Domingo, 22 de julio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

A escala sinóptica, la situación prevista para mañana se caracterizará por la presencia de una vaguada con disposición noreste-suroeste que progresivamente avanzará hacia el levante. Esta vaguada, abierta hacia el primer cuadrante, supondrá la llegada de aire frío en altura, sobre todo en el sector nororiental. Además, habrá una cierta advección de vorticidad ciclónica sobre el solar peninsular, especialmente en la vertiente mediterránea. Esto, unido a otros factores a nivel de superficie, posibilitará la gestación de tormentas que pueden ser bastante relevantes en puntos del cuadrante nordeste.

El agua precipitable en tramos horarios será muy acentuada en el litoral mediterráneo, especialmente en la Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares. En estas regiones, el agua precipitable en tramos horarios sería superior a 32 mm en cualquier momento del día, con picos puntuales de hasta 40-44 mm a mediodía y por la tarde. Asimismo, en la submeseta sur, se esperan unos 26-28 mm durante la próxima madrugada, al igual que en todo el Valle del Ebro. A 700 hPa, la humedad será bastante elevada, pues en prácticamente todo el cuadrante nororiental se superaría el 70% de humedad relativa durante buena parte de la madrugada y de la mañana, alcanzándose la saturación en algunos puntos, si bien mermaría bien entrada la tarde. Se deduce de todo esto que las precipitaciones que puedan llegar a acontecer podrían ser eficientes.

El viento desempeñará un importante papel en la jornada de mañana, especialmente en el entorno del Sistema Ibérico. Esto se deberá a que, a parte del disparo orográfico, se espera convergencia de vientos en el sector. Por un lado, el viento de levante y, por otro, viento de componente norte. Asimismo, el viento de levante se adentraría a lo largo de buena parte de la meseta, inyectando un alto contenido de humedad procedente del Mediterráneo. De hecho, en el propio mar Mediterráneo, se podría gestar una línea de convergencia por la mañana que se aproximaría al archipiélago balear por la tarde. Finalmente, en Cataluña, si bien no se adentraría el viento del este desde el litoral, por la tarde se pueden gestar convergencias en algunos puntos que contribuirían al desarrollo de la convección.

Durante la próxima madrugada, se esperan valores de CAPE rondando los 700-1.000 j/kg en la mitad oriental de la submeseta sur. En cambio, se esperan valores algo superiores en el litoral mediterráneo entre la Comunidad Valenciana y Cataluña, con unos 1.000 a 1.200 j/kg, mermando por la mañana. Los valores máximos se hallarían en el Sistema Ibérico y en el tercio oriental de la Meseta, con unos 1.200-1.400 j/kg y hasta 1.600-1.800 J/kg de forma puntual por la tarde. Los valores de cizalladura en los primeros seis kilómetros serían muy elevados durante la madrugada, aunque por la tarde serían de unos 15-20 m/s en el sector donde esperamos mayor inestabilidad. Las células pues, podrán presentar organización en todo el sector de análisis.

Nivel 2 (de 15 a 19:00 horas) por riesgo alto asociado a lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar hasta 50 mm en 1 hora en el entorno de Gúdar/Maestrazgo. No se descarta granizo de hasta 3 cm de diámetro.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar hasta 30-40 mm en 1 hora y granizo de hasta 2-3 cm de diámetro en buena parte del Sistema Ibérico, norte de Cataluña y Mallorca.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20 mm en una hora y granizo de pequeño tamaño.

[A 21:00 horas del 21 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Anuncios

Fiabilidad predictiva, 16 de julio de 2018

En el análisis de la jornada del lunes, que adjuntamos a través de este enlace, indicamos, en el periodo de validez, que la mayor proporción de inestabilidad se desencadenaría durante la primera mitad del día, desde su mismo comienzo hasta la media tarde.

Focalizamos nuestra atención en dos sectores bien diferenciados: Cataluña especialmente (por su extensión principalmente) y en el Cantábrico central-oriental, así como en Pirineos. En menor medida, establecimos un nivel amarillo por riesgo bajo asociado a esta inestabilidad convectiva en parte de la submeseta norte, donde las tormentas se producirían más hacia las primeras horas de la madrugada.

A juzgar por las imágenes de radar y, sobre todo, los registros pluviométricos, consideramos que, en líneas generales, el pronóstico ha sido exitoso (con algunos matices en el norte). No obstante, toda participación crítica por parte de nuestros lectores será recibida con sobresaliente interés.

