notorio el aporte de sureste desde La Manchuela a La Mancha. En el sector bético abarcado, también esperamos cierta convergencia del sureste (no marcado) desde la Región de Murcia. Será un elemento importante, asimismo, el desarrollo de corrientes de densidad, propiciando el desarrollo de células convectivas en el flanco norte, avanzando incluso hacia el centro en la tarde-noche. No obstante, su acción regeneradora se vería limitada por la reducida cizalladura.

En todo el área delimitada mediante avisos, los valores de energía serán acentuados, con picos máximos de 1.700-1.900 j/kg de CAPE, en menor medida hacia los Montes de Toledo. Este hecho, en combinación con la ya citada convergencia, podría generar convección profunda. La CAPE se consumiría en primer lugar en el entorno de La Mancha, Sierra de Albarracín y Serranía conquense. La inestabilidad de la depresión del Ebro la esperamos desde primeras horas de la tarde, mermando la energía pues, desde entonces. Será noticioso, además, el reducido valor de la cizalladura en todo el perfil, con apenas 10 m/s o menos en los seis primeros kilómetros de espesor. Esperamos células ciertamente estáticas, pudiendo originar inundaciones a nivel local debido a la profundidad de la convección. La organización celular tendrá lugar en torno a las líneas de convergencia, que podrían llegar a originar incluso una pequeña meso-baja en Aragón.

Nivel 2 por lluvias intensas, acompañadas de tormenta, que pueden dejar 40 mm en 1 hora y hasta 70 mm, puntualmente, en 3 horas, en el norte de Zaragoza y buena parte de Huesca. En el caso de Cuenca, podrán dejar 30-40 mm en 1 hora y 60 mm en 3 horas. Localmente no se descartan inundaciones.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden dejar 20-30 mm en 1 hora en el este y centro de Castilla-La Mancha, Bética jiennense, norte de Murcia, interior de la Comunidad Valenciana, Aragón, Soria y buena parte de Navarra y La Rioja. En el caso de Albacete, el umbral del aviso de nivel 1 puede ser superado puntualmente.

Nivel amarillo por lluvias que pueden dejar 15-20 mm en 1 hora.

[A 21:20 horas del 26 de mayo de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Sábado, 26 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 26

Análisis de la inestabilidad.

La DANA que venimos abordando estos últimos días, en su desplazamiento hacia el norte, alcanzará el Cantábrico presentando una estructura ciertamente irregular, desarrollándose una nueva estructura ciclónica secundaria en niveles superiores hacia el suroeste. De este modo, la inestabilidad volverá a ser notable en puntos del norte peninsular, donde la divergencia en niveles superiores será máxima, con un chorro igualmente distribuido de sur-suroeste a nor-noreste a través de la mitad oriental, donde esperamos un incremento de la inestabilidad. Una inestabilidad de claro cariz convectivo, que un día más se verá potenciada por la gestación de líneas de convergencia asociadas a la incursión del levante a través de la vertiente mediterránea. A ello puede contribuir la presencia de un área de bajas presiones en el interior peninsular.

El contenido higrométrico será claramente elevado una jornada más, exhibiendo dos máximos relativos: el que mayor trascendencia, pensamos, podrá tener, será el de la cuenca media del Ebro. Aquí, los valores de agua precipitable rondarían los 28-35 mm, con humedad relativa entre el 60% y la saturación entre la superficie y los niveles medios. Circunstancias similares tendríamos en el interior valenciano y este de Castilla-La Mancha, con valores de agua precipitable ligeramente inferiores. En el caso de la Cordillera Cantábrica y estribaciones, sería claramente inferior dicho parámetro, especialmente en la vertiente sur, actuando aquí de manera eminente el disparo orográfico. En definitiva, en lo relativo al contenido higrométrico del perfil, cabe destacar su abundancia, principalmente en la cuenca media del Ebro y centro-este peninsular. Precipitaciones pues, que pueden ser bastante eficientes en estas secciones.