Las precipitaciones en Cataluña han sido muy acentuadas en diversos puntos, a destacar las provincias de Barcelona y Girona, donde los valores han rondado en algunos puntos los 40-50 mm, caídos todos durante la primera mitad del día, principalmente durante la mañana (entre las 6 y las 11 horas).

1.PNG

Registros de la red de estaciones automáticas de meteo.cat

También despunta el dato de 79.8 mm, muy puntual, en Sasseuva (Vielha-Lleida), en Pirineos, a más de 2.200 metros de altitud.

A vista de radar, podemos establecer una relación notable entre las precipitaciones que contempla a las 09:00 horas con las áreas que mayores registros presenta atendiendo al anterior mapa:

201807160700_r8ba.gif

Imagen del radar de Barcelona, de AEMET, a las 09:00 horas

Las tormentas se atuvieron a la propagación y desplazamiento pronosticado por nosotros en la jornada previa: desde el Pirineo de Lleida hasta el litoral nororiental, con desplazamiento suroeste-noreste. Acertado fue, igualmente, excluir parte de la provincia de Tarragona de los niveles de riesgo, debido a que de hecho, no se han registrado lluvias en muchas comarcas.

El caso del norte peninsular es algo más complejo. El aviso de nivel 1 emitido para Cantabria ha podido ser prescindible, pues han supuesto los 23.2 mm de Santander el registro máximo. únicamente hubiera sido menester establecer un nivel 1 en Guipúzcoa, ya que se han rondado en general, según las interpolaciones en base a las estaciones de Euskalmet, alrededor de los 30-40 mm en el extremo oriental, con picos (ya según la red de AEMET) de hasta 57.3 mm en el Aeropuerto de San Sebastián. Probablemente hayamos subestimado la repercusión que el flujo de noroeste acarrea en este sector fronterizo con Francia.

201807160500_r8ss.gif

Imagen de radar de Vizcaya a las 07:00 horas.

R41180716.jpg

Registros en 24 horas estipulados por Euskalmet

Lunes, 16 de julio de 2018

[Fiabilidad predictiva]

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

Durante próxima madrugada, una vaguada transitará rápidamente la península ibérica desde el oeste-suroeste hacia el este-nordeste. En el sector delantero tendremos un chorro muy prominente incidiendo desde el tercer cuadrante sobre la mitad este peninsular, ocasionando una acusada advección de vorticidad ciclónica pareja al tránsito del sistema depresionario, manifestándose con difluencia en niveles altos. Importante será, a su vez, el acusado gradiente térmico vertical, pues el núcleo de la citada depresión presenta temperaturas a 500 hPa de hasta -18ºC. Ante tal coyuntura, se generaría inestabilidad ciertamente acusada en el inicio de la semana, si bien mermará claramente a partir de mediodía. El análisis se centrará fundamentalmente en Cataluña, donde las precipitaciones podrán ser acentuada durante la primera mitad del día. En otros puntos del norte también se prevén tormentas en menor medida.
El contenido higrométrico será francamente importante, pues en el Cantábrico y depresión del Ebro el punto de rocío rondaría los 15 grados o sería puntualmente superior. Los máximos de agua precipitable se hallarían en el litoral cantábrico, litoral y prelitoral catalán, y en la depresión del Ebro. En las citadas regiones se alcanzarían los 32-36 mm en tramos horarios. Estos valores serían superiores en el caso del litoral catalán, donde se podrían alcanzar picos puntuales de hasta 40-44 mm a primeras horas de la mañana, coincidiendo con el momento de mayor inestabilidad. En el caso de la submeseta norte, se rondarían los 24-28 mm en la próxima madrugada. En relación a los valores de humedad relativa en Cataluña, encontramos alrededor del 60-90% en niveles medios-bajos. Huelga destacar que el desarrollo de la inestabilidad coincidiría con el máximo diario de humedad relativa a nivel superficial, si bien es cierto que no coincidiría con el máximo termoconvectivo. En el caso del Cantábrico, la humedad relativa sería mayor en todos los niveles.
Lo más relevante en relación al viento, sería el cierzo y tramontana que se establecerían con contundencia en el Ebro y en el Alt Empordà respectivamente. Esta circunstancia podrá generar fenómenos de convergencia a nivel local en la mayor parte de Cataluña durante la primera mitad del día. Este hecho, en combinación con la presencia de la vaguada prácticamente sobre la vertical, estimulará la convección en todo este cuadrante nororiental. La mayor convergencia se originaría, no obstante, frente al litoral catalán, llegándose a cerrar de hecho, un área de bajas presiones. En el caso del Cantábrico, a este hecho (la vaguada sobre la vertical durante la primera mitad del día, incrementando, además, el gradiente térmico vertical), se le uniría la convergencia que el flujo de noroeste podría generar en el litoral y prelitoral del sector central del Cantábrico. En suma, la inestabilidad que se desarrolle en la jornada próxima, vendrá determinada por la notable advección de vorticidad ciclónica y por el gradiente térmico vertical. Las convergencias de viento no serán un factor especialmente relevante, si bien a nivel local tendrían lugar.
La energía disponible mermaría claramente durante la próxima madrugada en la submeseta norte, con valores inferiores a los 800 j/kg. Empero, el propio gradiente vertical, junto con un máximo de vorticidad relativa sería suficiente para desatar la convección a primeras horas de la madrugada. Menos relevante sería la energía en el Cantábrico, aunque en el litoral los valores serían algo más acentuados. En Cataluña, la CAPE se incrementaría desde unos 1.000-1.200 j/kg a últimas horas de la madrugada hasta unos 1.800-2.000 j/kg durante la mañana, especialmente en la mitad oriental. Cizalladura del orden de 10 a 20 m/s en los primeros seis kilómetros en el momento en que mayor inestabilidad esperamos. Las células presentarían cierta organización y avanzarían hacia el litoral progresivamente. No se descarta granizo de 2-3 cm de diámetro puntualmente.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30-40 mm en 1 hora y granizo puntualmente de 2-3 cm de diámetro en el litoral y prelitoral cántabro y vizcaíno y, especialmente, en la mayor parte de Cataluña, donde este umbral podrá ser sobrepasado puntualmente.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en 1 hora.

[A 21:00 horas del 15 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Viernes, 13 de julio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

La vaguada que ayer mencionábamos al oeste peninsular, experimentará una profundización al sur mañana viernes. Este hecho implicará una mayor advección cálida sobre la Península, incrementando el gradiente térmico vertical de abajo a arriba. Consecuentemente, la energía potencial convectiva disponible para la jornada próxima en el norte, será claramente superior a la de hoy, explicando este hecho, en gran medida, la mayor inestabilidad convectiva respecto a hoy jueves.

Durante toda la jornada tendremos un pico máximo en cuanto al agua precipitable en el sector oriental del Cantábrico, siendo especialmente manifiesto durante la tarde, cuando los valores pueden sobrepasar los 40-44 mm. Las precipitaciones del área comprendida entre Cantabria y Navarra podrán ser bastante eficientes. El flujo de sureste que en este día se canalizaría a través de la depresión del Ebro propiciaría una mayor inestabilidad en la cabecera como posteriormente detallaremos. Este flujo otorgará un incremento en los valores higrométricos de la Depresión, con 36-40 mm de agua precipitable. Misma circunstancia tendríamos hacia el interior de Galicia. Llama la atención, de igual manera, el excelso contenido higrométrico del litoral valenciano, sobrepasando los 45 mm de agua precipitable hacia el mediodía. Relevante debido al flujo de sureste, que desplazaría estos valores hacia el este de Castilla-La Mancha, pudiendo originar cierta actividad tormentosa. En relación a la humedad relativa, valores del 60-80% se esperan entre la superficie y los 850 hPa hacia la tarde en el sector del Cantábrico e interior valenciano, siendo menores en el Sistema Ibérico, no así a 700 hPa, donde tendremos valores superiores de manera más generalizada.

En Navarra, La Rioja y País Vasco, el viento tendrá gran relevancia en principio. A diferencia de jornadas anteriores en las que se imponía el cierzo hasta el corazón de la depresión del Ebro, mañana debería imponerse un flujo de sureste, tal como hemos mencionado, desde el Mediterráneo hasta la Llanada Alavesa. Desde este último sector hacia el Cantábrico podrá establecerse un flujo de norte, generando convergencia e inestabilidad por forzamiento dinámico. En general este sureste dominará toda la vertiente mediterránea, aunque en esta jornada la convergencia del Sistema Ibérico se situaría más bien hacia Albarracín/Serranía de Cuenca, no hacia Gúdar/Maestrazgo, en principio. Por ello, el nivel 1 lo situamos hacia el primer entorno. Otra línea de convergencia se originaría en las estribaciones meridionales de la Cordillera Cantábrica y también en los Montes de León, donde confrontarían vientos de procedencia cantábrica con un flujo de sur.