En relación al régimen de vientos, cabe esperar nuevamente, un flujo de levante orientado hacia la cabecera del Ebro, desarrollando convergencia progresiva en su avance a través del extremo occidental de Aragón y de la ribera tudelana y estellesa. Esta convergencia generaría, muy probablemente, un claro disparo dinámico ostensible mediante el desarrollo de células convectivas de relevancia en la mayor parte de Navarra. Igualmente se canalizaría levante a través de la vertiente valenciana, con dirección a La Mancha, donde predominaría el sur, generando igualmente cierto disparo dinámico. Estas convergencias no estarían presentes en esta jornada en la franja central, por lo que no esperamos un riesgo tormentoso relevante. En término, el flujo de sur generaría una reactivación de las células convectivas en la vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica, con chubascos abundantes y con cierta heterogeneidad.

Coincidiendo con los máximos higrométricos con anterioridad denotados, esperamos unos máximos energéticos, tanto en el entorno de Aragón/Navarra como en el este de Castilla-La Mancha. Si bien los valores de CAPE serán relevantes durante todo el día, sería a media tarde cuando el perfil vertical exhibiría los valores más destacados de flotabilidad, con hasta 1.500-1.700 j/kg de CAPE en la ribera navarra. Valores algo menores en el caso del sector orienta de Castilla-La Mancha. Mucho más débil sería esta concentración energética en la Cordillera Cantábrica, debiéndose la inestabilidad, como insistimos, tanto al forzamiento orográfico como al mayor gradiente térmico vertical.

La cizalladura a primeras horas de la tarde, podrá rondar los 20 m/s en los 6 primeros kilómetros y los 15 en los 3 primeros. Valores en todo el espesor medio y bajo proclives a la organización multicelular y a la ocurrencia de granizo, en conjunción con los altos valores de CAPE. Éste podría rondar, de manera puntual, los 3 cm de diámetro como máximo en el sector abarcado por aviso de nivel 2. Localmente no se descarta la formación de algún sistema supercelular.

Nivel 2 por lluvias que pueden registrar 30-40 mm en 1 hora, acompañadas de tormenta y granizo puntual de hasta 3 cm de diámetro en Navarra, extremo noroccidental de Aragón y oriental de La Rioja.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta, que pueden registrar 30 mm en 1 hora en el sureste de Galicia, sur de Asturias y noroeste de Castilla y León. Igualmente en el este del País Vasco, buena parte de La Rioja, oeste de Aragón y pirineo oscense, así como en el este de Castilla-La Mancha, extremo occidental de la Comunidad Valenciana y norte de Murcia.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30 mm en 3 horas.


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 25 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 25.png

Análisis de la inestabilidad.

La DANA a la que hacíamos referencia en el análisis de ayer continuará su lenta aproximación a la península ibérica desde el suroeste, de modo que esta próxima madrugada su núcleo se centrará en el cabo San Vicente, desplazándose lentamente hacia el norte en el transcurso de la jornada. Por lo tanto, será una jornada inestable desde primeras horas de la próxima madrugada en el sector central peninsular al incursionar aire más frío en altura y al haber difluencia en altura en la vertical del norte peninsular.

Desde esta próxima medianoche, los valores de agua precipitable serán altos en el eje que abarca desde el norte de Málaga hasta la Comunidad de Madrid, con unos 24 a 28 mm en tramos horarios previstos. Estos valores serán incluso superiores en la costa cantábrica, donde se pueden alcanzar los 30 mm e incluso 34 mm en diversos momentos de la jornada. No obstante, también cabe destacar unos 20 a 24 mm en la meseta. Por lo tanto, las precipitaciones podrán ser ciertamente eficientes en los sectores donde esperamos inestabilidad. El perfil vertical atmosférico presentará relativa saturación, por lo que durante la convección no esperamos rachas de viento significativas, a excepción de estructuras organizadas, donde la corriente descendente de la tormenta pueda ser importante.

El viento tendrá un papel determinante de cara a las tormentas que se desarrollarán previsiblemente durante esta próxima madrugada en el centro peninsular, pues se espera una marcada convergencia de vientos. Por un lado, el sureste, húmedo y templado, con el viento de suroeste. Este será un importante aliciente para las tormentas de esta próxima madrugada, que podrán ser fuertes desde Jaén, pasando por Castilla la Mancha hasta la Comunidad de Madrid y, desde allí, extendiéndose hacia el norte con el paso de las horas. Del mismo modo, se pueden producir convergencias en Castilla y León por la tarde.

La energía convectiva potencial disponible en el sector central esta próxima madrugada no será muy relevante, con valores que como mucho alcanzarían los 400 o 500 J/kg. Esta se incrementará por la tarde en muchos puntos de la Península, sobre todo en los sectores montañosos y en ambas mesetas, esperándose unos picos máximos de 1.000 J/kg, así como en el Cantábrico oriental. La cizalladura será algo superior a la de hoy en el centro peninsular, esperándose la próxima madrugada unos 20 a 25 m/s. En el resto del área de estudio, se esperan unos 15 m/s durante buena parte de la jornada. Por lo tanto, no descartamos organización en las tormentas de esta próxima madrugada en el centro peninsular, con posibles estructuras como trenes convectivos, líneas de turbonada y supercélulas embebidas en la estructura de turbonada, dejando precipitaciones fuertes y persistentes, mientras que en el resto de la mitad norte esperamos tormentas en el transcurso de la tarde. En relación a la altura de la isoterma de los 0ºC sobre los 2.900 metros y los valores de CAPE existente durante esta madrugada en el centro peninsular, no esperamos granizo de tamaño relevante, aunque no descartamos la ocurrencia del mismo. Durante la tarde, el área englobada bajo aviso naranja, el granizo puede alcanzar un diámetro máximo de 3 cm.

Nivel 2 por precipitaciones acompañadas de tormenta que pueden registrar 40 mm en 1 hora en la Comunidad de Madrid, Toledo y norte de Ciudad Real. Bajo esta área no se descarta la formación de un tren convectivo y/o una línea de turbonada con posibilidad de supercélulas embebidas. Es posible la aparición de granizo de tamaño pequeño.

Nivel 1 por precipitaciones acompañadas de tormenta que pueden acumular 30 mm en 1 hora en el centro y sureste de Galicia, sur de Asturias, Cantabria, País Vasco, centro y oeste de Navarra, La Rioja, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Toledo, Cuidad Real, Guadalajara, Jaén y este de Córdoba. De forma local, el umbral puede ser superado en puntos favorables de la Cordillera Cantábrica de León, Palencia y Burgos, junto con algunas zonas del País Vasco. En este sector, bajo nivel naranja, no es descartable la aparición de granizo durante las tormentas de un diámetro máximo de 3 cm.

Nivel amarillo por chubascos asociados al núcleo frío de la DANA que pueden registrar hasta 20 mm en 3 horas en Extremadura. De forma local y según varios modelos, podría desarrollarse convección en sistemas montañosos de la región de Murcia, Comunidad Valenciana, este de Albacete y Cuenca.

[A 23:25 horas del 24 de mayo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 24 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 24.png

Análisis de la inestabilidad.

En el momento en el que realizamos el presente análisis, una pequeña BFA se sitúa al oeste del cabo San Vicente. En las próximas horas, esta depresión perderá entidad a nivel de superficie, pasando a ser una DANA que se aproximará al oeste peninsular, suponiendo este hecho un considerable aumento del gradiente térmico vertical, así como un aumento de la vorticidad ciclónica al situarse la Península en el área de difluencia en altura de dicha DANA. Por tanto, mañana se incrementará la inestabilidad de forma muy sobresaliente en buena parte de la mitad oeste peninsular, con chubascos y tormentas desde la próxima madrugada en el oeste andaluz, extendiéndose hacia Extremadura por la mañana para generalizarse por la tarde en buena parte del oeste y norte.

El agua precipitable será un aspecto a destacar, pues se esperan valores por encima de los 20 mm en tramos horarios durante buena parte del día en los puntos donde esperamos la mayor inestabilidad. No obstante, sobresaldrán los valores esperados en el oeste de Andalucía por la madrugada y primeras horas, en Extremadura y en el Cantábrico oriental. En estos dos últimos sectores, el contenido higrométrico será muy significativo, incrementándose los valores de agua precipitable por la tarde para alcanzar los 28 a 30 mm en tramos horarios. Este elevado contenido higrométrico se pone de manifiesto con unos niveles que rozarán la saturación tanto a 850 como 700 hPa en buena parte de la mitad occidental. En Castilla-La Mancha, la baja humedad relativa en capas bajas junto con una marcada convergencia de vientos, puede favorecer corrientes descendentes intensas durante la convección que puedan desencadenar rachas de viento localmente fuertes.