Noticiosa será, a diferencia de hoy, la energía. En los momentos inmediatos a la gestación de tormentas, a primeras horas de la tarde, el perfil exhibiría valores de CAPE de 1.400-1.800 j/kg desde Galicia en su mayor parte hasta el occidente navarro. Valores elevados igualmente hacia el norte de la submeseta norte e Ibérica riojana. Energía que mermaría ciertamente, hacia Pirineos e Ibérica turolense, con valores en este último sector de 800 a 1.100 j/kg, al igual que en el este de Castilla-La Mancha. Respecto a la cizalladura, hemos de destacar el chorro que nos atravesaría, al igual que hoy, con propagación al noreste. Este hecho propiciará valores de cizalladura de unos 20 m/s en los seis primeros kilómetros en la mayor parte de las áreas abarcadas por avisos, a excepción del cuadrante noroccidental y el ramal turolense del Sistema Ibérico, donde se rondarían los 10-15 m/s. Las células convectivas podrán presentar organización notable, especialmente en la cabecera del Ebro. En este último sector en concreto, hay que prestar atención a la incidencia de granizo severo puntualmente, de hasta 3-4 cm de diámetro.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que en una hora pueden registrar 30 mm en Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, sierra de Albarracín/Serranía de Cuenca, oeste de Aragón, interior de Galicia, sur de Asturias y norte de Castilla y León. No se descarta puntualmente granizo de hasta 3-4 cm de diámetro, especialmente en la cabecera del Ebro.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15-20 mm en una hora. No se descarta granizo de pequeño tamaño.

[A 20:40 horas del 12 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Fiabilidad predictiva, 11 de julio de 2018

El análisis de la fiabilidad predictiva del pronóstico para la jornada de hoy miércoles, cuyo enlace situamos aquí está lleno de matices que es preciso analizar.

Destacamos varios elementos en concreto:

1- Zaragoza:

La extraordinaria tormenta que entre las 18:20 y las 18:35 horas, aproximadamente, afectó la ciudad de Zaragoza. Tormenta que en apenas 15 minutos registró hasta 20 mm de acuerdo a las estaciones de meteoclimatic y cerca de 30 mm en La Muela (datos de SAIH Ebro), justo antes de que dicha tormenta (con tintes supercelulares, pudiendo haber dado lugar a un reventón) incidiera en la capital aragonesa.

201807111630_r8za.gif

Hemos de recordar que Zaragoza, al igual que el conjunto de Aragón, permaneció englobada bajo nivel 1, por riesgo medio de lluvias acompañadas de tormenta que podrían alcanzar 30 mm en 1 hora. Huelga destacar, igualmente, el detalle meso-escalar   al que nos estamos refiriendo. La intensidad de las lluvias, acompañadas de granizo de pequeño tamaño, fue tal que una estación (la del Barrio de Jesús de meteozgz.eu), llegó a registrar un pico en intensidad superior a 1.600 mm/h. El dato debe ser un error de lectura asociado al fuerte viento (80 km/h) y, especialmente, a la gran intensidad de la lluvia. No obstante, otra estación aporta un valor de 640 mm/h.

Fenómenos tan locales son francamente difíciles de predecir. Es lógico deducir que en la jornada de ayer, si bien matizamos la posibilidad de que ocurrieran fenómenos supercelulares, con granizo y lluvias de hasta 30 mm en una hora, hubiera sido prácticamente imposible poner el foco sobre una localidad en concreto. Es por ello por lo que no consideramos especialmente errado el pronóstico para Aragón.

2. Maestrazgo: a lo largo de toda la tarde se desarrollaron tormentas muy intensas en el Maestrazgo, especialmente en la comarca de Los Puertos de Morella, en cuya capital se registraron 28 mm en una hora y hasta 40 mm en tres. También aquí se prodigaron algunos problemas asociados a la alta intensidad de las precipitaciones, conformadas por agua y granizo. Asimismo, en otras localidades como Vilafranca o Castellfort, las tormentas han sido intensas, registrándose 38.8 y 24.9 mm respectivamente. Datos todos de la red de estaciones de AEMET. Como vemos en la imagen de radar de las 18:10 horas, las tormentas también fueron relevantes en el interior de la provincia de Valencia, si bien aquí los registros no han sido especialmente relevantes. Tan solo despunta Xàtiva en la red de AVAMET, con 19.3 mm.

201807111610_r8va.gif

Consideramos pues, certero el pronóstico de este sector, que consistió en un nivel 1 en el sector del Maestrazgo y un amarillo propagado hacia el interior de la provincia de Valencia.

3- Cantábrico: en el pronóstico que emitimos para las Comunidades del Cantábrico no hemos estado acertados. Las lluvias han sido claramente superiores a las pronosticadas. Recordamos que emitimos un nivel 1 centrado exclusivamente en la Cordillera Cantábrica. Sin embargo, este nivel debió abarcar la totalidad de Asturias y Cantabria, especialmente esta última región.