En referencia al viento, cabe destacar la formación de una pequeña baja al norte de Argelia que, junto con otros factores, inyectaría flujo de levante, de procedencia marítima, y que se adentraría por la tarde hacia el interior de la meseta, convergiendo hacia el centro peninsular con viento de suroeste. Este sureste será especialmente marcado en toda la submeseta sur, convergiendo con suroeste, muy probablemente, en el eje Ciudad Real – Toledo – Madrid. Este hecho puede desencadenar la formación de tormentas de cierta entidad en la franja central de cara a la tarde.

La energía disponible será baja inicialmente. En Andalucía se esperan unos 400-500 j/kg en los puntos de mayor inestabilidad, mientras que en el resto del área de estudio se incrementará de forma ostensible a partir de la mañana. Así, se podrán alcanzar unos 800-1.000 j/kg en puntos del centro peninsular, e incluso 1.200 j/kg en Extremadura. Empero, los valores más destacables se concentrarán en el norte de Castilla-La Mancha, La Rioja y la Cordillera Cantábrica, donde se pueden alcanzar picos de 1.600-1.800 j/kg. Asimismo, los valores de cizalladura en los seis primeros kilómetros oscilarán entre los 15 a 20 m/s en buena parte del solar peninsular. En el primer kilómetro, asimismo, en el área englobada bajo nivel 2, la cizalladura podrá alcanzar los 12 m/s. A esto se le unen unos valores de helicidad en el primer kilómetro muy destacables en estos últimos sectores, esperando en los 3 kilómetros de espesor, unos 300-400 m2/s2, con picos de 600. Por consiguiente, esperamos actividad tormentosa en buena parte del oeste peninsular, pudiendo ser muy destacable, organizada y eficiente en la franja cantábrica, donde no descartamos la presencia de estructuras supercelulares, rachas de viento localmente fuertes y granizo.

Nivel 2 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 50-60 mm en una hora, rachas de viento de hasta 80 km/h y granizo de un diámetro máximo de 3 cm en el noroeste de La Rioja, suroeste de Álava y Vizcaya, norte de Burgos y de Palencia. Bajo esta área pueden tener cabida estructuras supercelulares e incluso un Sistema Convectivo de Mesoescala.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar hasta 30 mm en 1 hora en el sureste de Galicia, en Castilla y León, Extremadura, Huelva, Cádiz, Sevilla y en menor medida Córdoba, sur de Cantabria, País Vasco, oeste de Navarra, La Rioja, buena parte de la comunidad de Madrid y oeste de Castilla-La Mancha. En el norte de Extremadura y oeste de Castilla-La Mancha, especialmente, el umbral de aviso puede ser superado. Asimismo, en las áreas englobadas bajo nivel 1 podrán producirse granizadas de 3 cm de diámetro máximo y rachas de viento localmente fuertes, especialmente al oeste de Castilla-La Mancha.

[A 20:30 horas del 23 de mayo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Sábado, 12 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

previ 12.png

Análisis de la inestabilidad.

La jornada del viernes está viéndose marcada por una reducción sobresaliente en la inestabilidad debido al tránsito de una dorsal móvil en la alta atmósfera, existiendo pues, un escaso déficit de masas de aire en altura. Además, el gradiente térmico vertical es claramente menor. Mañana, la configuración cambiará radicalmente, incursionando una prominente vaguada por el noroeste y avanzando hacia el este. Este hecho ocasionará un gran incremento en la advección de vorticidad ciclónica y originará un notable gradiente térmico horizontal entre al noroeste y el noreste. La temperatura potencial equivalente a 850 hPa podría llegar a ser 20ºC superior en Cataluña que en el Cantábrico oriental durante la tarde, deduciendo un mantenimiento en la advección relativamente cálida en el noreste. La baroclinicidad será un factor muy a tener en cuenta, en conjunción con el disparo orográfico de Pirineos y el empuje hidrostático.