En Asturias, el registro más excelso medido por la red de AEMET lo hallamos en Oviedo, donde cayeron 47.8 mm, seguido de Mieres con 31.6 mm y Taramundi, con 31.4 mm. En el caso de Cantabria, despunta especialmente San Vicente de la Barquera, en el propio litoral, con 62 mm, seguido a gran distancia por San Felices de Buelna con 37.8 mm y Torrelavega, con 35.4 mm. La estación de Lamadrid de meteoclimatic llegó a registrar 54.9 mm.

En el caso de Castilla y León, cabe destacar el nivel 1 sobredimensionado más allá del sector cantábrico. Pero sin duda el nivel 2 de Burgos-La Rioja ha sido absolutamente prescindible, donde no debió ser necesario siquiera un nivel amarillo. Desde luego, este ha sido el elemento menos certero del pronóstico. También sobró el nivel 1 de Navarra.

A continuación adjuntamos el mapa que, a nuestro juicio, se adecua en mayor medida a las condiciones que imperaron en la jornada del miércoles:

Imagen2.png

 

Miércoles, 11 de julio de 2018

[Fiabilidad predictiva]

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

Una nueva vaguada va a incidir en la Península desde el Atlántico en las próximas horas. Por tanto, se espera un incremento progresivo en la advección de vorticidad ciclónica desde esta próxima madrugada de oeste a este. Coincidiendo con las horas de mayor termoconvección de la jornada, la vaguada presentará un eje en disposición nor-noroeste/sur-sureste, de Galicia al centro de Andalucía. Ante esta premisa, la mayor inestabilidad de cariz claramente conectivo se hallará, muy probablemente, en el norte y noreste peninsular. Será aquí donde a la divergencia en niveles altos se le unirá la advección térmica del borde oriental de la vaguada.

Los valores higrométricos de mayor relevancia durante la tarde, los vamos a hallar en esta jornada en la ribera alta del Ebro, propagándose al resto de la depresión progresivamente, también en el Cantábrico y en Cataluña. Los valores de agua precipitable oscilarán entre los 38 y 40 mm en estos sectores, desplazándose, con el transcurso de la tarde y noche hacia Cataluña. Menor proporción en este parámetro encontraremos en Castilla y León, a excepción de las estribaciones de la Cordillera Cantábrica, donde será mayor. En relación a los valores de humedad, el perfil presentaría en torno a 60-80% entre 850 y 700 hPa en la mitad norte y Sistema Ibérico. Las tormentas pues, asociarán lluvias bastante eficientes.

Al igual que en jornadas precedentes, se canalizaría un flujo de norte a través del País Vasco, que derivaría en noreste en la submeseta norte y en noroeste en la ribera estellesa y tudelana. Ambas componentes derivarían en convergencia progresivamente, dando lugar a tormentas acentuadas. Por otro lado, desde la desembocadura del Ebro encontraríamos vientos de sureste, aportando energía hacia el centro de la depresión. Notable sería, asimismo, la convergencia existente en el ramal turolense del Sistema Ibérico, entre vientos de sur/suroeste y de componente marítima. Consecuentemente, las tormentas podrán ser intensas en el sector de Gúdar-Maestrazgo y Serranía de Cuenca-Albarracín. Por último, este flujo de sur/suroeste que convergería en el Sistema Ibérico, atravesaría el Sistema Central, confrontando en la vertiente norte, desarrollando tormentas aquí, que se propagarían hacia el nor-noreste.

La energía en esta jornada no sería tan excelsa como en días anteriores. Hallaremos valores de CAPE de unos 1.000-1.200 j/kg de manera heterogénea en la submeseta norte. La mayor proporción de energía se situaría en la ibérica riojana y turolense, con 1.200-1.400 j/kg, al igual que en los Montes de León. Cizalladura de unos 15-20 m/s en los seis primeros kilómetros, por lo que las células tormentosas presentarán organización, con desplazamiento al noreste. Mucha atención prestamos al granizo, fundamentado especialmente en la cizalladura y centrado esencialmente en el Sistema Ibérico. El granizo, puntualmente podría exceder los 3 cm de diámetro. La helicidad también podrá ser sobresaliente, principalmente en el triángulo Soria-País Vasco-Navarra, con valores hacia el atardecer de hasta 400-600 m2/s2 en los tres primeros kilómetros. No descartamos pues, la ocurrencia de sistemas supercelulares en este sector.

Nivel 2 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 40 mm en 1 hora en el centro de Burgos, oeste de La Rioja y extremo meridional de Álava. No se descarta granizo de hasta 3 cm de diámetro, puntualmente superior.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 30 mm en 1 hora en el norte y este de Castilla y León, sur de Asturias, Cantabria y País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, extremo occidental de Cataluña, Valencia y Castellón. No se descarta granizo de hasta 3 cm de diámetro, puntualmente superior.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20 mm en 1 hora y granizo de pequeño tamaño.

[A 20:30 horas del 10 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Domingo, 08 de julio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1.png

Análisis de la inestabilidad.

El sistema depresionario al que ayer hacíamos referencia en el noroeste peninsular, mañana experimentará una degradación progresiva. Este hecho producirá una merma en cuanto al déficit de masas de aire y el gradiente térmico vertical. Sin embargo, las particularidades inherentes a los niveles inferiores y la existencia aún de esta estructura depresionaria, propiciará, un día más, la inestabilidad convectiva en el  norte peninsular.

La mayor proporción de agua precipitable la hallaremos en el Cantábrico durante toda la jornada, con hasta 34-36 mm hasta el prelitoral, disminuyendo durante la tarde. Asimismo, en la depresión del Ebro tendríamos un máximo relativo de 28-32 mm inicialmente, incrementándose, al igual que en toda la mitad norte a excepción del Cantábrico, durante la tarde, hasta sobrepasar los 34-36 mm. Así, de base se tendrían 26-30 mm en la submeseta norte, con picos puntuales claramente superiores. En relación a la humedad relativa, cabe destacar su descenso en niveles medios-bajos, coincidiendo con la reducción del agua precipitable, en el Cantábrico. A 850 hPa se rondarían en general, en toda la mitad norte, valores de entre el 40 y 60%, que serían superiores a 700 hPa.

En relación al flujo de vientos, cabe destacar la posible convergencia que se establecería en el Sistema Central, asociado a un flujo de sur con orígen en la fosa del Tajo. Pensamos que dicha convergencia logrará originar actividad tormentosa con desplazamiento a la submeseta norte. Otra convergencia de relevancia sería la generada en el ramal turolense del Sistema Ibérico. Aquí confrontaría un flujo de sur-sureste con origen mediterráneo con un noreste derivado de un frecuente sureste canalizado a través del Ebro. Desde esta depresión, a su vez, se canalizaría levante hacia Soria, originando convergencia, al igual que el noreste que atravesaría el centro y norte de Burgos, tendiendo a levante, con desplazamiento hacia los Montes de León. Por últmo, la componente norte que se establecería en el Cantábrico oriental podría desencadenar inestabilidad en la llanada alavesa, ribera tudelana y estellesa bien entrada la tarde.

La energía, un día más tendrá especial importancia. Desde el mediodía se produciría un sobresaliente incremento en buena parte de la mitad norte. El pico máximo lo tendríamos a primeras horas de la tarde, destacando el “cinturón” Cantabria-Álava-Navarra. Aquí, los valores de CAPE sobrepasarán los 2.000 j/kg con alto grado de probabilidad. Especial atención prestamos al contenido energético del perfil en esta jornada, en el entorno de Burgos y sur de La Rioja, ya que el chorro sería más marcado que en el Cantábrico. En esta sección del norte, la CAPE sería prominente igualmente, con valores del orden de 1.800-2.000 j/kg. Pero en general, en todo el norte de la submeseta norte se rondarían los 1.400-1.600 j/kg. La cizalladura en esta jornada rondaría los 10-15 m/s en los seis primeros kilómetros en las áreas abarcadas por nivel de riesgo, incrementándose algo más durante la tarde, puntualmente a 20 m/s y 8-10 m/s en los tres primeros kilómetros. Este hecho, en combinación con la abultada energía (entre otros factores) podrá dar lugar a un granizo de tamaño grande, puntualmente de hasta 3 cm de diámetro. Asimismo, las células tormentosas podrán regenerarse con cierta facilidad, especialmente al norte de la submeseta norte. En la jornada del domingo, además, la helicidad será prácticamente nula, por lo que la ocurrencia de sistemas supercelulares será menos probable.

Nivel 2 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar hasta 40-50 mm en 1 hora y granizo de hasta 3 cm de diámetro en el este de Palencia, centro de Burgos y suroeste de La Rioja.

Nivel 1 por lluvias acompañas de tormenta y granizo de 2-3 cm de diámetro en el centro y norte de Castilla y León, extremo sur de Asturias y Cantabria, Álava, La Rioja, Navarra, Pirineos occidentales y extremo occidental de Aragón.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 20-30 mm en una hora.