Desde el mediodía, el contenido higrométrico en la mayor parte del perfil troposférico en su tramo inferior y medio, será francamente excelso en el cuadrante nororiental, contribuyendo a ello el gran aporte que se establecería desde el Mediterráneo. Valores de humedad relativa que oscilarían entre el 80% y la saturación se hallarían en gran parte de este cuadrante durante la tarde, con unos valores de agua precipitable de entre 26 y 30 mm, puntualmente superiores en el interior de Cataluña. Hacia el oeste, este contenido higrométrico disminuiría proporcionalmente debido a la incursión de masas de aire frías. Consecuentemente, esperamos precipitaciones muy eficientes, de claro sesgo convectivo, en numerosos puntos del interior de Cataluña y este de Huesca principalmente.

El rol que jugaría el viento en esta jornada sería significativo. Huelga destacar el notable flujo de sur-sureste que se establecería en Cataluña, impidiendo el desarrollo de cierzo y tramontana hasta la tarde-noche. Este sureste tendría una gran trascendencia, pues aportaría una energía esencial al perfil medio-bajo, daría lugar a una importante convergencia de vientos en el sector oriental de Aragón (cierzo frente a sureste) y generaría un sobresaliente disparo orográfico en Pirineos. Por tanto, el disparo dinámico asociado tanto a esta convergencia de vientos como al forzamiento orográfico y frontal, en conjunción con la gran advección de vorticidad ciclónica en niveles altos y el forzamiento hidrostático, podrán ser los responsables de desarrollar una gran actividad tormentosa en el noreste de la Península.

La energía no será un factor especialmente homogéneo y atenderá al desarrollo de las líneas de convergencia de vientos. Los valores más significativos rondarían los 1.000 a 1.500 j/kg al este de Aragón y oeste de Cataluña. La cizalladura se incrementaría progresivamente, a medida que la vaguada penetrara hacia el este. No debemos obviar la baroclinicidad, representada mediante un frente frío asociado a la depresión. Se rondarían los 20-30 m/s en los seis primeros kilómetros en el sector objeto de estudio, si bien es cierto que esta cizalladura sería inferior hacia el centro de Cataluña debido al escaso desarrollo del noroeste. La ocurrencia de granizo con un diámetro de unos 2-3 cm, así como de alguna línea de turbonada por delante del sistema frontal, son fenómenos que creemos posibles con esta configuración.

Nivel 2 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 60-70 mm en el Pirineo catalán, buena parte del interior de Cataluña y extremo oriental de Aragón. Puntualmente en entornos bien orientados de Pirineos, pueden registrarse cerca de 100 mm. No se descarta granizo de unos 2-3 cm.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 35-50 mm en el sector oriental de Aragón, Pirineo oscense y Cataluña. No descartado el granizo de unos 2-3 cm.

Aviso amarillo de riesgo bajo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20-30 mm.

[A 19:45 horas del 11 de mayo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 10 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Como es ya norma diaria en los análisis precedentes, seguiremos en la jornada del jueves bajo un área relativamente depresionaria, con un chorro no especialmente intenso atravesando el sector occidental de la Península. Es novedosa la presencia, en la jornada próxima, de una onda corta bien denotada en la superficie de los 300 hPa, que hacia las horas centrales posicionaría su eje en sentido norte sur en el centro peninsular. Ante esta configuración, la distribución de la actividad tormentosa volverá a centrarse en el sureste y centro-este, así como en Cataluña. La intensidad de las células sería muy similar a la de hoy, con una distribución algo más amplia a través de la vertiente mediterránea, insistiendo en el cuadrante suroriental.

Es preciso destacar la práctica saturación de los niveles medios y bajos del sector central de Cataluña. Los niveles de condensación y convección libre, se hallarán a reducida altura, con valores de agua precipitable, un día más, de unos 26-30 mm hacia el litoral. También tendríamos abundante humedad relativa en niveles medios y bajos en el cuadrante suroriental, especialmente hacia los Sistemas Béticos, con valores del 60-80% entre los 700 y 850 hPa y un agua precipitable aquí que pueden superar los 28-30 mm. La efectividad de las tormentas puede ser manifiesta en diversos puntos del interior especialmente. En el sector oriental de Sierra Morena y Mallorca, estos valores higrométricos serían ciertamente inferiores, siendo menos importante la actividad convectiva a priori.

Papel esencial volvería a tener el viento en Cataluña, nuevamente con “rebufo” ocasionado, en esencia, por el flujo de tramontana. De hecho, la componente marítima que se establecería como respuesta, podría llegar a abarcar incluso a la desembocadura del Ebro. En cualquier caso, el aporte mediterráneo sería notable hacia el prelitoral central, desencadenando un día más la actividad tormentosa. En el centro y norte peninsular, es muy probable el desarrollo de un viento de norte, que ocasionaría la estabilidad en estos sectores. Empero, este flujo de nortes, convergería con el aporte de sureste establecido desde el litoral mediterráneo hasta el sur y este de Castilla-La Mancha. Consecuentemente, se desarrollarían una serie de líneas de convergencia propiciando las tormentas en la región. También en los Sistemas Béticos principalmente por forzamiento orográfico.

La energía mañana jueves, a diferencia de los días antecedentes, sería inferior en general. No esperamos valores mucho más elevados de 1.100-300 j/kg en todo el cuadrante suroriental, siendo aún inferiores en Cataluña. No obstante, debido al aliciente que generaría la onda de pequeña dimensión en la alta atmósfera, al alto contenido higrométrico, al cierto gradiente térmico vertical y a las líneas de convergencia, esperamos el desarrollo de tormentas en numerosos puntos del sureste peninsular, este de Castilla-La Mancha y Cataluña. La cizalladura, al igual que estos últimos días, será nimia, cabiendo esperar nuevamente una estaticidad muy ostensible en las células tormentosas. Este hecho potencia el riesgo meteorológico al implicar gran intensidad de las precipitaciones de manera prolongada, aunque localmente. La probabilidad de granizo no puede ser descartado del pronóstico, si bien es cierto que no debería ser tan noticioso como en la jornada de hoy martes.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 40-50 mm en el sector oriental de los Sistemas Béticos, Albacete, extremo oriental de Castilla-La Mancha, interior valenciano y murciano y sector central de Cataluña.

Nivel amarillo por riesgo bajo de lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en 1 hora de manera heterogénea en los sectores delimitados.

[A 21:50 horas del 09 de mayo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Miércoles, 09 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Seguiremos una jornada más, inmersos en una configuración dominada por un área relativamente depresionaria que estimula el gradiente térmico vertical, que se amplifica hacia el Mediterráneo. Concretamente, mañana podría considerarse que nos atravesaría una pequeña onda corta fruto de la intensificación del flujo al nivel de los 300 hPa. Este hecho, en combinación con el disparo orográfico, fomentará la aparición de tormentas en diversos puntos de la Península, especialmente en torno a los Sistemas Béticos y en Cataluña.

Los valores de humedad relativa en los distintos niveles serán similares a los de los días precedentes. Próximo a la saturación se hallaría el perfil en buena parte del cuadrante suroriental al nivel de los 700 hPa, teniendo valores inferiores por debajo. La humedad relativa sería inferior en Cataluña en niveles medios, si bien en la proximidad de la superficie sería mayor. Todo ello con valores de agua precipitable aquí de entre 26 y 30 mm desde las horas centrales del día, orientados especialmente hacia el litoral central, norte e interior de Cataluña. Este parámetro será similar en el entorno de Sierra Morena y Cordilleras Béticas, así como en el litoral de la Comunidad Valenciana y Murcia.

En relación al régimen de vientos, es preciso tener en cuenta algunas consideraciones. Por un lado, desde la depresión del Guadalquivir se establecería un flujo de suroeste orientado hacia Sierra Morena, especialmente hacia el sector de enlace con la Cordillera Bética. A ello se le une el flujo de oeste u oeste-suroeste que se establecería en el borde meridional de la submeseta sur. Por consiguiente, pueden establecerse una serie de líneas de convergencia en el entorno de las sierras de Alcaraz, Cazorla y Segura, propiciando el surgimiento de tormentas durante la tarde. Por otro lado, tendríamos una componente sureste en todo el litoral de la Comunidad Valenciana, contraponiéndose con este poniente de la submeseta ya citado. Por ello, la convección efectiva puede acontecer igualmente hacia el interior de la Comunidad Valenciana. Finalmente, destacamos la configuración de “rebufo” que se establecería en Cataluña. Se deberá a la recurrencia del cierzo y la tramontana, ocasionando un flujo de retorno (rebufo) hacia el interior de Cataluña, fomentando el desarrollo de tormentas.