[A 20:30 horas del 07 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Sábado, 07 de julio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

En la jornada de mañana, una pequeña depresión aislada en niveles altos se posicionará en la vertical del norte peninsular, quedando su núcleo semiestacionario en ese sector. Esto supondrá un aumento del gradiente térmico vertical, una marcada difluencia en la mitad norte y una advección de vorticidad ciclónica. Estos factores, junto con otros alicientes en superficie, provocarán que la inestabilidad vuelva a acentuarse mañana, con importantes tormentas en los sistemas montañosos del norte peninsular.

Si bien las tormentas pueden continuar esta próxima madrugada, aunque en fase de disipación, la inestabilidad de mayor relevancia se concentrará a partir de mediodía. El contenido higrométrico será bastante significativo, con altos valores de agua precipitable en todo el sector donde esperamos mayor inestabilidad. En la submeseta norte, se incrementarían a lo largo de la tarde, con valores de hasta 28-30 mm en tramos horarios. Asimismo, se esperan unos 36-38 mm en casi toda el área cantábrica, sobresaliendo los 44-46 mm que se esperan en el Cantábrico más oriental. Finalmente, destacan unos 38-40 mm en tramos horarios en el litoral catalán. A 700 hPa, los valores de humedad en el área de estudio rondarían el 60-70%, puntualmente superiores.

Referente al viento, la componente este imperaría en todo el Mediterráneo, aunque sin llegar a adentrarse de forma clara en la submeseta norte. Precisamente en el entorno mesetario, se podrían formar convergencias con este viento de componente este y sur, siendo un importante aliciente para el desarrollo de la inestabilidad de cariz convectivo y que se acentuaría en puntos de montaña debido al disparo orográfico. Asimismo, el viento de sudeste se adentraría a lo largo de la depresión del Ebro hasta la cabecera, donde convergería con viento de componente norte. Mientras tanto, en Cataluña imperaría el viento de sudeste, muy húmedo y cálido, por lo que aquí será clave el disparo orográfico en Pirineos.

Los valores de CAPE serán bastante elevados a partir de media mañana en prácticamente todo el sector objeto de estudio. En el entorno mesetario, se podrían alcanzar e incluso superar puntualmente los 2.000-2.200 J/kg. Estos valores serían ligeramente inferiores en Galicia, Asturias y Cantabria. Empero, los valores máximos se hallarían en el Cantábrico oriental, con 2.200-2.400 J/kg. Por último, en Cataluña se dispondrían de unos valores de CAPE de 1.700-1.900 J/kg en el prelitoral y entorno pirenaico. Con estos valores de CAPE, la convección puede ser bastante relevante. En el área de estudio, los valores de cizalladura en los primeros seis kilómetros rondarían los 10 m/s o incluso 15 m/s en el Cantábrico oriental y Cataluña. La helicidad en los primeros 3 kilómetros rondaría los 200 m2/s2. Por tanto, no descartamos la ocurrencia de episodios supercelulares puntualmente.

Nivel 2 en los páramos del norte de Burgos, extremo occidental de Navarra y este del País Vasco por tormentas que pueden dejar unos 30-40 mm en una hora y granizo de un diámetro máximo de 3 cm.

Nivel 1 en el norte de Castilla y León, Navarra y Pirineos por precipitaciones de hasta 30 mm en una hora y granizo de 2-3 cm de diámetro.

 Nivel amarillo por lluvias de 15 mm en una hora.

[A 21:20 horas del 03 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Jueves, 05 de julio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Imagen1

Análisis de la inestabilidad.

La inestabilidad que ha afectado en la jornada de hoy a buena parte del tercio norte mermará considerablemente mañana. Si bien los chubascos de origen convectivo pueden continuar afectando a puntos del Cantábrico, especialmente el oriental, durante la próxima madrugada, el mayor riesgo de tormentas fuertes se concentrará mañana en la región de Cataluña, asociado al tránsito de una onda corta y, especialmente, a una marcada convergencia de vientos.

Aunque la actividad convectiva en el área cantábrica irá claramente en decadencia a lo largo de la noche, a primeras horas de la madrugada los valores de agua precipitable serían de unos 34-36 mm en tramos horarios, mermando con el paso de las horas, por lo que aun se podrían registrar precipitaciones eficientes, si bien insistimos en la tendencia a reducir su intensidad. En lo que respecta a Cataluña, los valores de agua precipitable se incrementarían de forma ostensible de cara a la tarde. Los valores más sobresalientes se hallarían en el litoral y prelitoral, con 28-30 mm y en Girona especialmente, con 36-38 mm puntualmente a últimas horas de la tarde-noche. Los valores de humedad serían, por lo general, elevados hasta los 700 hPa. Las precipitaciones, por tanto, podrían ser eficientes, si bien tendrían un carácter bastante puntual.