La energía en la jornada del miércoles, se centraría especialmente entre Sierra Morena y las Cordilleras Béticas, con valores máximos previos al desarrollo convectivo, de hasta 1.200-1.400 j/kg. En el interior de la Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña, se rondarían los 1.000-1.300 j/kg. La cizalladura, un día más, volverá a ser poco significativa, con unos 10 m/s en los seis primeros kilómetros en los sectores donde deducimos cierto riesgo meteorológico. Atendiendo a ello, las tormentas volverían a caracterizarse por su cierta estaticidad (ocasionando inundaciones puntuales en entornos proclives a ello) y no excesiva organización. No obstante, la densidad de chubascos podría ser notable especialmente hacia la Cordillera Bética.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 40-50 mm en escaso margen de tiempo en el sector oriental de los Sistemas Béticos, incluyéndose el sur de Albacete e interior murciano. Este nivel 1 de riesgo medio es extensible al interior de Cataluña.

Nivel amarillo por riesgo bajo de lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en 1 hora de manera heterogénea en los sectores delimitados.

[A 21:20 horas del 08 de mayo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Martes, 08 de mayo de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Seguiremos durante la jornada de mañana inmersos en una configuración que sigue presentando un grado de incertidumbre relativamente importante en relación a la localización concreta del riesgo meteorológico. Entre otros factores se debe a la peculiaridad de la propia configuración, retrógrada por tratarse de noreste-suroeste, con unas condiciones a nivel del chorro no especialmente favorecedoras. Mañana el flujo será prácticamente de norte en altura y de muy baja intensidad, dependiéndose un día más, de los niveles inferiores para desarrollar la convección.

Será claramente superior el contenido higrométrico en el perfil atmosférico de la submeseta sur y sector occidental de la Península. En el entorno de La Mancha y borde suroccidental de la submeseta sur, los valores de agua precipitable desde primeras horas de la tarde, rondarían los 24-28 mm en tramos horarios. Más excelsos serían en Extremadura y en la depresión del Guadalquivir, donde podrán superarse los 30-32 mm. La humedad relativa en niveles medios y bajos será superior a la de la jornada de hoy lunes, con valores de en torno al 60-80% en Extremadura, oeste de Andalucía y sur de Castilla-La Mancha. Valores similares hallaremos en Cataluña.

En cuanto al viento, hemos de destacar el cierzo que se desencadenaría en la cuenca media del Ebro hacia el mediodía, derivando hacia el sur. Este hecho supone un aliciente en cuanto al desarrollo de tormentas en la Ibérica turolense, al igual que el levante que se instauraría desde la cuenca baja del Júcar. En la submeseta sur ninguna componente de viento será representativa, no así el desarrollo de las corrientes de densidad o rachas convectivas a nivel meso-escalar, lo que puede desencadenar nuevas células convectivas, si bien la cizalladura no sería relevante. Una línea de convergencia puede establecerse asimismo en Sierra Morena, especialmente efectiva en el entorno de la sierra de Aracena. En este sector, podría confrontar el viento de sur desde la vertiente sur y noroeste desde Extremadura. El surgimiento de chubascos desbarataría dicha convergencia.

La energía sí que será un factor especialmente relevante en esta jornada, especialmente en Extremadura, Sierra Morena y Cordilleras Béticas. La CAPE aquí podría alcanzar valores de 1.400-1.600 j/kg, puntualmente 2.000. El disparo orográfico que generaría Sierra Morena en toda su extensión, así como los Sistemas Béticos, desencadenaría una actividad tormentosa ciertamente contundente. En la submeseta sur y en Cataluña, esta energía sería inferior, de en torno a 800-1.000 j/kg. La cizalladura será irrelevante en todo el perfil vertical. Esto conlleva, un día más, que los chubascos se caractericen por su estaticidad, pudiendo descargar con intensidad en puntos concretos. Asimismo, este hecho implica una cierta desorganización celular, si bien esperamos mayor proporción de células unicelulares que en la jornada de hoy.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30-40 mm en 6 horas en el centro de Cataluña. En el caso de Sierra Morena y Cordilleras Béticas, podrán registrarse 20-30 mm en una hora puntualmente.

El nivel amarillo hace referencia a la posibilidad de que acontezcan tormentas que puedan registrar 15 mm en una hora.

[A 21:05 horas del 07 de mayo de 2018].


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.