El viento será, sin duda, un factor decisivo en el desarrollo de la inestabilidad. Se desencadenaría cierzo y tramontana en buena parte de la región. A pesar de ello, en la costa habrá un predominio del viento de sudeste que se adentraría por el prelitoral convergiendo con el cierzo. Este factor será el principal desencadenante de la inestabilidad mañana, y se sumaría al disparo orográfico en los Pirineos, permitiendo llevar las parcelas de aire hasta el NCL.

Los valores de CAPE serán muy bajos en comparación con los de estos últimos días. Los picos máximos serían de unos 800 j/kg en el prelitoral, especialmente en Girona. Con esto, no esperamos convección profunda ni actividad eléctrica demasiado acentuada en el sector.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar hasta 25-30 mm en una hora en el interior de Girona.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15 mm en una hora.

[A 20:35 horas del 03 de julio de 2018]


* Recordamos que los avisos emitidos son instrumentos probabilísticos que no pretenden homogeneizar los fenómenos previstos en las distintas regiones abarcadas. Se pretende hacer entender que la probabilidad de que dichos fenómenos acontezcan dentro de las áreas delimitadas es ciertamente elevada.

Miércoles, 04 de julio de 2018

Niveles de riesgo meteorológico.

Diapositiva1

Análisis de la inestabilidad.

La depresión aislada en niveles altos a la que tanto nos hemos referido en los últimos análisis, abandonará mañana nuestro entorno por el noroeste peninsular. El núcleo de la DANA se situaba hoy al oeste de Galicia y, en el transcurso de la jornada de mañana, se desplazará hacia el nordeste, acoplándose a otra depresión existente al oeste de Francia. Se producirá una cierta advección de vorticidad en el solar peninsular, que se sumará a un chorro difluente en el cuadrante nororiental y un aumento del gradiente térmico vertical debido a la cercanía del núcleo de la depresión, por lo que las tormentas podrían ser fuertes en puntos del tercio norte.

Un aliciente importante en el desarrollo de la inestabilidad en la jornada de mañana será el excelso contenido higrométrico que exhibirá el perfil en capas bajas en todo el entorno del Cantábrico. Esto se refleja en unos valores de humedad relativa que, en este sector, alcanzarían la saturación hasta los 850 hPa, siendo algo inferiores en capas más altas, aunque llegar a frustrar la convección. Los valores de agua precipitable serán, pues, elevados. Se esperan unos 32-34 mm en tramos horarios desde primeras horas de la mañana en el litoral del Cantábrico, especialmente el oriental, donde podrían alcanzarse valores cercanos a los 40 mm a media mañana. Estos valores se propagarían a Pirineos por la tarde. Por lo tanto, las precipitaciones serán, con gran probabilidad, eficientes.

El viento tendrá, asimismo, una repercusión importante en el desarrollo de la inestabilidad de cariz convectivo. Ello se deberá a la previsible formación de convergencias, especialmente marcadas en el cantábrico oriental, donde el viento de componente norte convergería con viento de sudeste procedente del Mediterráneo. En consecuencia, en este sector en particular la convección sería más acentuada.

La CAPE será más elevada en este último sector que hemos mencionado, donde se alcanzarían picos puntuales de 1600-1800 j/kg. Empero, en el resto del área de estudio se esperan valores de 1.000-1.200 j/kg, aunque cabe destacar que en la cara norte de los Pirineos se podrían alcanzar los 2.200 a 2.400 j/kg. Los valores de cizalladura en los primeros seis kilómetros en el Cantábrico oriental se situarían entre los 20 a 25 m/s. Esto, junto con los valores de CAPE señalados en este sector denota probabilidad de organización. La helicidad, no obstante, será muy baja. Con esto, esperamos organización convectiva en el Cantábrico oriental y probabilidad de granizo.

Nivel 1 por lluvias acompañadas de tormenta y granizo de pequeño tamaño que pueden registrar 30-35 mm en una hora en gran parte de Asturias, Cantabria, Pais Vasco, Navarra, La Rioja, extremo NE de Castilla y León y NW de Aragón incluyendo el pirineo oscense.

Nivel amarillo por lluvias acompañadas de tormenta que pueden registrar 15 mm en una hora.

[A 20:15 horas del 03 de julio de 2018]